Electrónica impresa o híbrida

La electrónica ha invadido nuestro día a día y lo ha hecho más cómodo pero, ¿más económico? La respuesta es no. Las aplicaciones electrónicas, aun habiendo reducido su precio, siguen siendo caras y por ello los fabricantes no cesan de buscar soluciones que les permita reducir costes además de mejorar la experiencia de usuario.¿Es la electrónica impresa o híbrida la solución? Combina las ventajas de la tecnología con el proceso de fabricación de bajo coste de la impresión y ya en 2017 numerosas aplicaciones se beneficiaron de esta tecnología, incluidos sensores y pantallas.

Uno de los ejemplos más conocidos de electrónica impresa o híbrida son los sensores. Cada vez más presentes en sectores industriales, como medicina, automóvil, aeroespacial, cosmética o envase. Y es que, los sensores con electrónica impresa pueden controlar la temperatura, la humedad y otras características, garantizando una buena calidad y autenticidad del producto.

Caso real de electrónica impresa en sensores

L’Oréal, uno de los cinco negocios de belleza más grandes del mundo, ha proporcionado recientemente un ejemplo convincente de la aplicación de los sensores con electrónica impresa con su producto “My UV Patch“.

My UV Patch es un sensor flexible y con electrónica impresa que monitorea la absorción de rayos UVA en la piel. El usuario lo recibe de forma gratuita al comprar uno de los protectores solares La Roche-Posay lo pega en su piel, lo escanea con su Smartphone y accede a una aplicación que le enseña a protegerse de los rayos solares según la radiación que el mismo esté recibiendo en ese momento.

Gracias a la electrónica impresa, L´Oréal ha conseguido crear un dispositivo portátil que no interfiere con la rutina diaria del usuario, flexible, cómodo, fino, que no tiene que activarse y desactivarse y que mejora su salud.

Nuevas posibilidades en varios campos tecnológicos con la electrónica impresa

Otro ejemplo de productos que probablemente se beneficien más pronto que tarde de la electrónica impresa y flexible son los envases y las pantallas inteligentes.

El packaging inteligente consigue que las marcas, distribuidores y consumidores interactúen y se comuniquen, consiguiendo atraer clientes, administrando sistemas de inventario y mucho más.  Pero, hasta ahora, la recopilación de datos se ha visto limitada por la propia naturaleza de los sensores o aplicaciones que los recogían ya que requieren de acceso a ubicaciones físicas para poder conectarse y recargar baterías.

Sin embargo, con la llegada de la electrónica impresa la posibilidad de integrar la potencia, la comunicación, el procesamiento y la capacidad del sensor en un solo dispositivo flexible y seguro se convierte en una realidad.

En el campo de las pantallas, la impresión por chorro de tinta de las pantallas de puntos cuánticos se está acercando a la realidad y ya Universal Display ha invertido 15 millones de dólares para duplicar la producción comercial de sus productos emisores fosforescentes UniversalPHOLED. Otro producto con pantallas con electrónica impresa que se introdujo en 2017 es la lavadora EcoSilence Drive de Bosch, cuya pantalla táctil OLED permite a los usuarios preajustar el momento en que comienza un ciclo de lavado.

En definitiva, las aplicaciones potenciales de la electrónica impresa son prácticamente ilimitadas y seguro que cobrará una gran importancia en los próximos años.