El Sol, un aliado en tu empresa

En nuestras empresas no disfrutamos de un marco equilibrado y fiable que nos permita prever con antelación los gastos energéticos y desgraciadamente no se vislumbra en el horizonte una solución cercana a este problema.

 

Además,  la coyuntura actual, con el precio de los combustibles fósiles y del gas natural disparados, con los precios  a futuro de la electricidad en ascenso continuado, y con la tonelada de CO2 multiplicando por 5 su valor en apenas unos meses, conforman un escenario donde los costes energéticos se disparan comprometiendo seriamente nuestra competitividad.

 

¿Por qué no generar, entonces,  nosotros mismos la energía que vamos a consumir,  un 80% más barata que la que compramos a la eléctrica y con un precio constante durante al menos a 30 años?

 

¿Verdad que nos daría una importante ventaja económica frente a nuestra competencia, que nos haría mucho más independientes frente al oligopolio eléctrico, que ayudaríamos a frenar el Cambio Climático y que nuestra imagen corporativa y social saldría beneficiada?

 

Pues las modificaciones introducidas en el nuevo RDL nos permiten planificar la instalación ya, y con amortizaciones a 5-6 años, TIR del 15-22% y garantía de rendimiento de hasta 30 años.

 

La aprobación del RDL 15/2018 del 5 de Octubre supone un antes y un después en la historia del derecho a generar uno mismo la energía que consume en nuestro país. Si incluso con el llamado impuesto al sol salían los números holgadamente, ahora mismo con el nuevo panorama las posibles dudas financieras se disipan rápidamente.

 

Si tienes consumo y sitio donde realizar la instalación, no tengas dudas que tarde ó temprano la acometerás.

 

Las modificaciones principales que presenta el RDL 5/2018 son las siguientes:

 

  1. Supresión de cualquier carga o peaje sobre la energía generada y autoconsumida.  Adiós  al Impuesto al sol
  2. Se elimina la limitación de potencia a la contratada con la distribuidora. Ya podemos instalar la potencia deseada sin importar la que figure en factura
  3. Clasificación de las instalaciones en dos tipos:

- Sin excedentes. No vierten energía a la red, están equipadas con sistemas antivertido. Están exentas de solicitar punto de conexión a la distribuidora eléctrica. Se crea un registro meramente informativo en las Comunidades Autónomas. Estarán sujetas a los reglamentos técnicos correspondientes,  en baja o en alta tensión.

- Con excedentes. Deberán solicitar punto de conexión a la distribuidora eléctrica para evacuar lo no consumido.

  • Hasta 100kW de potencia instalada se declaran exentas de inscripción en el Registro de Instalaciones de Producción de Energía Eléctrica y con la inscripción en el Registro informativo en CCAA será suficiente.
  • Más de 100kW. Registro en Ministerio con los trámites anteriores al Real Decreto

Los excedentes estarán sometidos al mismo tratamiento que la energía producida por el resto de instalaciones de producción.

 

  1. Instalaciones próximas. Las conectadas en la red interior de los consumidores asociados, y unidas entre sí a través de líneas directas o a la red de baja tensión derivada del mismo centro de transformación

 

Todas estas modificaciones abren las puertas a un autoconsumo mucho más rápido de ejecutar, con muchas menos trabas administrativas, sin dependencia de las compañías distribuidoras en los casos de autoconsumir todo lo generado y por consiguiente con un presupuesto de ejecución cada vez más ajustado. Y con la ventaja añadida de poder reducir, además de los kwh comprados a la comercializadora, también los costes fijos de potencia y los onerosos cargos por sobrepotencia que facturan las distribuidoras. ¡Todo ahorro, todo ventajas!

 

Si eres una empresa neobis y quieres realizar un estudio preliminar de viabilidad de una instalación de autoconsumo fotovoltaico en tu empresa, Tecnocentro, ingeniería especializada en Autoconsumo fotovoltaico, con 20 años de experiencia y muchas realizadas con éxito a sus espaldas puede hacerlo con COSTE 0 y sin compromiso. Solo necesitan una factura de electricidad que coincida con la futura ubicación de la central solar y con eso te harán este estudio técnico-económico.

 

Autor: Pedro Basanta García, Delegado Comercial Tecnocentro Soluciones Energéticas


riesgo eléctrico prevención riesgos laborales

El riesgo eléctrico dentro de la normativa de seguridad de la empresa

La energía eléctrica está presente en la gran mayoría de las actividades que desarrollamos, tanto en la vida laboral como en la vida cotidiana. La cercanía constante a esta fuente de energía hace que frecuentemente desconsideremos o minimicemos el riesgo eléctrico que conlleva su manipulación y uso.

Todas las personas somos usuarios de la electricidad, de manera que todos estamos expuestos a riesgos eléctricos, aunque indudablemente en menor medida y gravedad que las personas que trabajan en ella o en su proximidad.

Aunque pensemos que los riesgos que produce la electricidad se reducen a choques eléctricos por contactos, directos o indirectos, con elementos en tensión, no debemos olvidar que también se producen quemaduras por choque o arco eléctrico, incendios o explosiones, e incluso caídas, cortes y golpes por choque o arco eléctrico, estos últimos además tienden a enmascarar el riesgo eléctrico bajo otras formas de ocurrir los accidentes.

La Normativa que recoge el riesgo eléctrico tiene dos vertientes:

  • por un lado la vertiente de la Seguridad Industrial, fundamentada en el Real Decreto 842/2002, por el que se aprueba el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión y sus Instrucciones Técnica Complementarias, y en el Real Decreto 337/2014, por el que se aprueba el Reglamento sobre condiciones de técnicas y garantías de seguridad en instalaciones eléctricas de Alta Tensión y su Instrucciones Técnicas Complementarias;
  • mientras que por la otra vertiente trascurre el desarrollo de la Seguridad Laboral, basada en el Real Decreto 614/2001, de 8 de junio, sobre disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al Riesgo Eléctrico, así como otros muchos desarrollos reglamentarios específicos de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, entre los que cabe destacar el Real Decreto 1215/1997, sobre las Disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los Equipos de Trabajo y, por extensión, el Real Decreto 400/1996, sobre Aparatos y sistemas de protección para uso en atmósferas potencialmente explosivas.

PRL y el riesgo eléctrico

FREMAP, dentro de su compromiso de conseguir la excelencia en el tratamiento integral de la salud del trabajador, considera la Prevención de Riesgos Laborales como una actuación esencial en las empresas para fomentar su integración en el seno de las mismas, mejorar sus niveles de seguridad y salud y, en definitiva, eliminar o minimizar la siniestralidad.

En relación con los Riesgos Eléctricos, FREMAP trabaja especialmente en la concienciación y sensibilización de los trabajadores, la difusión de material divulgativo y la realización de Jornadas Técnicas y Talleres de Especialización, estos últimos específicamente diseñados para facilitar la actualización técnica de los Profesionales de la Prevención, Directivos y Mandos.

Autor: Alberto Regidor Redondo, Técnico Superior PRL FREMAP