seguro de responsabilidad civil de directivos

¿Tienes un seguro de Responsabilidad Civil de Directivos?

Se prevé que un 85% de las Pymes tengan contratado un seguro de Responsabilidad Civil de Directivos.

Es una realidad mucho más frecuente de lo que te imaginas. En el último año las reclamaciones contra directivos han crecido en un 63%. Especialmente por parte de accionistas y empleados en PYMES del sector de la construcción, industrial, energético e inmobiliario según el estudio sobre el Seguro de Responsabilidad Civil de Consejeros, Directivos y Altos Cargos.

Al contratar una póliza de Responsabilidad Civil de Directivos consigues:

  • despreocuparte ante quejas de acreedores, accionistas o empleados
  • disponer de cobertura tanto de tus bienes como de los de tu cónyuge o pareja de hecho
  • y la tranquilidad de saber que estás protegido más allá de la fecha de vencimiento del seguro: hasta 72 meses más tarde por jubilación, si el siniestro sucede durante el periodo de vigencia del seguro

Descripción

La responsabilidad civil como administrador o directivo, de hecho o de derecho, cubre al asegurado de los perjuicios económicos causados a la empresa -en el ejercicio de su profesión- y de terceros. En esta póliza no se cubren las consecuencias económicas derivadas de un daño personal o material.

Cualquier persona que ostente un cargo en empresa, institución, asociación, cooperativa y fundación, es susceptible de cometer un error en su gestión y, por tanto, ser considerado responsable de los prejuicios económicos sobrevenidos por esa mala gestión.

Ventajas

Este seguro que contrata la empresa cubre a todos los administradores y directivos de la empresa sin necesidad de nominarlos, a los de sus empresas filiales y a los que de éstas, figuren en el consejo de administración de empresas participadas.

La empresa se pone a resguardo de las reclamaciones que pueda recibir de carácter económico por socios, empleados, clientes, etc. por la mala gestión de sus directivos. El administrador o directivo pone a salvo su propio patrimonio al poder disponer de una cobertura adecuada.

Además, se cubren los gastos de defensa, a veces cuantiosos, en los que debas incurrir ante una reclamación

¿A quien se considera Administrador de la Empresa?

A cualquier persona física que sea Consejero, Administrador, Director General, Gerente o cualquiera otra equivalente, haya ostentado u ostente la calidad de miembro del órgano u órganos de administración de la sociedad a la que representa o haya tenido o tenga poderes que impliquen el ejercicio de facultades de decisión o gobierno de dicha sociedad.

¿En qué responsabilidades incurren los administradores?

  1. Responsabilidad por daños: ocasionados a la sociedad, los socios o terceros derivados de actos u omisiones del administrador que sean ilícitos, faltos de diligencia o negligentes, que ocasionen un daño real y sean propios de la gestión de la sociedad. En este supuesto:
  • Responde el administrador personalmente con todos sus bienes
  • Exige demostración de la culpa del administrador (Responsabilidad subjetiva)
  • Acción social o acción individual de responsabilidad
  • NO SE ASEGURAN LOS DAÑOS MATERIALES NI PERSONALES. SOLO LOS PURAMENTE PECUNIARIOS. SÍ SE INDEMNIZAN LOS DAÑOS MORALES EN EL CASO DE RECLAMACIONES DE EMPLEADOS POR DIFAMACIÓN, DISCRIMINACIÓN, MOBBING
  1. La responsabilidad por deudas sociales que se origina exclusivamente por:
  • La obligación de disolver la sociedad por las causas legal o estatutariamente establecidas y no hacerlo
  • Por no adaptar la sociedad a la ley que la regula:
  • El administrador responde solidariamente con la empresa con todo su patrimonio
  • No exige demostración de la culpa. Responsabilidad objetiva
  1. La responsabilidad por deudas tributarias contraídas con la administración por:
  • Comisión de infracciones tributarias leves: aquellas en las que la responsabilidad del administrador se limita a la sanción derivada de la comisión de la infracción. Responde subsidiariamente.
  • Comisión de infracciones tributarias graves: aquellas en las que el administrador responde de la totalidad de la deuda tributaria (dejar de ingresar u obtener beneficios, desgravaciones o devoluciones fiscales indebidas). Responde subsidiariamente.
  • Responsabilidad por obligaciones tributarias pendientes de pago en caso de cese de la actividad. Responde subsidiariamente.
  • La Ley General Tributaria establece que “responderán solidariamente de las obligaciones tributarias todas las personas que sean causantes o colaboradoras de la realización de una infracción tributaria”. Así, en caso de que se acuerde por la Administración Tributaria, siguiendo el procedimiento aplicable, el responsable podría ser compelido a responder por la deuda tributaria, sin esperar a declarar la insolvencia de la sociedad.

En Neobis, a través de nuestro departamento de Seguros, hemos llegado a importantes acuerdos con Compañías de primer nivel para poder ofertar a todos nuestros asociados póliza de Responsabilidad Civil de Consejeros y Directivos en condiciones muy ventajosas.

Autor: Carlos Lao, colaborador Consultoría Seguros neobis


ciberataques

Ciberataques, el enemigo invisible

Los ciberataques son un peligro real causante de grandes pérdidas. Contratar un buen seguro de empresas, te ayudará a reaccionar tras un ciberataque.

Las empresas cada vez utilizan más la tecnología para ser más eficientes, y cada vez son más dependientes de ella. Pero, ¿son conscientes de los riesgos a los que están expuestas? Los ciberataques son un peligro real causante de grandes pérdidas.

Vivimos en la gran era de la tecnología, de la informática, de las redes sociales y del intercambio de contenidos en internet. La actualidad se rige por los dispositivos electrónicos (móviles, smartphones, portátiles, tabletas…) y que poco a poco se han ido adueñando del tiempo. El “hoy” es sinónimo de fácil accesibilidad a todo tipo de información, que permite viajar con una tecla, compartir la vida privada sin moverse de casa, pero toda esa “comodidad” debe ser vigilada y protegida. El enemigo acecha.

Los ciberataques son cada vez más frecuentes y se aprovechan de la ignorancia de muchos a la hora de salvaguardar contenidos y dispositivos. Sin saberlo, particulares y empresarios viajan desprovistos de la seguridad necesaria que les sirva para escudarse de los hackers. Datos confidenciales, imágenes, archivos, están indefensos y se deben poner todas las armas disponibles con el fin de protegerse de posibles ciberestafas y ciberataques.

Peligros cotidianos

Generalmente cuando viajas o simplemente te desplazas a otro lugar lejos de la tranquilidad de tu casa, sueles conectarte a una red Wi-fi abierta. Según los expertos en ciberseguridad de la empresa alemana G Dataestas redes inalámbricas no sueles estar convenientemente protegidas y es muy sencillo para un cibercriminal espiar el contenido de todo lo que circula a través de ellas”. Por lo que es recomendable tener especial precaución a la hora de dar tus datos personales o contraseñas, así como en las compras online que realices. En especial si se trata de un viaje de trabajo o negocios.

Basta recordar el famoso y polémico caso “Celebgate” en el que se robaron indiscriminadamente fotos intimas de celebridades, para tener siempre la guardia en alto y mantener un sistema de seguridad operativo y actualizado en todos los dispositivos electrónicos.

Las empresas en el punto de mira de los ciberataques

El entorno empresarial y financiero de todo el planeta está siendo, actualmente, objetivo directo por parte de los cibercriminales. El robo de información confidencial y de datos secretos coloca a las empresas en una situación complicada por lo que deben proteger sus instalaciones de manera muy especial. Los delincuentes suelen codificar los datos de la empresa para luego solicitar un rescate bajo la amenaza de destruir la información sustraída.

Existen dos rangos de ofensiva: la amenaza informática y los ciberataques. La amenaza son “malware” que buscan infectar el mayor numero de sistemas, sin diferenciar entre ordenadores de usuarios particulares o de empresas. Buscan el beneficio inmediato para el ciberdelincuente. Por su lado, el ciberataque, busca información muy concreta o ataca sólo a un sector o país en especial: robo de contraseñas, archivos y contenido audio-streaming, interceptación de información de geolocalización y acceso a cámaras web son algunos de los delitos.

"El 67% de las empresas europeas han sufrido un ciberataque"

Por qué un seguro

Tras los ciberataquea, las pérdidas de una empresa pueden llegar a ser cuantiosas. Por un lado, las pérdidas materiales. Los equipos pueden quedar inutilizados durante un tiempo. Además en algunos casos mientras esos equipos informáticos vuelven a funcionar, el tiempo que estén parados es tiempo que no producen. Otro gasto importante que deberás afrontar tras un ataque de este tipo es el coste de volver a instalar un sistema de seguridad. Lo mejor siempre es ponerse en manos de especialistas.

Además, en el caso de robo de datos personales, existe una cobertura de Responsabilidad Civil, ya que según la LOPD un tratamiento indebido de los datos personales puede terminar en demanda. También coberturas contra el robo, bien sea robo de dinero a través de estafas a través de internet o bien robo de archivos o incluso de dispositivos electrónicos y móviles.

Como ves, como empresario, tienes una puerta abierta a un ciberataque. Protege tus intereses y tu patrimonio con un seguro de empresas. Y si ya tienes uno, actualiza tus coberturas.

Autor: Carlos Lao, colaborador Asesoría de Seguros neobis