Papel para dormir bien

Los dispositivos electrónicos emiten suficiente luz azul cuando se utilizan de noche como para bloquear la hormona melatonina, inductora del sueño.

Fuente: Noticias de la ciencia

El estilo moderno de vida para bastantes personas se caracteriza, entre otras cosa, por una notable independencia de la luz natural. La luz artificial compite con la natural durante el día y nos alumbra durante las horas nocturnas. Una exposición insuficiente a la luz natural durante el día, y una exposición excesiva a la luz artificial durante la noche, perturba el ciclo natural de sueño y vigilia del Ser Humano. Es un problema de salud que está emergiendo de manera cada vez más preocupante, y que Richard Stevens, del Centro de Salud de la Universidad de Connecticut en la localidad estadounidense de Farmington, ha estado estudiando durante tres décadas.

Stevens tiene claro que la iluminación artificial típica de hoy en día está afectando negativamente a nuestra fisiología. Pero el alumbrado artificial se puede mejorar, tal como él argumenta. Una iluminación artificial más adecuada puede reducir estos efectos fisiológicos negativos. Para ello, a grandes rasgos, debe reducir el brillo al anochecer, y en la misma franja horaria usar luz rojiza, evitando la luz azul típica de los lectores electrónicos, tabletas y teléfonos inteligentes.

Esos dispositivos emiten suficiente luz azul cuando se utilizan de noche como para bloquear la hormona melatonina, inductora del sueño, y alterar el ritmo circadiano del cuerpo, el mecanismo biológico que permite el sueño reparador.

En su más reciente investigación sobre el tema, Stevens, así como Yong Zhu, de la Universidad Yale en New Haven, Connecticut, Estados Unidos, han profundizado en los efectos conocidos a corto plazo de ese alumbrado inadecuado sobre la alteración circadiana, y han explorado los efectos sospechados a largo plazo. “No lo sabemos con certeza, pero hay cada vez más evidencias de que las repercusiones a largo plazo de esto están conectadas con la obesidad, la diabetes, la depresión, el cáncer de mama y posiblemente otros cánceres”, advierte Stevens.


Papel para dormir bien

Los dispositivos electrónicos emiten suficiente luz azul cuando se utilizan de noche como para bloquear la hormona melatonina, inductora del sueño.

Fuente: Noticias de la ciencia

El estilo moderno de vida para bastantes personas se caracteriza, entre otras cosa, por una notable independencia de la luz natural. La luz artificial compite con la natural durante el día y nos alumbra durante las horas nocturnas. Una exposición insuficiente a la luz natural durante el día, y una exposición excesiva a la luz artificial durante la noche, perturba el ciclo natural de sueño y vigilia del Ser Humano. Es un problema de salud que está emergiendo de manera cada vez más preocupante, y que Richard Stevens, del Centro de Salud de la Universidad de Connecticut en la localidad estadounidense de Farmington, ha estado estudiando durante tres décadas.

Stevens tiene claro que la iluminación artificial típica de hoy en día está afectando negativamente a nuestra fisiología. Pero el alumbrado artificial se puede mejorar, tal como él argumenta. Una iluminación artificial más adecuada puede reducir estos efectos fisiológicos negativos. Para ello, a grandes rasgos, debe reducir el brillo al anochecer, y en la misma franja horaria usar luz rojiza, evitando la luz azul típica de los lectores electrónicos, tabletas y teléfonos inteligentes.

Esos dispositivos emiten suficiente luz azul cuando se utilizan de noche como para bloquear la hormona melatonina, inductora del sueño, y alterar el ritmo circadiano del cuerpo, el mecanismo biológico que permite el sueño reparador.

En su más reciente investigación sobre el tema, Stevens, así como Yong Zhu, de la Universidad Yale en New Haven, Connecticut, Estados Unidos, han profundizado en los efectos conocidos a corto plazo de ese alumbrado inadecuado sobre la alteración circadiana, y han explorado los efectos sospechados a largo plazo. “No lo sabemos con certeza, pero hay cada vez más evidencias de que las repercusiones a largo plazo de esto están conectadas con la obesidad, la diabetes, la depresión, el cáncer de mama y posiblemente otros cánceres”, advierte Stevens.


Ricoh rompe las reglas del sector editorial

Lantia, compañía editorial pionera en la impresión bajo demanda, la autoedición, la distribución digital, el marketing para librerías y el crowdfunding para escritores, está reescribiendo las reglas del sector editorial con la ayuda de la amplia gama de impresoras de producción de RICOH.

Lantia, fundada en 2013 y afincada en Sevilla y Houston, gestiona los catálogos de más de cincuenta editoriales y escritores que autoeditan sus libros. Uno de los pilares de su forma de trabajar es la flexibilidad en la producción editorial. Para nosotros, era esencial mejorar el proceso de impresión editorial y reducir considerablemente el ciclo de comercialización, independientemente del número de ejemplares”, afirma Enrique Parrilla, director general de Lantia. Parrilla también es el fundador de Pentian, una plataforma de micromecenazgo que permite a autores noveles conseguir financiación para publicar sus obras.

En un principio, Lantia tenía la intención de asociarse con un impresor local para la producción de libros impresos, pero no encontraron a ningún partner que pudiera ofrecerles el tipo de servicio que necesitaban, así que decidieron crear, desde cero, su propio centro de producción editorial. Según Parrilla, contemplaron distintas opciones antes de decantarse por RICOH. ”Evaluamos las propuestas de varios fabricantes hasta que decidimos invertir en RICOH por varios motivos“, asegura. ”La calidad del servicio posventa fue crucial, así como la fiabilidad de los sistemas. También evaluamos los servicios profesionales de RICOH y la calidad tanto del color como del negro en la impresión final”.

Cuando la empresa inició su andadura hace dos años, instaló una RICOH Pro™ C5110S, una impresora de hoja cortada en color de gama baja. No obstante, debido a que el negocio crecía rápidamente, Lantia añadió dos máquinas más en solo ocho meses: un equipo en color más productivo, RICOH Pro™ C751, y dos impresoras en B/N RICOH Pro™ 8120 equipadas con procesadores RIP EFI Fiery.

 “Los dispositivos de RICOH nos permiten ofrecer una verdadera impresión bajo demanda, que además es rentable y nos permite cumplir los acuerdos de servicio más exigentes”.

La inversión en equipos RICOH también ha sido fundamental para poner en marcha la plataforma Pentian.com, una iniciativa que permite a los autores publicar sus obras a través del micromecenazgo. Los precios recomendados son de 10 dólares el libro electrónico y de 25 dólares la edición en tapa dura, aunque puede ser más alto en el caso de los libros de tapa dura firmados por el autor. Con Pentian, lectores e inversores pueden contribuir a financiar los costes de la producción del libro y reciben parte de los beneficios de las ventas. Las obras se publican tanto en papel como en formato electrónico.

Parrilla dice que esta plataforma de crowdfunding hace posible una conexión financiera única entre autores y lectores, y añade que el libro puede venderse en todo el mundo en un plazo de treinta días. Además, Pentian ha firmado acuerdos de distribución internacional con Ingram, Amazon, Kobo, Barnes & Noble, Google, Apple y El Corte Inglés.

El modelo está funcionando. Desde que sacaron al mercado la versión de prueba de la plataforma hace seis meses, Pentian ha captado más del 6% del mercado español de la autoedición, y está creciendo exponencialmente a medida que la compañía se expande en EE.UU.

Parrilla concluye: “Gracias a las inversiones y a nuestra aproximación al mercado, Lantia puede entregar más libros a más clientes en menos tiempo. Estamos más cerca de los editores y podemos ofrecer mejor calidad en distintos formatos. Gracias a las soluciones de producción de RICOH, tanto nosotros como nuestros clientes podemos ser más flexibles”.