nuevo certificado fsc

Conociendo el nuevo estándar FSC® ¿Quién necesita estar certificado?

El certificado FSC es ya una de las certificaciones habituales del sector de la impresión. Sin embargo, muchas empresas, ante las consultas de algunos clientes, dudan de si deben o no estar certificados o de si pueden o no utilizar el término FSC de alguna forma.

Recordamos de una manera general que la certificación es necesaria para cualquier organización que quiera hacer una declaración FSC acerca de sus productos y que cualquier cambio de propiedad en la cadena de suministro de productos certificados FSC requiere que se establezcan sistemas de gestión de CoC que sean efectivos a nivel de la organización respectiva y que sean verificados por una entidad de certificación independiente acreditada por el FSC.

Sin embargo, cubrir todas las opciones de negocio y excepciones posibles en un documento es difícil y a lo largo de los años, desde el nacimiento en 2011 de la versión 2-1 del Estándar General de Cadena de Custodia han ido apareciendo documentos complementarios y aclaraciones que entre otras cosas, complementaban la norma de forma que amparase dentro de su alcance esas diferentes opciones.

Todo ese “Know How” recopilado ha pasado a formar parte de la nueva versión, el FSC-STD-40-004 3.0, y aunque en la versión 2-1 ya se detallaba a quien aplicaba la norma, la 3-0 ahora incluye una tabla detallada sobre los condicionantes que determinan cuándo es necesario estar certificado.

La nueva versión del certificado FSC

En dicha tabla se parte de la premisa de que tiene la propiedad legal de los productos certificados y se pretende realizar al menos una de las siguientes actividades:

  1. venta de productos certificados FSC con declaraciones FSC en los documentos de ventas;
  2. etiquetado de productos como certificados FSC;
  3. fabricación o cambio en la composición (por ejemplo, el mezclado o agregado de materiales de base forestal al producto) o en la integridad física (por ejemplo, re-embalaje o re-etiquetado) de productos vendidos con declaraciones FSC;
  4. promoción de productos certificados FSC, excepto en productos terminados (por ejemplo, un cuaderno, un lápiz) y etiquetados que pudieran estar siendo promovidos por entidades no certificadas (por ejemplo una gran superficie anunciando “mesas de jardín certificadas”).

Sumado a esto, y especialmente relacionado con el sector, la norma ahora contempla la posibilidad de trabajar con editoriales o empresas similares que suministran el papel a las imprentas, sin ser necesario que estas estén certificadas, siempre y cuando el material se transporte directamente desde un proveedor certificado FSC a la organización.

Autor: Sergio Ródenas, colaborador Consultoría Medioambiente neobis


ecoetiqueta

Ecoetiqueta e impresión

Cada vez son más los productos que portan su propia ecoetiqueta, y cada vez son más los impresores que deben enfrentarse a clientes que demandan sus productos gráficos incluyendo dichas etiquetas.

Algunas etiquetas o logos pueden ser utilizados sin requisito alguno, como el “Moebius” asociado al reciclado, pero otros requieren licencias, certificados o aprobaciones específicas, pudiendo esto ser un problema para la imprenta si el cliente o el diseñador no conoce los requisitos de estas marcas y los usa sin tener en cuenta estas limitaciones.

La primera ecoetiqueta y la más conocida por los impresores al estar directamente relacionada con el producto gráfico es FSC®. El Forest Stewardship Council A.C. (FSC) busca promover una gestión forestal ambientalmente apropiada, socialmente beneficiosa y económicamente viable de los bosques del mundo. Con la idea de crear un sistema de certificación a escala mundial, la Asamblea Fundadora del FSC se llevó a cabo en Toronto, Canadá en 1993. El logo de FSC debe ser utilizado siempre con licencia asociada a un certificado en vigor, que identifica a la imprenta, editor o fabricante del producto y requiere una autorización previa a su uso por parte de una entidad de certificación.

La segunda ecoetiqueta de la que hablaremos y que también está directamente relacionada con la impresión es PEFC. De forma similar a la anterior su objetivo es asegurar que los bosques del mundo sean gestionados de forma responsable, y que su multitud de funciones estén protegidas para generaciones presentes y futuras. Para ello cuenta con la colaboración de propietarios y empresas del sector forestal, que apostando por la certificación de sus bosques e industrias, están asegurando la sostenibilidad del sector. Su logo requiere también una licencia asociada a un certificado, pero siempre y cuando se respeten las normas de uso no se requiere la autorización del uso por parte de una entidad de certificación.

Otra ecoetiqueta relacionada con el producto gráfico y con el papel es la Ecoetiqueta Europea “Ecolabel.  Creada en el año 1992, la Etiqueta Ecológica Europea constituye una  parte importante de la política comunitaria de instrumentos voluntarios  de ayuda a las empresas y a los  consumidores para mejorar su actuación ambiental. El objetivo es promover productos que pueden reducir los efectos ambientales adversos, en comparación con otros productos de su misma categoría, contribuyendo así a un uso eficaz de los recursos y a un elevado nivel de  protección del medio ambiente. Su uso es restringido a grupos de producto específicos entre los que se encuentra el papel impreso. Su uso es restringido a aquellos productos a los que se le ha concedido dicha etiqueta, debe portar un numero de licencia y está protegida por la legislación europea.

Existen otras etiquetas que sin estar directamente relacionadas con el producto gráfico empiezan a ser bastante comunes en los embalajes, catálogos o memorias medioambientales de las empresas asociadas a la fabricación y distribución de alimentos:

La primera es una etiqueta asociada al uso de productos derivados de la palma, RSPO Roundtable on Sustainable Palm Oil (Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible). RSPO fue fundada en 2004 como respuesta a la imagen negativa que la industria de aceite de palma estaba generando por sus impactos sociales y medioambientales. Al igual que FSC fue creada por un conjunto de partes interesadas como productores, sociedad civil, gobiernos y compradores. Para usar su logo se requiere disponer de una licencia emitida por RSPO al producto de palma o productos derivados, pero no demanda aprobaciones específicas.

La segunda es UTZ, una etiqueta que permite a los productores de café, cacao y té demostrar que operan de manera responsable, conforme a estrictos estándares sociales y medioambientales. UTZ fue creada en 2002 originalmente como UTZ Kapeh, que significa 'buen café' en el idioma Maya, el Quiché. Fue fundado por Nick Bocklandt, un cultivador de café belga de Guatemala, y Ward de Groote, un tostador de café holandés, con el objetivo de implementar la sostenibilidad a gran escala en el mercado mundial. El uso de su etiqueta tanto en embalajes como a nivel promocional requiere de una aprobación directa de la organización.


personalización sin etiquetas con xerox

Adiós etiquetas en objetos 3D con Xerox

La innovadora arquitectura de pequeños inyectores de acero inoxidable que integra la nueva impresora de inyección de tinta Direct to Object de Xerox, ofrece un nuevo método para personalizar objetos 3D bajo demanda sin necesidad de tener que utilizar etiquetas. Los inyectores se encuentran en los cabezales del equipo - que tienen el tamaño de una baraja de cartas -, e imprimen con total precisión sobre objetos tan pequeños como el tapón de una botella o tan grandes como un casco. Además, puede imprimir sobre diferentes tipos de materiales, como plástico, metal, cerámica y vidrio.

“Esta innovadora solución nos ofrece una nueva forma de crear productos personalizados de forma instantánea en un momento en el que los consumidores quieren que haya cada vez más personalización en los productos”, afirma Brendan Casey, vicepresidente de la división Xerox Engineering Services. “Imagina un amante de los deportes llegando a casa de un partido con un casco o balón que ha sido personalizado para él en el mismo estadio, o una tienda que ofrece la posibilidad de personalizar cientos de artículos”.

Xerox utiliza algoritmos de mejora de la calidad de imagen que controlan los inyectores microscópicos (la mitad del tamaño de un cabello humano). Al distribuir la tinta con precisión a distancias de aproximadamente 0,6 cm, el equipo puede imprimir en superficies curvadas, lisas, rugosas, etc., y a una resolución de entre 300 y 1.200 ppp. Además, puede manejar hasta 30 objetos por hora con posibilidades de escalar la producción.

“La auténtica novedad es que podemos imprimir directamente sobre objetos, tales como botellas de acero con un diseño muy curvado, sin necesidad de invertir tiempo y dinero en imprimir etiquetas, como ocurre con la flexografía o serigrafía”, explica Wayne Buchar, ingeniero jefe de la división Xerox Engineering Services.

Otras características incluyen:

  • Es compatible con prácticamente cualquier tipo de tinta, incluyendo las tintas UV, acuosas o solventes, y puede funcionar a temperaturas de hasta 140ºC, permitiendo utilizar tintas especiales para satisfacer las necesidades más exigentes.
  • Gracias a su diseño flexible, se puede imprimir fácilmente sobre objetos 3D para personalizarlos.
  • El software de Xerox asegura que los cabezales que distribuyen la tinta sobre el objeto están alineados cuando imprimen en color. Además, también garantiza la mejor calibración del color de su clase.

La nueva impresora supone una nueva oportunidad de ingresos para una amplia variedad de sectores, incluyendo:

  • Retail – En el competitivo sector del retail, donde las tiendas físicas están luchando constantemente con las tiendas online, este atractivo y sencillo sistema para personalizar objetos permite a las tiendas imprimir de forma asequible sobre una amplia variedad de objetos
  • Industria de la impresión – Los que se dirigen a diferentes mercados, como los proveedores y distribuidores de servicios de impresión, pueden ofrecer pequeñas tiradas para personalizar diferentes tipos de productos.
  • Packaging y fabricación – El sueño de un profesional del packaging es eliminar el coste y el dolor de cabeza que supone imprimir etiquetas y ser capaz de personalizar los envases. La nueva impresora de Xerox integra una arquitectura flexible que incluso puede ayudar a los transportistas si fuera necesario.

Disponibiildad
Direct to Object es una solución personalizada que se configura en función de la demanda. Xerox trabajará para optimizar una configuración personalizada adaptada específicamente para las aplicaciones de los clientes. Su precio, a partir de 145.000 dólares, variará en función de cuál sea la configuración y las opciones que incluya.
Xerox mostrará Direct to Object en el stand #1625 que tendrá en Graph Expo, la feria de artes gráficas más importante de Norteamérica (Orlando, Florida, del 25 al 28 de septiembre). Además ha recibido un premio MUST SEE ‘EMS 2016, en la categoría ‘Future of Print’. Los MUST SEE ‘EMS son unos premios anuales que reconocen los productos más novedosos e innovadores que se exhiben en Graph Expo.