Rómpete la cabeza y crea valor añadido

Con la crisis, y sin ella, nuestros clientes cada vez son más exigentes y buscan dar “algo más” a sus productos para diferenciarse de la competencia y conseguir así ser la decisión de compra del consumidor final.

El desarrollo del mundo digital y el exceso de oferta han globalizado el mercado y han convertido a los consumidores en expertos compradores y comparadores. Disponen de toda la información y de las opiniones que necesiten de cualquier lugar y en tiempo real.
Esto ha derivado en que las marcas se hayan tenido que poner las pilas para sobrevivir, porque ya no vale “mis clientes están acostumbrados a comprarme”. Ahora, si quieres que alguien adquiera tu producto debes ser de verdad el que mejor cubra sus necesidades.¿Qué hago para conseguirlo? ¡diferénciate!
No estamos hablando de ponerle a tu producto unos luminosos fluorescentes ni nada estrambótico que al final resulte inútil y además encarezca su precio, sino de dotar de valor añadido al objeto.
Según nos resume Bernd Schmitt en su libro Marketing Vivencial, las claves para la diferenciación de las marcas con su competencia son:
  • Toma conciencia sobre la evolución de las experiencias Las estrategias de marketing y publicidad de las marcas deben, no sólo planificarse, sino elaborarse pensando en primer lugar en los clientes
  • Los detalles sí importan, aumentan la calidad del servicio, la fidelización y por tanto la reputación
  • Toda empresa debe tener un elemento que le diferencie
  • Debemos analizar en términos de mercado. Las marcas deben incluir el estudio del consumo en sus estrategias de marketing y publicidad.
  • Quienes focalizan únicamente en la puesta en marcha de un producto sin atender a la evolución del consumo, están dejando fuera variables de gran relevancia que condicionarán también las decisiones de los usuarios
  • El dinamismo y la esencia dionisíaca –asociada a los placeres- eliminarán la burocracia, dando lugar a la creatividad, la emoción y la bienvenida al cambio
Tienes que romperte la cabeza, ser creativo, espiar otros sectores, aprender… para conseguir dar con la tecla y ser el mejor.
Esto es lo que hizo a AGA Ediciones con el lanzamiento de la colección de libros infantiles Olili y sus aventuras.
Tenían un gran producto, historias infantiles sacadas del diario de la infancia de Olivia F. Cabellos, su escritora. Estudiaron el mercado y la demanda de este sector y vieron una necesidad, carencia u oportunidad (como lo queráis llamar):no había libros para niños escritos al mismo tiempo en inglés y español, así que tradujeron los textos para que los más pequeños pudieran leerlos en ambos idiomas simultáneamente. Después les pusieron cara a los protagonistas con unas encantadoras ilustraciones de Ana de Puntillas y por último, lo más innovador, les dieron vida con la técnica de realidad aumentada.
La editorial, en lugar de esquivar las nuevas tecnologías y enfrentarlas como “la competencia que me está haciendo perder negocio”, se unió a ella y dotó de valor añadido a su producto para conseguir una ventaja competitiva en el mercado.
Paso a paso fueron creando un producto centrado en las necesidades de los clientes y como resultado han obtenido libros que los niños piden a gritos a sus padres porque pueden utilizarlos con tablets y smartphones;y que al mismo tiempo los colegios y los padres demandan para fomentar el inglés en la educación de sus alumnos e hijos.
LA CONVIVENCIA DEL PAPEL Y LOS DISPOSITIVOS DIGITALES ELEVADA A LA MÁXIMA POTENCIA, ESTO ES LA REALIDAD AUMENTADA
La realidad aumentada es la forma en la que definimos una visión de la realidad en la que se agregan elementos virtuales.

Para ello necesitamos un dispositivo capaz de leer imágenes (Tablet o Smartphone) y un software, normalmente una app. Una vez que tenemos instalada la aplicación, nuestro dispositivo leerá el código o el objeto real que tiene delante y nos mostrará a través de la pantalla la información o animación virtual.

Nos permite conocer información adicional sobre la pieza de un museo o ver cómo se divierte en la noria el personaje de nuestro libro.

Las posibilidades a nivel educativo son infinitas y muy pronto todos estaremos muy familiarizados con este nuevo tipo de realidad.