Firma Convenio Colectivo Nacional de Artes Gráficas

En el día de hoy, martes 26 de mayo, se ha procedido a firmar el texto definitivo del Convenio que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2016.

En el mismo acto se ha autorizado a los secretarios de actas para que realicen los trámites necesarios para su definitiva publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Tras la firma, el presidente de Feigraf, Eladio Muñoz, ha agradecido a la representación de los trabajadores y a la de los empresarios el esfuerzo realizado para hacer posible que el sector de la Industria Gráfica siga siendo un sector regulado. Circunstancia esta, comentó el presidente, “que opera en beneficio de todos los trabajadores y de las empresas del sector”.

Los representantes de los sindicatos CCOO y UGT celebraron igualmente que el texto definitivo pueda seguir preservando ese mínimo de regulación que todo sector necesita, con la esperanza de que en la próxima negociación la recuperación económica sea un hecho.

Como es habitual, las empresas pertenecientes al servicio de nóminas de la Asociación tendrán actualizado el Convenio en tiempo y forma desde este próximo mes de junio. Para cualquier duda, nuestras empresas tienen como siempre la Asesoría Jurídica a su disposición.


Montañas de tinta

Un equipo de científicos analiza por primera vez con todo detalle la microestructura que se forma sobre un papel impreso. Los datos podrían ayudar a desarrollar papeles y métodos de impresión más eficientes, ecológicos y baratos.

Autor: Antonio Martinez Ron de Next

Cuando escribes o imprimes sobre papel estás creando un paisaje microscópico que recuerda un macizo montañoso. Esta imagen ha sido obtenida  por un equipo de científicos finlandeses, quienes han aplicado varias técnicas de imagen en 3D para conocer con todo detalle la topografía  de la tinta sobre una superficie.

En el mapa obtenido, las áreas de color azul representan las capas más finas de tinta y las amarillas las más gruesas, lo que configura un paisaje irregular cuyo conocimiento podría tener aplicaciones prácticas.

Entre los datos observados, se ha determinado que la capa de tinta típica tiene un grosor de 2.5 micras, lo que supone una proporción de 1/40 respecto al grosor del papel y que la distribución  de la disolución está  determinada por cambios locales en la dureza del papel más que por la composición química, ya que las zonas más protuberantes del material son las que menos tinta reciben.

Los autores del trabajo, publicado en la revista Journal of Applied Physics, han usado tecnologías basadas en láser y rayos X. Los mismos consideran que el conocimiento de estas variaciones topográficas podrían ayudar a la industria de la impresión a diseñar técnicas más baratas y eficientes y menos agresivas con el medio ambiente.


Pack que no se ve corazón que no se siente

El lema de la última edición de Hispack “pack que no se ve corazón que no se siente”, ha sido un reflejo del futuro de la industria del packaging.

La reciente edición celebrada del 21 al 24 de abril de 2015 ha confirmado un cambio de tendencia sectorial y económica que apunta ya a la recuperación. Un total de 38.079 profesionales, un 8% más de las expectativas iniciales, visitaron el salón que se celebraba conjuntamente con la feria de tecnología alimentaria Bta. Los expositores han destacado la calidad de los asistentes –que a diferencia de los años de crisis han acudido con proyectos concretos de inversión-, y el aumento de la presencia de visitantes de 112 países, que suponen casi un 10% del total.

El sector del packaging ha constatado en Hispack la reactivación del mercado nacional, con la excelente respuesta de visitantes de todas las Comunidades Autónomas que han buscado especialmente innovación y soluciones para mejorar la competitividad de sus empresas y lanzar nuevos productos  al mercado, así como para comprobar las últimas tendencias.

En este sentido, se corrobora la tendencia que ya dibujó el Barómetro Sectorial Hispack Packaging Trends –estudio que recoge las opiniones de casi 1.500 representantes de empresas, expertos y entidades vinculadas al mundo del envase y embalaje-, según el cual el 70% de las empresas de la cadena de valor del packaging prevé facturar más este año y casi la cuarta parte de las compañías estima un crecimiento superior al 10%.

En cuanto a oferta, Hispack creció en número de empresas expositoras. Así, el Salón Internacional del Embalaje reunió  a un total de 607 expositores, un 7.6% más que en 2012. De estos 150 eran internacionales.

Las actividades programadas tuvieron un gran seguimiento, con más de 200 conferencias en las cuatro zonas temáticas creadas en esta ocasión (Trendpack, Premiumpack, Retail Area y Pack & Logistic Area).

La próxima convocatoria  será en 2018.


Revolución en la prensa

La impresión digital llega a las redacciones de los periódicos

Johannes Gutenberg conocido como el padre de la imprenta revolucionó el mundo de las artes gráficas en el siglo XV al confeccionar los primeros tipos móviles. Consistían en moldes de madera rellenos de plomo con cada una de las letras del abecedario.

Esta brillante idea supuso reducir a la mitad el tiempo que empleaban los monjes copistas en transcribir un libro y la aparición de la primera imprenta.

La llegada de la imprenta y el incremento de personas alfabetas en el mundo trajo consigo, un siglo más tarde, la prensa escrita. Pero ésta, no se convirtió en diaria hasta que la industrialización en general y las rotativas en particular se asentaron en el sector.

Desde entonces, los avances en las rotativas y en las formas de impresión han sido imparables. Primero fue la automatización, después el offset y ahora la digitalización.

La primera producción digital de un periódico

El “proyecto insignia”, como lo denomina el director de Marketing de Müller Martini, tiene como misión realizar la primera impresión digital de un periódico.

Mengis Druck AG  de Visp en el cantón suizo de Wallis, marca un nuevo hito en la industria gráfica e instala la primera máquina de impresión de periódicos digital en el mundo.  A partir del próximo julio, el buque insignia de Mengis, el “Walliser Bote” será el primer diario impreso en una máquina de impresión de rodillos HP T400 Color Inkjet.  Además,Müller Martini también suministrará un sistema de plegado de manroland y una sala de expedición.

¿Las grandes ventajas? Ahorro de costes, de espacio y facilidad para personalizar el producto, esta última sin duda es hoy en día la característica estrella que buscan todas las empresas.


Revolución en la prensa

La impresión digital llega a las redacciones de los periódicos

Johannes Gutenberg conocido como el padre de la imprenta revolucionó el mundo de las artes gráficas en el siglo XV al confeccionar los primeros tipos móviles. Consistían en moldes de madera rellenos de plomo con cada una de las letras del abecedario.

Esta brillante idea supuso reducir a la mitad el tiempo que empleaban los monjes copistas en transcribir un libro y la aparición de la primera imprenta.

La llegada de la imprenta y el incremento de personas alfabetas en el mundo trajo consigo, un siglo más tarde, la prensa escrita. Pero ésta, no se convirtió en diaria hasta que la industrialización en general y las rotativas en particular se asentaron en el sector.

Desde entonces, los avances en las rotativas y en las formas de impresión han sido imparables. Primero fue la automatización, después el offset y ahora la digitalización.

La primera producción digital de un periódico

El “proyecto insignia”, como lo denomina el director de Marketing de Müller Martini, tiene como misión realizar la primera impresión digital de un periódico.

Mengis Druck AG  de Visp en el cantón suizo de Wallis, marca un nuevo hito en la industria gráfica e instala la primera máquina de impresión de periódicos digital en el mundo.  A partir del próximo julio, el buque insignia de Mengis, el “Walliser Bote” será el primer diario impreso en una máquina de impresión de rodillos HP T400 Color Inkjet.  Además,Müller Martini también suministrará un sistema de plegado de manroland y una sala de expedición.

¿Las grandes ventajas? Ahorro de costes, de espacio y facilidad para personalizar el producto, esta última sin duda es hoy en día la característica estrella que buscan todas las empresas.


Heidelberg absorbe Hartmann

“Las necesidades del mercado hoy son más complejas y necesitábamos estar más cerca de esta realidad”

Fuente: interempresas

El pasado 24 de abril Hartmann reunió a la prensa especializada en sus instalaciones de Cornellá de Llobregat (Barcelona) para anunciar que Heidelberg Druckmaschinen AG ha comprado  a CoBe Capital el 100% de las acciones del grupo europeo Printing Systems Group (PSG), propietario de  Tetterode (Países Bajos), Plantin (Bélgica), Macchingraf (Italia), BTI- Hellas (Grecia) y Hartmann (España).

Al acto asistieron Harald Weimer, consejero de Heidelberg, Wolfgang Roth, director de ventas de Heidelberg, y Javier de Quadras, director general de Hartmann, quienes explicaron  los motivos y pormenores de la compra, cuyo precio no han querido hacer público.

“Llevamos un tiempo estudiando la posibilidad de ser algo más que partners. Queríamos crecer tanto en servicios como en consumibles, y la adquisición ha sido la fórmula más lógica. Tenemos confianza en el equipo y sabemos que vamos a mejorar en la atención a los clientes, sobre todo los industriales, que son más exigentes y tienen necesidades más complejas”, afirmó Weimer.

Para el consejero de Heidelberg, la compra de Hartmann supondrá un salto cualitativo en el trato con los clientes: “Necesitamos estar más conectados con ellos”.

El acuerdo, que vivirá un periodo de transición de 12 meses, “no cambiará ni la estructura ni la organización en España de Hartmann”, puntualizó Javier de Quadras, quién aseguró que a partir de ahora podrán ofrecer más servicios.

Aunque el nombre definitivo de la empresa está por decidir, Weimer cree que en 5 ó 10 años el más sensato será Heidelberg España, en la línea del adoptado en otros países. Pero puntualiza: “Cuando la identificación con la marca  en un país es muy fuerte, depende de cada empresa, en este caso de Hartmann”.

“Con el capital  riesgo de CoBe teníamos una visión  a corto plazo. Ahora Heidelberg conoce el negocio y queremos objetivos a largo plazo. Esta situación nos da mucha seguridad de cara al futuro”, explicó de Quadras. “Este negocio no son sólo  cifras. Son muy importantes las personas y juntos podemos ser más fuertes”, concluyó.


Trabajadores conflictivos

Como directivo, quizás en algún momento de tu carrera te tocará trabajar con personas conflictivas en tu equipo. Afrontar el conflicto a tiempo es una de las pautas a seguir para mejorar la situación

Autor: Infojobs

Afrontar el problema en lugar de ignorarlo

Lo mejor que puedes hacer como responsable del equipo es dirigirte al trabajador o trabajadores protagonistas del conflicto tan pronto como perciba el más mínimo problema. Ignorar el problema solo hará que la cosa vaya a peor y tu equipo dará una mala imagen tanto dentro de la compañía como de cara a los clientes.

Dirígete a la fuente del problema

En todas las empresas hay rumores y siempre hay quien los alimenta para darle más dramatismo al asunto. La única manera de frenar estos rumores y el malestar que pueden generar es hablar directamente con sus protagonistas. Si hay quejas sobre un trabajador, pregunta por los hechos y por las personas que se han visto afectadas por este trabajador. Solo si hablas con los testimonios que puedan relatar los hechos tal y como realmente han sucedido podrás pedir explicaciones al trabajador que ha generado el conflicto. Nunca deberías pedirle explicaciones si no estás seguro de la veracidad de los hechos.

Maneja el problema con profesionalidad

Recuerda que, como responsable, tus actos no van a pasar desapercibidos por tu equipo ni por el resto de compañeros de la compañía. Si tienes que discutir algún tema con un trabajador, hazlo en privado, escuchando todo lo que tenga que decir y dirigiéndote a él siempre con respeto. Una discusión acalorada donde se escuchen gritos y reproches, aunque estéis solos en una sala, solo dará una mala imagen de ti como responsable por no saber gestionar los conflictos con asertividad.

Nada es personal

Al hablar con un trabajador no deberías decirle cosas como "tú siempre haces tal cosa" o "te equivocas cuando dices que...". Frases como estas, en las que se cuestiona a la persona, solo harán empeorar las cosas y que el trabajador se sienta atacado. Como responsable del departamento puedes cuestionar hechos o resultados, cosas objetivas que no tienen nada que ver con la persona. Si expones tus argumentos correctamente, aunque el otro trabajador pueda no tener el mismo punto de vista que tú, jamás se sentirá cuestionado a nivel personal y su actitud será mucho más positiva.

Ponte en el lugar del trabajador y ayúdale a mejorar la situación

Antes de  llegar a una conclusión sobre el comportamiento del trabajador en cuestión, intenta ver las cosas desde su perspectiva. Cada uno cargamos con nuestra mochila de problemas y es posible que la situación personal de este trabajador se vea afectada por ellos. Habla con él para ver qué está afectando a tu trabajo o a su relación con los compañeros e intentad encontrar una solución que le pueda ayudar. Si crees que tiene potencial, a pesar de su conflictividad, apuesta por él y ayúdale a potenciar sus habilidades y a mejorar sus puntos débiles. No olvides reforzar con un feedback positivo los esfuerzos que esté haciendo el trabajador para mejorar su comportamiento.

El despido debe ser la última opción

Si todos tus esfuerzos por mejorar la situación fallan, quizás este no sea el lugar de trabajo ideal para este trabajador. Debes hacer todo lo posible para conseguir lo mejor de tu equipo, pero si el trabajador no muestra ningún cambio en su comportamiento ni tiene intención de hacerlo, después de las advertencias o sesiones de coaching que puede haber recibido, deberás hablar seriamente con él sobre su situación en la empresa. Si lo necesitas puedes consultar el tema con el departamento de RR.HH y pedir asesoramiento sobre el protocolo a seguir en estos casos.


Residuos electrónicos

Dado que son productos muy complejos que generalmente incluyen numerosas partes y componentes, la respuesta a dar no es fácil y se acaba "tirando por la calle de en medio"

Autor: Sergio Ródenas, Servicio de Medio Ambiente

Esta es una pregunta a la que se enfrentan muchos responsables de calidad y medioambiente en las empresas a lo largo de una auditoría de medioambiente, cuando el personal de la empresa acude a su mesa para preguntarle en que contenedor depositan un equipo obsoleto o averiado (pantallas y ordenadores, impresoras, móviles, equipos de aire acondicionado…)

Dado que son productos muy complejos que generalmente incluyen numerosas partes y componentes: piezas metálicas y plásticas variadas, carcasas de plástico, madera o metal, tarjetas de circuitos impresos, tubos de rayos catódicos, pantallas de cristal líquido, cables, pilas, baterías, componentes eléctricos y electrónicos, diversos fluidos, contrapesos de hormigón, cartuchos de impresión, motores eléctricos, etc. algunos de ellos de naturaleza peligrosa, por lo que la respuesta a dar no es fácil y se acaba “tirando por la calle de en medio”.

En muchos casos se responde que el punto limpio, o que al contenedor de baterías usadas, o peor aún, que no se sabe y que lo tiren fuera, en los contenedores de residuos urbanos. Grave error este último ya que en el caso de un teléfono móvil, (donde los metales representan el 23 % de su peso) se puede contar con la presencia de 40 de los metales recogidos en el sistema periódico: metales básicos como el cobre, estaño, metales especiales como el cobalto, indio y antimonio, y metales preciosos como la plata, oro y paladio.

Hay que tener en cuenta que los residuos procedentes de los aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) han continuado incrementándose, los ciclos de innovación son cada vez más breves y la sustitución de los aparatos se acelera, convirtiendo estos en una fuente creciente de residuos, y esta pregunta, cada vez, será más habitual.

Para ayudarnos a responderla correctamente tenemos el nuevo Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, en vigor desde el 22 de febrero de 2015.

Si hay algo que caracteriza a esta nueva norma es que prioriza la producción y consumo sostenibles mediante, de forma prioritaria, la prevención de la generación de RAEE y el fomento de técnicas de tratamiento como la preparación para la reutilización y por primera vez se contempla el aparato eléctrico usado, del cual pretendemos deshacernos, pero que aún funciona, y por lo tanto no es residuo, de acuerdo a la Ley 22/2011, de residuos.

En ese caso, el Real Decreto nos dice que, cuando sea posible, se destinarán los aparatos usados a un segundo uso mediante su entrega:

  • a entidades sociales sin ánimo de lucro que puedan dar un segundo uso a los aparatos,
  • a los establecimientos dedicados al mercado de segunda mano, o a través de otras vías de entrega para su reutilización y alargamiento de la vida útil de los productos. En el caso de que exista una comercialización del aparato usado, ésta se acreditará a través de un documento, como una factura formalizada, que acompañe al AEE y que pudiera identificar al comprador y al vendedor.

Si el aparato se considera residuo, porque el aparato resulta inutilizable, por falta de componentes esenciales o por daños estructurales difícilmente reparables, entre otras causas, los usuarios  deberán entregarlos como RAEE siguiendo las previsiones de este real decreto, y que en el caso de las empresas no es otro que entregarlo a un gestor autorizado de residuos.


El lenguaje en las relaciones laborales

Otro mensaje es posible a la hora de entender las relaciones laborales

Autor: Jesús Alarcón Fernández. Coach  ejecutivo y sistémico CORAOPS.

Me he permitido hacer una  aproximación al lenguaje que se utiliza en el mundo del trabajo y  tras una mínima profundización he tomado conciencia del largo camino que tenemos  por delante como Coaches. Al menos, así lo entiendo yo.

Por empezar por lo más básico, la denominación más extendida de los estudios universitarios relacionados con las personas y las relaciones laborales es la de “Recursos Humanos”. Tan solo he encontrado una Universidad, en Madrid, que haya sustituido esa denominación por la de “Dirección y desarrollo de personas”.

Es frecuente también que en el mundo de la empresa se conceptúe a los empleados como “capital humano” o se haga referencia a ellos como su “mejor activo” o “factor trabajo”. Tanto la palabra “recurso” como estos tres últimos, son términos vinculados al lenguaje financiero, económico o mercantil  y de aplicación impropia cuando se habla de personas. Fundamentalmente, porque las posiciona al mismo nivel que otros recursos productivos de la empresa, lo que, a mi juicio, pudiera ser la primera invitación a “gestionar” a las personas de igual manera que al resto de recursos. Y además, este lenguaje despersonaliza, deshumaniza y discrimina a la figura del empresario, como si este, en verdad, no formara parte del colectivo humano de una empresa.

Otra reflexión me ha surgido tras realizar un breve análisis del Estatuto de los Trabajadores y algunos Convenios Colectivos. Merece destacarse el hecho de  que el lenguaje que se plasma en las normas básicas que regulan las relaciones laborales evoca un clima de enfrentamiento y rivalidad poco productivo para la convivencia armónica en el seno de las empresas. Y además, potencia la división de las personas entre clase trabajadora y clase empresarial. Y lo que divide, separa.

Se puede destacar que aunque en algunos textos se ha sustituido la denominación “Poder de dirección del empresario”, que sugería la dirección basada en el poder, por  la de “Facultades del empresario”, todavía siguen constando un número de obligaciones propias del ejercicio del poder que a unos y a otros les confieren las normas. De una somera lectura de estos textos se puede presumir la desconfianza y la permanente sospecha que la aplicación de la normativa  ha trasladado a las relaciones laborales. Hasta el punto que los protagonistas han de vigilarse entre sí, como así se expresa en numerosos artículos.

Algunas frases como: “Inviolabilidad de la persona del trabajador”,  “verificación del estado de la enfermedad, “el trabajador debe al empresario la diligencia y colaboración…”posicionan a los protagonistas en un ámbito de desconfianza mutua y recelo permanentes, donde cada parte del contrato debe permanecer en alerta ante el presumible engaño de la otra. Estos ejemplos son solo una mínima parte de lo que se podría descubrir en un análisis detenido de nuestra normativa laboral.

Pudiera ser que todavía las relaciones laborales no puedan ser entendidas de otra manera, pero yo prefiero creer que otro lenguaje es posible.

Un tercer ámbito, igualmente improductivo para las relaciones entre personas, es el lenguaje que utilizan algunos agentes sociales. Los sindicatos más representativos utilizan un lenguaje poco conciliador. Basta con  navegar por sus páginas web o escuchar los mensajes que lanzan en sus concentraciones  para observar cómo posicionan al colectivo que dicen representar. “Te están quitando tus derechos” “El empleo que nos dan es precario”. Se trata, sin duda, de explicaciones tranquilizadoras donde otros son los responsables de tu destino y de tus problemas. Y esos otros, también son quienes tienen la obligación de solucionarlos. Y lógicamente,  del mensaje se puede deducir que si los otros son los responsables de crear empleo, también lo son de su destrucción y de la calidad del mismo. Las organizaciones empresariales de ámbito superior, por su parte, parecen haber admitido ese rol sin percibir cómo quedan posicionados  los empresarios ante la sociedad. Humanizar la figura del empresario es responsabilidad de todos, también de las instituciones empresariales.

Así las cosas, ¿por dónde empezamos?, ¿podemos imaginar cómo se entenderían las relaciones laborales si sus normas estuvieran redactadas con otro lenguaje más generativo?, ¿cambiarían los roles de sus protagonistas? Seguro que sí.

En cualquier caso, es gratificante creer que al final de este camino nos aguarda la restauración de valores como la confianza, la comprensión y el compromiso. 


¿Quién da más? Impresión 3D en 2015

2015 será el año en el que las empresas estarán por delante de los consumidores en la adopción de nuevas tecnologías, tales como la impresión 3D.

La consultora Deloitte ha presentado su décimo cuarto estudio “Predicciones en Tecnología, Medios y Telecomunicaciones”. En él concluye que este año se verá marcado por las ventas de artículos relacionados con el mercado del ya famoso Internet de las Cosas y la adopción de tecnología como drones e impresoras 3D.
 
Además, este estudio ha generado grandes expectativas en el mundo de los libros impresos. Según la multinacional, el “libro-libro” dominará la industria editorial y representará el 80% de todas las ventas de libros en dólares y unidades.

¿Se había creado una burbuja en torno al libro digital?

El aroma de la tinta de un libro nuevo, la fragilidad de sus hojas, su textura… estos son algunos de los “placeres” que no nos dan los libros digitales.

Tras la aparición de los eBooks hace 10 años, se empieza a desinflar la burbuja que se había creado en torno a ellos, y es que los pronósticos de que en 2017 las ventas de estos en Estados Unidos superarían a las del papel, no sólo no se cumplen, sino que ya en 2014 se ha confirmado la tendencia puntada en 2013: las cifras de crecimiento del formato electrónico se estancan.

Según el último informe de Nielsen Books & Consumers, la venta de los eBooks ha descendido hasta el 21%, después de llegar al 24% en el primer semestre de 2014. Por el contrario, el libro impreso de tapa blanda subió del 42% al 43% en el mismo periodo y la tapa dura alcanzó el 25%.

Además, otros dos informes, según publicaba el periódico La Vanguardia, refuerzan la idea de que al libro en papel aún le queda una larga vida. Las librerías londinenses Foyles y Waterstones han anunciado que las ventas del libro físico han aumentado en las pasadas navidades un 8% y un 5% respectivamente en comparación con el año 2013, lo que llevó a la revista Time a preguntarse si el libro digital había dejado de ser un icono significante de moda.

En España, el libro digital es muy poco aceptado en comparación con otros países. Según la encuesta del CIS realizada a 2.477 personas mayores de 18 años el pasado diciembre, el 79,7% de los lectores asegura que prefiere leer libros en papel que en la pantalla. El porcentaje sube al 80,1% en las edades de 18 a 24 años, mientras que el número de españoles que muestra su poca o nula predisposición a leer libros electrónicos en el futuro es muy alta: 46,6%.

">¿Cómo será la situación en el futuro más cercano?

“Tal vez un 60% papel y un 40% digital, o un 50%-50%”. Lo que sí tiene claro Núria Cabutí, consejera delegada de Penguin Random House, es que hay que seguir invirtiendo en digital y la estrategia debe ir dirigida a cuidar muy bien los dos formatos.

No es cuestión de decidir entre uno u otro, sino que una vez pasada la vorágine de lo novedoso ha llegado la calma en un mundo en el que el libro digital va a convivir con el libro físico.