Impresión 3D ¿Qué pasa con los colores?

A día de hoy, el color sigue siendo esa gran cuestión sin una respuesta clara cada vez que alguien se interesa por la impresión 3D. La complejidad de añadir color en los procesos de impresión 3D se hace patente en todas las tecnologías, aunque también vemos como poco a poco, se van superando los obstáculos.

En impresión 3D se pueden conseguir objetos en diferentes colores, según la tecnología y el material que usemos. Incluso se pueden conseguir, más o menos fácil, objetos ‘en colores’, es decir, con zonas y partes en distintos colores. La complejidad surge cuando hablamos de la impresión 3D a todo color.

Un último paso en este aspecto lo han dado las firmas Adobe y Stratasys, que han unido fuerzas para fusionar sus tecnologías 3D Color Print Engine y Objet Connex3, de forma que permite un flujo de trabajo más sencillo para optimizar las características de impresión 3D con paleta de color de Stratasys.

El resultado es el software Stratasys Creative Colors, que permitirá adaptar nuestros diseños en color a las posibilidades de las Objet Connex3, que disponen de distintas paletas de color, mejorando los degradados, patrones y exprimiendo todo el potencial del espectro de colores disponible.

Aparte de esta tecnología, hay otras opciones disponibles para imprimir 3D a todo color. La firma 3D Systems emplea desde hace bastante tiempo la tecnología ColorJet para fabricar piezas a color en un material similar a un yeso, que es aglutinado y pintado por un cabezal inyector. Los famosos ‘mini-yo’ se suelen hacer de esta forma. El resultado es un objeto bastante frágil que debe ser endurecido con la infiltración de más aglutinante.

El papel en impresión 3D

El papel también se utiliza en impresión 3D a todo color. Usando papel de oficina, la empresa Mcor crea objetos imprimiendo con tinta y cortando los contornos, hasta obtener piezas muy realistas, a base de hojas de papel pegadas unas a otras, consiguiendo una consistencia bastante interesante.

Sin duda, el color seguirá teniendo muchos ‘depende’, cada vez que alguien se interese por este aspecto, pero está claro que la demanda de esta característica para diversos sectores está propiciando un gran interés en la industria por dar respuestas a este desafío.

AutorJorge Pérez, Imprimalia 3D

Impresión 3D ¿Qué pasa con los colores?

Impresión 3D ¿Qué pasa con los colores?

A día de hoy, el color sigue siendo esa gran cuestión sin una respuesta clara cada vez que alguien se interesa por la impresión 3D. La complejidad de añadir color en los procesos de impresión 3D se hace patente en todas las tecnologías, aunque también vemos como poco a poco, se van superando los obstáculos.

En impresión 3D se pueden conseguir objetos en diferentes colores, según la tecnología y el material que usemos. Incluso se pueden conseguir, más o menos fácil, objetos ‘en colores’, es decir, con zonas y partes en distintos colores. La complejidad surge cuando hablamos de la impresión 3D a todo color.

Un último paso en este aspecto lo han dado las firmas Adobe y Stratasys, que han unido fuerzas para fusionar sus tecnologías 3D Color Print Engine y Objet Connex3, de forma que permite un flujo de trabajo más sencillo para optimizar las características de impresión 3D con paleta de color de Stratasys.

El resultado es el software Stratasys Creative Colors, que permitirá adaptar nuestros diseños en color a las posibilidades de las Objet Connex3, que disponen de distintas paletas de color, mejorando los degradados, patrones y exprimiendo todo el potencial del espectro de colores disponible.

Aparte de esta tecnología, hay otras opciones disponibles para imprimir 3D a todo color. La firma 3D Systems emplea desde hace bastante tiempo la tecnología ColorJet para fabricar piezas a color en un material similar a un yeso, que es aglutinado y pintado por un cabezal inyector. Los famosos ‘mini-yo’ se suelen hacer de esta forma. El resultado es un objeto bastante frágil que debe ser endurecido con la infiltración de más aglutinante.

El papel en impresión 3D

El papel también se utiliza en impresión 3D a todo color. Usando papel de oficina, la empresa Mcor crea objetos imprimiendo con tinta y cortando los contornos, hasta obtener piezas muy realistas, a base de hojas de papel pegadas unas a otras, consiguiendo una consistencia bastante interesante.

Sin duda, el color seguirá teniendo muchos ‘depende’, cada vez que alguien se interese por este aspecto, pero está claro que la demanda de esta característica para diversos sectores está propiciando un gran interés en la industria por dar respuestas a este desafío.

AutorJorge Pérez, Imprimalia 3D

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies