Sappi-promise-to-market_with-players_ES-

Sappi cree en el futuro de la impresión trabajando en equipo

Los medios impresos viven en un constante desafío debido a la creciente oferta de medios competitivos. Como resultado, nuestra industria se enfrenta a continuas interrupciones y ajustes necesarios para afrontar los nuevos escenarios. En su compromiso por garantizar que el medio impreso continúe siendo una opción efectiva y financieramente atractiva, Sappi está invirtiendo en su liderazgo de costo y calidad. Además  invertimos en el desarrollo de  servicios y soluciones con nuestros socios comerciales por un éxito mutuo.

Sappi no tiene miedo de asumir importantes compromisos financieros con su portfolio de papeles europeos. Durante los últimos seis años, la compañía ha invertido cerca de 500 millones de euros en su negocio de papeles gráficos europeos, mejorando los costes de competitividad, la eficiencia y la calidad en general.

Cada cliente tiene diferentes necesidades y objetivos comerciales específicos, y Sappi se distingue por mantener sólidos equipos de venta locales y expertos técnicos encargados de ofrecerle las mejores soluciones específicas. “Nuestro equipo español, ubicado en Madrid, está preparado para explorar y crear soluciones a medida proporcionando un valor adicional  al del papel en sí mismo”, declaró Manuela Urbano, Directora General de Sappi Europe Ibérica S.L.

La mejora continua del rendimiento comercial es clave para la eficacia de los medios impresos. Queremos trabajar con usted como socios del medio impreso para crear un valor mutuo y, en última instancia, aumentar el rendimiento tanto de su negocio como del nuestro.

Sappi demuestra su compromiso no sólo en su inversión financiera en el medio impreso sino también a través del reconocimiento y las acciones para apoyar el cambio y el crecimiento en nuestra industria.

Sappi & You & neobis

Como nuevo colaborador de neobis, en los próximos tres números de neobispress ofreceremos más información sobre nuestra visión de Sappi & You.


tala ilegal de madera neobis

Las empresas neobis luchan contra la tala ilegal

La tala ilegal es un problema generalizado que suscita gran inquietud a nivel internacional. Supone una grave amenaza para los montes porque contribuye al proceso de deforestación y de degradación de los bosques. Responsable de aproximadamente el 20 % de las emisiones mundiales de CO2 es un riesgo para la biodiversidad y debilita la gestión y el desarrollo sostenibles de los montes, incluida la viabilidad comercial de los agentes que desarrollan su actividad con arreglo a la legislación aplicable. También contribuye a la desertificación y a la erosión del suelo, y puede acentuar los fenómenos meteorológicos extremos y las inundaciones.

Desde 2013, para luchar contra este problema de tala ilegal, Europa dispone del REGLAMENTO (UE) No 995/2010 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 20 de octubre de 2010, más conocido como el Reglamento de la Madera de la Unión Europea (EUTR), que prohíbe la comercialización en el mercado europeo de madera aprovechada ilegalmente, con la finalidad de hacer frente al problema de tala ilegal que hay a nivel internacional.

¿Qué exige el Reglamento de la Madera de la Unión Europea contra la tala ilegal?

Basándose en un enfoque sistemático, los agentes (empresas o personas físicas) que comercializan por primera vez en el mercado interior europeo madera y productos de la madera (papel incluido) deben tomar las medidas necesarias para cerciorarse de que no se comercialicen en el mercado interior madera aprovechada ilegalmente provenientes de tala ilegal y productos derivados de esa madera.

Para ello es necesario disponer de un sistema de diligencia debida. Un de sistema de control que debe incluir tres elementos inherentes a la gestión de riesgo: acceso a la información, evaluación del riesgo y reducción del riesgo detectado.

¿Cómo afecta a las empresas gráficas este Reglamento?

Si importamos papel, somos considerados agentes, deberemos desarrollar un sistema de diligencia debida, y además, anualmente, antes del 31 de marzo presentar una declaración responsable de acuerdo al Real decreto 1088/2015, ya que este establece la obligación a todos los Agentes EUTR de cumplimentar y comunicar en tiempo y forma a la autoridad competente de la comunidad autónoma donde tenga su sede social, la información contenida en el anexo I de dicha norma.

Si no importamos y compramos únicamente a distribuidores europeos la norma nos cataloga como “Comerciantes” y nuestras obligaciones se limitaran a mantener información sobre nuestra cadena de suministro de papel, debiendo identificar a los agentes que han intervenido, esto es, identificar a nuestros proveedores de papel.

Si estamos certificados en FSC o PEFC, ya dispondremos de un DDS y prácticamente cumpliremos con el reglamento, a falta de presentar la declaración responsable si es que importamos papel de fuera del territorio de la UE.

Se baraja que en un futuro cercano el reglamento EUTR extienda su alcance también a los productos impresos terminados, no solo al papel y la madera, por lo que operaciones como la importación de libros desde el exterior de la UE estarían sometidas a los mismos controles que la importación de papel o cartón.

Autor: Sergio Ródenas, colaborador Consultoría Medioambiente neobis


Ganador Igloo Festival

Finaliza la VIII edición del Igloo Festival

El pasado miércoles 7 de febrero Torraspapel Distribución y Arjowiggins Graphic otorgaron los premios de la octava edición del Igloo Festival, concurso dirigido a Diseñadores, Agencias de Publicidad, Clientes Finales y Organismos Oficiales que premia las posibilidades creativas y de sostenibilidad de los trabajos realizados con la gama Igloo, papel reciclado extra blanco de alta calidad y que reúne todas las certificaciones y acreditaciones medioambientales de un papel 100% ecológico.

Bajo la temática “Creatividad e Innovación Sostenibles” el participante de Igloo Festival debía presentar trabajos impresos en 2017 y que hubieran sido realizados en cualquiera de las calidades de este papel reciclado y extrablanco: Igloo Offset, Igloo Preprint, e Igloo Silk (100% pasta reciclada)

El jurado de Igloo Festival estaba formado por Juan José Rodríguez (Responsable de Actividades Externas de la Escuela de Artes Gráficas Puertabonita), Gilles Perrin (Marketing & Business Development Manager de Arjowiggins España) y José Ramón García (Departamento técnico de Torraspapel Distribución), los cuales valoraron, y dentro de su ámbito de competencia específico, aspectos como diseño gráfico, impresión, producción y contenido medioambiental.

El jurado decidió que el ganador entre tres finalistas fuera el siguiente:

Ganador de Igloo Festival

 “Memoria 2016. Consorci de la Zona Franca”, prescrito por LUDWIK (Barcelona).

Ganador Igloo Festival

Finalista de Igloo Festival

“Informe Integrado Mapfre y Resumen Informe 2016”, prescrito por TAU DISEÑO (Madrid).

Finalista1 Igloo Festival

Finalista de Igloo Festival

“Cuentos sobre Medio Ambiente 2017”, prescrito por JUAN HERNAZ DISEÑADOR (Gijón).

Finalista2 Igloo FestivalEl ganador disfrutará de un estupendo fin de semana para dos personas a Praga, Londres, París o Roma.


Foro del Papel 2018 neobis tercer envío

Las ERRES del papel en el Foro del Papel 2018

El Foro del Papel, integrado por trece organizaciones sectoriales entre los que está neobis y cuya secretaría corresponde a ASPAPEL, celebra un año más la cita anual con el macro-sector del papel.

No dejes pasar esta cita de referencia de la cadena del papel, a la que asisten los máximos ejecutivos de las empresas del sector y sus principales grupos de interés y reserva ya en tu agenda el martes 6 de marzo de 2018.

En este encuentro tendrá lugar la entrega de la cuarta edición de los Premios Valores del Papel 2018. Estos premios ponen el foco en los atributos característicos del papel: su carácter esencial, valioso, natural, innovador y renovable, que dan nombre a los cinco premios que se entregan en cada edición.

Ya conocemos los premiados en tres de las cinco categorías y son:

La Biblioteca Nacional de España, Premio Valioso por su incansable labor de promoción del libro y la lectura y su condición de “casa de los libros”, que conserva ejemplares de todos los publicados en España en cualquier soporte. En la institución también se depositan todas las publicaciones periódicas editadas como revistas y periódicos, las obras sonoras y audiovisuales y el archivo de la web española.

Almudena Grandes recibe el Premio Esencial por su fundamental contribución a la literatura española a lo largo de su trayectoria como novelista, en la que se ha distinguido además por  su defensa del libro —esos libros que nos cambian la vida— y el elogio de la biblioteca como casa de la literatura, de los libros y de los lectores. No en vano el papel, estrechamente unido a lo más humano —la palabra—, es el soporte natural de la cultura.

Firo Vázquez recibe el Premio Natural por haber conseguido aunar gastronomía y literatura con los Papeles Comestibles, pioneros en la gastronomía mundial, utilizando el papel —un producto natural— como materia prima, elemento decorativo y técnica culinaria.

Elena Lobera y Alejandra Amusquívar reciben el Premio Renovable como jóvenes promesas llamadas a renovar el diseño de packaging en cartón, con trabajos como The Universal Box, finalista en el Premio Internacional Pro Carton para jóvenes diseñadores.

Descárgate el programa e inscríbete si todavía no lo has hecho

 


Foro del Papel 2018 neobis

Foro del Papel 2018 ¡Inscríbete!

El Foro del Papel, integrado por trece organizaciones sectoriales entre los que está neobis y cuya secretaría corresponde a ASPAPEL, celebra un año más la cita anual con el macro-sector del papel.

No dejes pasar esta cita de referencia de la cadena del papel, a la que asisten los máximos ejecutivos de las empresas del sector y sus principales grupos de interés y reserva ya en tu agenda el martes 6 de marzo de 2018.

En este encuentro tendrá lugar la entrega de los Premios Valores del Papel 2018. Estos premios ponen el foco en los atributos característicos del papel: su carácter esencial, valioso, natural, innovador y renovable, que dan nombre a los cinco premios que se entregan en cada edición. Suponen el reconocimiento del mundo del papel a personas y organizaciones que se distinguen por encarnar estos valores en actividades o iniciativas en el ámbito cultural, artístico o literario, de la  comunicación, del marketing o la publicidad, educativo, deportivo o del mundo del espectáculo, económico y empresarial, medioambiental, científico y tecnológico, social o humanitario y político.


El papel se conecta a Internet de las Cosas

Un trozo de papel es uno de los objetos de uso diario más comunes y versátiles. Ahora, conectar elementos del mundo real con el entorno del Internet de las Cosas es posible utilizando tecnología existente y un patrón de bolígrafo, pegatina o plantilla.

Investigadores de la Universidad de Washington, Disney Research y la Universidad Carnegie Mellon han creado formas de dar a un pedazo de papel capacidades de detección que le permiten responder a comandos de gestos y conectarse con el mundo digital.

El método se basa en pegatinas de identificación por radiofrecuencia (RFID), que están adheridas, impresas o dibujadas sobre el papel para crear interfaces interactivas y ligeras que pueden hacer cualquier cosa, desde controlar la música usando un bastón de papel, hasta encuestas en directo en una clase.

El papel es nuestra inspiración para esta tecnología

Cuando la mano de una persona toca, golpea, cubre o se mueve sobre una etiqueta, la mano perturba la trayectoria de la señal entre una etiqueta individual y su lector. Los algoritmos pueden reconocer los movimientos específicos, y a continuación clasificar una interrupción de la señal como un comando específico. Por ejemplo, deslizando una mano por una etiqueta colocada en un libro de pop-up se puede hacer que el libro reproduzca un sonido específico, programado.

EL CALENDARIO DE PAPEL ELECTRÓNICO

Google es uno de los creadores del futuro y otra prueba de ello es este revolucionario “invento” del diseñador japonés Kosho Tsuboi.

¿En qué consiste?

Ni más ni menos que en conectar nuestro calendario de papel a nuestro calendario de Google. Hablamos de un nuevo concepto, una nueva tecnología que tiene como base el papel. Hablamos del epaper, hablamos del papel electrónico o conectado.

El calendario que reemplazará al que a día de hoy tenemos en las mesas de oficina o en las paredes de casa será también de papel pero de papel electrónico y se sincronizará de forma automática con nuestros smartphones. Quizá se quede en un prototipo pero sin duda este tipo de diseños abre un nuevo abanico de posibilidades al papel y por tanto a nuestro sector.

En definitiva, el epaper o papel electrónico es una tecnología de visualización basada en papel y plástico flexible que no requiere de una fuente de energía para mostrar la información, ya que por lo menos en este caso, el papel electrónico emplea luz ambiental para mostrar los datos.


publicidad del futuro papel inteligente

El papel inteligente en la publicidad del futuro

Hemos pasado de la publicidad en papel a aquella que nos reconoce por la calle y nos sugiere productos. ¡La publicidad nos persigue y nos habla, nos conoce!

La publicidad se ha volcado en las nuevas tecnologías y nuevos medios de comunicación  y si creías que ya había llegado a su límite, estás muy equivocado. Existe un nuevo soporte publicitario y está muy ligado a la industria gráfica: el papel inteligente.

El papel posee ciertas características y propiedades que permiten utilizarlo como soporte capaz de mostrar información gráfica y visual. Si a esto le sumamos flexibilidad, reducido espesor y capacidad de disponer de memoria, puede que el papel se convierta en el material más cotizado de la publicidad del futuro.

En la actualidad, el papel inteligente está siendo utilizado de forma experimental sobre diferentes aplicaciones y existen limitaciones en cuanto a algunas de sus propiedades como el color, pero su evolución y mejoras en los próximos años pueden suponer un nuevo mundo de posibilidades y aplicaciones comerciales y publicitarias.

Quizá no estamos tan lejos de ver el siguiente vídeo directamente sobre el papel…

El papel se conecta al Internet de las Cosas

Un trozo de papel es uno de los objetos de uso diario más comunes y versátiles. Ahora, conectar elementos del mundo real con el entorno del Internet de las Cosas es posible utilizando tecnología existente y un patrón de bolígrafo, pegatina o plantilla.

Investigadores de la Universidad de Washington, Disney Research y la Universidad Carnegie Mellon han creado formas de dar a un pedazo de papel capacidades de detección que le permiten responder a comandos de gestos y conectarse con el mundo digital.

El método se basa en pegatinas de identificación por radiofrecuencia (RFID), que están adheridas, impresas o dibujadas sobre el papel para crear interfaces interactivas y ligeras que pueden hacer cualquier cosa, desde controlar la música usando un bastón de papel, hasta encuestas en directo en una clase.

El papel es nuestra inspiración para esta tecnología

Cuando la mano de una persona toca, golpea, cubre o se mueve sobre una etiqueta, la mano perturba la trayectoria de la señal entre una etiqueta individual y su lector. Los algoritmos pueden reconocer los movimientos específicos, y a continuación clasificar una interrupción de la señal como un comando específico. Por ejemplo, deslizando una mano por una etiqueta colocada en un libro de pop-up se puede hacer que el libro reproduzca un sonido específico, programado.

Fuente: Tendencias 21


reciclaje del papel, entendiendo el proceso

Reciclaje del papel, entendiendo el proceso

En la actualidad, prácticamente cualquier ciudadano de a pie es consciente de que el papel realiza un proceso de reciclaje y que depositando los periódicos, revistas, cajas de cartón y otros productos en el “contenedor azul” se contribuye a reducir el consumo de materia prima forestal y la generación de residuos, que si bien no son peligrosos, ocuparían un espacio muy necesario para otros residuos no reciclables o valorizables energéticamente en vertederos y parques de tratamiento de residuos.

Lo que no todo el mundo conoce es cómo funciona una planta de fabricación de papel reciclado cuya principal fuente de suministro sea la recogida selectiva y otras fuentes de papeles de reciclaje.

Una planta tipo podría tratar anualmente unas 600.000 toneladas de materia prima bruta aunque la calidad de la materia prima varía sustancialmente en función de la procedencia del camión de recogida. No es lo mismo un camión que traiga periódicos sobrantes que uno que recoja la mezcla variopinta que puede encontrarse en un contenedor de reciclaje de la calle.

Una vez el camión llega a la planta se realiza una separación manual de materiales prohibidos que no pueden entrar al proceso de reciclaje junto al papel, por ejemplo plástico y vidrio o cartones de color marrón, si lo que se desea es fabricar papel sin impurezas.

Tras la separación inicial se introduce el papelote en un pulper, que es un recipiente que puede tener o no una hélice en su parte inferior y en el que se mezclan todos los ingredientes básicos para la creación de la pasta de papel. En el caso de la planta tipo que nos ocupa se aplica agua a presión para conseguir el desfibrado del papelote y se filtra el resultado, una pasta primaria, a través de una placa perforada al final del pulper. Para favorecer el destintado de las fibras se añade sosa y silicato sódico. Dado que es posible que en el papelote que se ha introducido en el pulper aún porte impurezas como plásticos o vidrios, este equipo suele disponer de un trómel, un cilindro integrado de perforaciones, que evita que estas impurezas sigan adelante en el proceso.

La pasta que sale del pulper atraviesa una serie de depuradores donde pueden retirarse impurezas aún más pequeñas, como clips y anillas de latas de refresco. Finalmente, la pasta atraviesa un depurador final donde se retienen aglomerados de fibras y sustancias adhesivas.

Cuando la pasta ha sido depurada se introduce en el equipo de destintado, que suele funcionar mediante células de flotación. Este proceso se basa en el contacto entre un líquido y una corriente de aire de forma que las burbujas que se forman encierran las partículas de tinta y ascienden a la superficie. Este proceso puede arrastrar de paso carbonatos y caolín procedentes de los papeles utilizados en la impresión de revistas.

Una vez destintada la fibra, las pasta de papel se espesa hasta un valor aproximado del 30% de consistencia y se somete a dispersión, un proceso donde se retiran los aglomerados de tinta y o adhesivos que no pudieron eliminarse en la fase de depuración.

Cuando la pasta está libre de impurezas se blanquea con peróxido de hidrogeno (H202), agua oxigenada y se dirige a la línea de fabricación de papel.

Los residuos del proceso de reciclaje del papel

Asociado al proceso de fabricación de la pasta se generan diferentes residuos, como rechazo (mezclas de metales y otros materiales) y lodos constituidos por espumas de las células de flotación. Los lodos se envían a la depuradora de la planta, donde se someten a procesos de eliminación de partículas en suspensión, a un tratamiento biológico de contaminantes y un proceso de eliminación de fangos generados en el tratamiento biológico. De este proceso se generan lodos y agua tratada que puede verterse a la red de saneamiento.

Autor: Sergio Ródenas, colaborador Consultoría Medioambiente neobis


la ciencia ficción del papel y la impresión

La ciencia "ficción" del papel y la impresión

Analistas y gurús de medios de comunicación llevan años anunciando la muerte del papel, pero lo cierto es que el papel sigue siendo uno de los bienes más preciados de nuestra sociedad. Tanto es así que ahora son varias las compañías que investigan diferentes métodos y procesos para transformarlo y adecuarlo a las necesidades de los consumidores.

Una vez que “las altas esferas” han entendido que el papel no puede desaparecer, han decidido emplear todos sus conocimientos para transformarlo ya que en este mundo tecnológico, todo lo que no muere debe evolucionar.

Inkless: impresora sin tinta ni tóner

La impresora inkless desarrollada por investigadores de la Universidad Tecnológica de Delft en los Países Bajos prescinde de tóner, y usa un haz de luz láser para imprimir quemando directamente la superficie del papel.

A diferencia de las impresoras térmicas (de uso habitual para la impresión de tickets de caja y comprobantes de operaciones bancarias con tarjeta y que requieren un papel específico para una impresión temporal), la impresora láser sin tóner funciona con papel normal, y la impresión es permanente.

La idea parece sencilla, pero no lo es tanto cuando se trata de obtener buenos resultados: “Si intentas hacer algo parecido normalmente tendrás problemas con el color que será más bien marrón. También con la calidad de la impresión, que no será permanente”, dice Venkatesh Chandrasekar, uno de los investigadores. “Lo que hemos conseguido es asegurar la calidad de la impresión, que el color de la tinta sea igual de negra que la que se obtiene con una impresora convencional”.

Papel fotosensible que permite borrar y volver a imprimir

El equipo formado por investigadores de la Universidad de Shandong, la Universidad de California y el laboratorio nacional de Berkeley han desarrollado un papel fotosensible y reversible que permite la impresión directa con luz, borrar y volver a imprimir.

La impresión con luz permanece durante cinco días y pasado ese tiempo desaparece pudiendo volver a utilizar el papel sin que este pierdas sus propiedades.

El papel consigue estas propiedades gracias a nanopartículas de azul de Prusia, un pigmento azul que se emplea como colorante, y partículas de óxido de titanio.

El titanio actúa como catalizador, al exponer las nanopartículas de óxido de titanio a la luz ultravioleta, se produce una reacción que libera electrones. Los electrones liberados los ganan las nanopartículas de azul de Prusia, provocando que se decolore. Dado que la impresión se basa en la decoloración del tinte azul, cuando este papel reutilizable está en blanco, en realidad es totalmente azul. La impresora proyecta sobre él una imagen negativa de la impresión y toda la superficie del papel sin contenido se vuelve blanco, o casi. En cambio, los textos y los gráficos permanecen de color azul. Según los investigadores es posible usar pigmentos de diferentes colores, su coste de producción sería razonable y ya se han puesto manos a la obra para que en el futuro la impresión resultante sea en color.

 


Informe estadístico sector papelero 2016

ASPAPEL presenta el Informe Estadístico del Sector Papelero 2016

Con un incremento de las inversiones del 85% hasta suponer casi el 8% de la cifra de negocio, afrontó el sector papelero español el ejercicio 2016, caracterizado por la ralentización del crecimiento de la producción de papel, la desaceleración de la demanda interna y la reactivación de las exportaciones, según datos de ASPAPEL, que presentó ayer el Informe Estadístico Anual del Sector Papelero.

2016 fragilidad de la recuperación / 2017 buenas perspectivas

La frágil recuperación iniciada por el sector papelero español en 2015 se ralentizó en 2016. El pasado ejercicio, las 71 fábricas papeleras españolas produjeron 6.218.600 toneladas de papel, con un incremento del 0,4%, en línea con la desaceleración del consumo de papel que creció el 0,6.

El ejercicio 2017 se inició con caídas de producción y, pese a que en marzo ya se registró un incremento de la producción de papel, el primer trimestre se cerró con un descenso del 1,1%. El dato de abril, con un crecimiento de la producción de papel del 3,2%, unido al también positivo de marzo (2,6%) apunta a mejores perspectivas para el presente ejercicio.

Las 10 plantas fabricantes de celulosa en España produjeron 1.676.500 toneladas en 2016, un 2,2% más que en el ejercicio anterior.

“La competitividad perdida a causa de la reforma energética —y todavía no recuperada plenamente— y el alto nivel de incertidumbre económica y política a escala nacional, europea y mundial —explicó el presidente de ASPAPEL, Enrique Isidro— están lastrando la recuperación, cuya fragilidad ponen de manifiesto los datos del último ejercicio”.

El consumo del sector papelero en 2016: los papeles gráficos registran un descenso del 6,6% 

En lo que respecta al consumo de papel, en 2016 se ralentizó la recuperación iniciada en 2015. El año pasado se consumieron 6.644.500 toneladas de papel lo que supone tan solo un crecimiento del 0.6% respecto a 2015, muy inferior si lo comparamos con el crecimiento del 5.6% obtenido en 2015.

Consumo de papel 2012-2016

Además, la recuperación de consumo de papel continúa siendo muy asimétrica para los distintos tipos de papel. El mayor crecimiento con gran diferencia (21,1%) es el de los papeles especiales (papel de fumar, papel decorativo, papel de seguridad, papel metalizado, papel autoadhesivo, papel filtro...). También crecen significativamente (6,5%) otros papeles para embalaje (papel kraft sacos, papel para bolsas, papel/cartón para tubos, productos de celulosa moldeada como las cajas de huevos, etc.). El consumo de papeles para usos higiénicos y sanitarios crece también a buen ritmo (3,1%) como el cartón estucado (2,5%). Los papeles para cartón ondulado se mantiene en niveles similares al ejercicio precedente y los papeles gráficos (papel prensa y papel de impresión y escritura) registran un descenso del 6,6%.

Los papeles para embalajes representan el 61% del consumo total de papel en nuestro país, seguidos de los papeles gráficos (21%), los higiénicos y sanitarios (11%) y los papeles especiales (7%).

Consumo de papel por tipos

Fortaleza exportadora

La industria papelera española es un sector eminentemente exportador. Exporta el 55% de la celulosa y el 46% del papel que fabrica y el 57% de la facturación del sector procede del comercio exterior.

La UE supone el 61% de las exportaciones de papel y el 85% de las de celulosa. Mercados tan exigentes como Alemania, Francia, Italia, Portugal y Países Bajos son los principales receptores de esas exportaciones.

Las exportaciones durante la crisis proporcionaron refugio ante la caída del mercado interior y alcanzaron récords históricos. Con la recuperación del consumo interno, las exportaciones perdieron algo de fuelle. Y el pasado ejercicio, ante la ralentización del mercado interior, las exportaciones volvieron a reactivarse.

En 2016 se exportaron 2.830.100 toneladas de papel, con un incremento del 1,2%. Las exportaciones de celulosa (928.500 toneladas) crecieron el 9,2%.

Potente ciclo inversor y reposicionamiento sectorial

El sector papelero español está respondiendo a este escenario de incertidumbre y fragilidad de la recuperación, con fuertes inversiones y reforzando su especialización en papeles para embalajes, que actualmente supone el 58% del total.

Una transformación que implica todo un reto técnico, con repercusiones sobre el aprovisionamiento de materias primas. En esta línea, es también reseñable el importante incremento de la producción de papeles especiales, fruto de este reposicionamiento hacia productos de mayor proyección y valor añadido.

Evolución de las inversiones

Las inversiones del sector en 2016 ascendieron a 328 millones de euros, lo que supone un 7,7% de la cifra de negocio y un incremento del 85% con respecto al año anterior, en el marco del ciclo inversor iniciado en 2014. Se trata de inversiones enfocadas a la innovación, el incremento de la capacidad, la mejora de la eficiencia y los costes, la renovación tecnológica y la calidad y el medio ambiente.

Las inversiones previstas para  2017 ascienden a 372 millones de euros, un 13% más que en el ejercicio anterior.

Pese a la crisis, en los últimos diez años, el sector papelero español invirtió 2.282 millones de euros (una inversión media anual del 5,3% de la facturación).

Por una reindustrialización sostenible del sector papelero

La industria española de la celulosa y el papel apuesta por una reindustrialización sostenible como bioindustria descarbonizada, basada en un recurso renovable y referente del nuevo modelo industrial de la economía circular.

Pero esta visión solo se hará realidad si se produce el tan esperado impulso a la reindustrialización. Un precio competitivo de la energía para la industria, el desarrollo de infraestructuras y una regulación que permita mejorar la logística y el transporte, la defensa de nuestros intereses en el marco de política comercial de la UE y el estímulo a la I+D+i son algunos de los aspectos clave para dar solidez e impulso a la recuperación económica.