Acabados que impresionan

Una invitación que sólo se lee bajo el agua, una revista que huele a chocolate o una etiqueta que cambia cuando la enfriamos o la calentamos. Imprimir imaginación al producto gráfico y sus acabados puede ser el secreto del éxito.

“Cree una vaca púrpura en su negocio o será invisible”. Lo advertía hace unos años el gurú del marketing Seth Godin y hoy se ha convertido en un mantra. Captar la atención, sobresalir en el lineal, asombrar con un folleto o una invitación o seducir desde una etiqueta es el reto. Y, a menudo, el éxito puede estar en manos de los acabados de nuestro producto impreso.

Ser conscientes de las exigencias del consumidor y tratar de sorprender al cliente. Entre los casos de éxito de Grifoll destacan etiquetas que descubren mensajes si se enfrían o se calientan, portadas de revistas que el lector puede dibujar con el dedo o invitaciones legibles sólo bajo el agua. Su responsable de marketing, Mateo Hilderink, asegura que el cliente pide acabados especiales “para dotar al producto de mayor funcionalidad, con productos como una etiqueta antideslizante, o para llamar la atención con, por ejemplo, promociones con olor”. Tiene claro quelos acabados especiales son una oportunidad de crecimiento, porque representan una diferenciación difícil de copiar, requieren de maquinaria concreta y necesitan un know.

Otro buen ejemplo es Grupo Neo, con sede en Parla (Madrid) y especializada en post-impresión. Entre sus últimas novedades, una barnizadora digital que combina acabados 2D y 3D en una sola pasada. Dota a los productos de gran impacto y vistosidad y se orienta, principalmente, a elementos que requieren diferenciarse en el lineal, como revistas, libros, packaging, cosméticos, etc. OMC presentó esa barnizadora, la Jetvarnish 3D, en graphispag.digital 2013 con gran éxito entre impresores y diseñadores gráficos interesados en incorporar acabados de alto valor añadido a los productos gráficos.

Oportunidades de negocio

Sobresalir, sorprender, seducir. Éstos son, y serán, los objetivos de miles de marcas: no dejar indiferente al consumidor y distanciarse de la competencia. De esta necesidad nace una constante sofisticación en el aspecto final de los productos impresos, lo que supone nuevas oportunidades de crecimiento para las empresas del sector, y por tanto una mayor demanda para los acabados especiales.

La necesidad de distinguirse, además, afecta a todos los sectores de gran consumo. Aunque en algunos, como el de la alimentación, la cosmética y otros productos de gama alta, la competencia es feroz. Uno de los campos que ha potenciado más el uso de la serigrafía es el de la etiqueta en continuo, no hay botella de vino que se precie que no lleve algún detalle en serigrafía.

El sector textil con sus tintas de relieve, también ofrece acabados espectaculares, y no olvidemos que cada día pasan por nuestras manos billetes de banco que también llevan serigrafía incorporada. El potencial es enorme, y destaca todos los efectos especiales que se pueden conseguir con la serigrafía gracias a la posibilidad de obtener diferentes grosores de capa en una sola estampación. Además, permite utilizar pigmentos con un espesor de más de 200 micras, imposible con otros sistemas de impresión.

Conscientes de la creciente necesidad entre las empresas gráficas de crear productos de alto valor añadido, Graphispag 2015 volverá a reunir a algunos de los proveedores de maquinaria de manipulados y post-impresión más punteros. Una oportunidad única para descubrir lo último en acabados que impresionan y que pueden abrir nuevos nichos de mercado.