EGESA mejora su impresión digital con XEROX

EGESA mejora sus servicios de impresión digital con Xerox

EGESA, uno de los proveedores de servicios de impresión de referencia en Madrid, ha apostado por la tecnología de Xerox  para mejorar y ampliar su cartera de aplicaciones de impresión digital. La compañía ha instalado una prensa digital color  Xerox iGen4 con el objetivo de mejorar el servicio que proporciona a sus clientes y rentabilizar su clara apuesta por el creciente mercado de la impresión digital.

En palabras de Ignacio Fajardo, director general de EGESA, “nos encontramos ante un mercado muy competitivo en el que, si no estás a la vanguardia, no te puedes anticipar a los continuos cambios que está experimentando esta industria y mantener nuestra privilegiada posición. Por eso decidimos apostar por la iGen4, ya que ofrece el formato máximo de impresión, una total disponibilidad para incrementar nuestra productividad y unos costes de impresión y mantenimiento muy asequibles. Además, no hay duda de que Xerox es el líder mundial en sistemas de impresión y producción digital, y para una empresa como la nuestra es importante trabajar con proveedores que proporcionen una solución completa  que nos ayude a conseguir nuestros objetivos”.

Para Miguel Alcaide, director de la división de Comunicaciones Gráficas (GCO por sus siglas en inglés) de Xerox España, “El objetivo de Xerox siempre ha sido el de ayudar a las empresas de comunicaciones gráficas a centrarse en lo que más les preocupa: satisfacer las necesidades de sus clientes, producir más trabajos, reducir costes y lograr que su negocio crezca. Y eso es precisamente lo que ofrecemos con nuestra amplia gama de soluciones de impresión digital, que aporta ventajas muy competitivas y mejora la gama de servicios que empresas como EGESA están ofreciendo a sus clientes.”

“Ya en las primeras semanas en las que el sistema empezó a funcionar experimentamos claros beneficios, como el incremento de los volúmenes de producción y una significativa reducción de los costes de producción. Por eso, esta tecnología la utilizaremos fundamentalmente para tiradas cortas y trabajos que requieran de una personalización muy precisa”, concluye Ignacio Fajardo.

Xerox iGen4™, garantía de calidad en EGESA

El modelo iGen4 es la evolución de la tecnología iGen, el buque insignia en impresión digital color de Xerox, que imprime 40 páginas por minuto en formato máximo llegando hasta las 120 impresiones por minuto, y realizando un mayor volumen de trabajos en menos tiempo. Entre las características más sobresalientes de esta prensa destaca la automatización del ajuste de la imagen en la colocación del papel, eliminando las tediosas tareas manuales. Este equipo se traduce en una mayor eficiencia y facilita la gestión automatizada del color. Reemplaza y elimina la intervención manual mediante el análisis de color y la notificación al operador cuando la prensa está lista para la producción. Además, su servidor de impresión FreeFlowTM Print Server reporta mayores beneficios mediante una configuración rápida y el procesamiento de trabajos complejos.


Gran formato en impresión digital

Parece mentira que hace escasos años fuese inimaginable hablar al mismo tiempo del mercado de la impresión en gran formato y de la impresión digital. Que a día de hoy esto sea posible y que la impresión digital se haya convertido en la opción predilecta del mercado de gran formato es un claro ejemplo de la evolución tecnológica que vive nuestro sector. Tanto, que ya es raro encontrar una imprenta que trabaje con el gran formato que no tenga una impresora por inyección de tinta entre sus equipos.

Aunque los sistemas de impresión digital se han extendido considerablemente entre los fabricantes de expositores, los impresores serigráficos, los fabricantes de rótulos y, cada vez más, los impresores litográficos offset, eso no ha significado el abandono total de las técnicas de producción analógicas. Lo que ha aportado la impresión digital al gran formato ‒complementado por los avances en el software y los materiales disponibles‒ es versatilidad y flexibilidad a todos los segmentos de la industria en los que la revolución digital ha abierto las puertas a los tirajes cortos, la producción de ejemplares sueltos, las versiones y los datos variables. A estos aspectos, se les puede añadir las ventajas ecológicas de una técnica que no emplea sustancias químicas tradicionales, aparte de la reducción de las mermas y otros beneficios como la producción justo a tiempo y a demanda para marcas y clientes finales.

Ventajas prácticas de la impresión digital en gran formato

Desde el punto de vista práctico, la impresión digital o por inyección de tinta en gran formato tiene la ventaja de que permite ofrecer plazos de entrega más cortos, entornos de producción mejores, logística más sencilla y flujos de trabajo integrales más eficaces. Además, existen también consideraciones económicas ‒como la reducción de inventario‒ que han contribuido a impulsar la inyección de tinta.

Así, en las últimas dos décadas, ha evolucionado mucho el modo en que se producen las aplicaciones consideradas de gran formato. De hecho, este cambio ha provocado que las impresoras de entre 1 y 5 metros de ancho hayan pasado de ser máquinas especiales a ser equipos de uso normal. En este tiempo, los fabricantes han sido testigos de la transformación de los requisitos de los clientes, que cada vez son más diversos.

Nichos de mercado y segmentos especiales

Pese a que el negocio de la impresión en gran formato sigue creciendo, se observa que los impresores no solo sirven al mercado más convencional, sino que también están penetrando en nuevos nichos de mercado y segmentos especiales en los que la tecnología digital puede producir trabajos que antes no podían realizarse. Las posibilidades de experimentar con la inyección de tinta y materiales distintos se han simplificado porque la preparación y los cambios de trabajos son más rápidos, el proceso de preimpresión es más sencillo y la producción de tirajes cortos y ejemplares sueltos es viable.

Asimismo, los impresores deben competir no solo con otros proveedores, sino también con otras empresas que empiezan a invertir en la tecnología digital. Estos negocios han optado por especializarse en un nicho de mercado en vez de presentarse simplemente como un proveedor más y así evitar competir únicamente en precio, que es lo que hacen muchos.

Sin embargo, la demanda de impresoras por inyección de tinta en gran formato continúa aumentando en todo el espectro digital, ya que las empresas quieren producir con mayor calidad, velocidad y fiabilidad.

Velocidad frente a versatilidad

¿La velocidad es algo fundamental entre los usuarios de impresoras de gran formato? La respuesta a esta pregunta clave difiere según el modelo de negocio y el tipo de demanda. La versatilidad es una de las ventajas clave de la inyección de tinta, y la diversificación suele ser el factor principal para ampliar los márgenes de beneficio. Por lo tanto, tener un flujo de trabajo efectivo es tan importante como la velocidad de la impresora, así que la inversión debe calcularse en función del volumen de producción diario, la diversidad y la variabilidad del trabajo.

Sabemos que muchos de los clientes usan nuestras impresoras para producir diversas clases de impresiones y en soportes distintos para atender las necesidades de sus propios clientes y para amortizar al máximo la inversión. Una misma impresora sirve para producir desde material de PLV hasta gráficos para vehículos, pasando por pancartas, autoadhesivos, etiquetas, revestimientos de paredes y expositores,Richard Barrow, responsable sénior de productos de impresión de rótulos en gran formato, Epson Europe.

Mike Horsten, director de marketing de Mimaki para la región EMEA, coincide: “Creo que la llave del éxito es tener una oferta variada. Prácticamente ya no existen impresores especializados solo en un tipo de producción. Ofrecer varias clases de productos impresos es la manera de ofrecer servicios integrales.”

La creatividad del fabricante de expositores o rótulos no es lo único que determina su flexibilidad. Esta también es posible gracias a tecnologías desarrolladas para minimizar el tiempo de inactividad en los cambios de trabajo y a la capacidad de producir aplicaciones correctas a la primera. Cada minuto que una máquina está sin producir merma la rentabilidad de la empresa, de ahí que los equipos modernos tengan en cuenta estos aspectos en lo relativo a la funcionalidad y el rendimiento.

Ventajas del flujo de trabajo integral

Las ventajas no proceden únicamente del diseño y la fabricación de la impresora. Cada vez es más importante que el flujo de trabajo sea completo y eficaz, y que haya integración con fases posteriores como el acabado en entornos de producción completa, los sistemas de gestión y planificación de recursos empresariales y la compatibilidad con el formato JDF, elementos que contribuyen a la contabilidad.

“Es bastante fácil calcular en qué medida una empresa puede incrementar la producción y la rentabilidad si imprime más trabajos en una máquina más grande y rápida», señala Ken Hanulec, vicepresidente de la división de soluciones de inyección de tinta de EFI. Sin embargo, a veces a las empresas se les pasa por alto que también pueden obtener mejores resultados con un flujo de trabajo mejor, cuando en realidad es una manera de ganar competitividad que hay que tener muy en cuenta.”

“Para un gran impresor que tenga varias máquinas, el flujo de trabajo es vital para sobrevivir en el mercado. Sin un buen sistema de gestión o un flujo de trabajo automático, la cantidad de trabajo acaba ahogando a la empresa a largo plazo. No obstante, tener un flujo de trabajo perfecto no es tan importante en el caso de una empresa pequeña que conoce a todos sus clientes,” Mike Horsten, director de marketing, Mimaki para la región EMEA.

En el segmento del gran formato, las impresoras de cualquier gama son capaces de producir cada vez más aplicaciones; en este contexto, la eficacia adquiere mayor relevancia. “El flujo de trabajo determina la eficacia de nuestras máquinas”, afirma Barrow. “Trabajamos de forma muy estrecha con los proveedores de software para asegurarnos de que la interacción entre el flujo de trabajo y la impresora sea lo más perfecta posible.”

Imprimir bien y a la primera

Paul Adriaensen, Agfa, está de acuerdo en que un buen flujo de trabajo es básico en el entorno de impresión actual: “Una producción adecuada significa que la máquina imprima bien a la primera y siempre, trabajo tras trabajo. El flujo de trabajo automatiza los archivos de entrada y el procesamiento de datos, la gestión del color, la configuración de la impresora y del acabado para evitar retrasos en el proceso de producción.”

Hoy en día, los usuarios de impresoras de gran formato pueden proceder de cualquier ámbito: diseñadores, antiguos especialistas en composición o reprografía, impresores serigráficos, fabricantes de rótulos y otros profesionales de este segmento. Sean quienes sean, tienen algo en común: todos los encargos deben producirse con la calidad necesaria, a un precio aceptable y a tiempo. No obstante, todo proveedor de servicios de impresión debe fijarse en los beneficios, no solo en los costes de producción. Así lo resume Horsten: “Todavía hay empresas que no calculan el coste de todo el flujo de trabajo antes de añadirle el margen. Si contabilizaran los costes del negocio entero, sabrían cuál es la rentabilidad de verdad de cada encargo realizado.”

En el segmento del gran formato, el crecimiento depende de numerosos factores: la tecnología empleada por los equipos y su fiabilidad, los costes de explotación, la diversificación en materia de aplicaciones y el equilibrio entre el volumen y la versatilidad de producir tiradas cortas y ejemplares sueltos. Aun así, la flexibilidad está demostrando ser un factor clave en las inversiones futuras: una misma impresora puede producir los volúmenes adecuados en un abanico amplio de materiales y aplicaciones.

“La diversidad es una de las razones por las que a los clientes les gusta usar nuestras impresoras híbridas planas/rotativas. Muchos de ellos necesitan poder imprimir el máximo número posible de trabajos diferentes, desde expositores en cartón ondulado hasta pancartas tradicionales,” Ken Hanulec, vicepresidente de la división de soluciones de inyección de tinta, EFI.

Desde la drupa de 2012, las tecnologías de inyección de tinta no han dejado de avanzar, con lanzamientos de tintas nuevas y máquinas más rápidas que incluyen manejo automático del material, secado por leds y opciones de impresión y corte optimizadas. En el ámbito químico, se han presentado tintas acuosas de secado UV, persiste el reto de las fórmulas con látex y siguen disponibles las opciones de tintas acuosas, de base disolvente y de secado UV, que muchos impresores continúan usando en su día a día.

Autora: Sophie Matthews-Paul


Revolución en la prensa

La impresión digital llega a las redacciones de los periódicos

Johannes Gutenberg conocido como el padre de la imprenta revolucionó el mundo de las artes gráficas en el siglo XV al confeccionar los primeros tipos móviles. Consistían en moldes de madera rellenos de plomo con cada una de las letras del abecedario.

Esta brillante idea supuso reducir a la mitad el tiempo que empleaban los monjes copistas en transcribir un libro y la aparición de la primera imprenta.

La llegada de la imprenta y el incremento de personas alfabetas en el mundo trajo consigo, un siglo más tarde, la prensa escrita. Pero ésta, no se convirtió en diaria hasta que la industrialización en general y las rotativas en particular se asentaron en el sector.

Desde entonces, los avances en las rotativas y en las formas de impresión han sido imparables. Primero fue la automatización, después el offset y ahora la digitalización.

La primera producción digital de un periódico

El “proyecto insignia”, como lo denomina el director de Marketing de Müller Martini, tiene como misión realizar la primera impresión digital de un periódico.

Mengis Druck AG  de Visp en el cantón suizo de Wallis, marca un nuevo hito en la industria gráfica e instala la primera máquina de impresión de periódicos digital en el mundo.  A partir del próximo julio, el buque insignia de Mengis, el “Walliser Bote” será el primer diario impreso en una máquina de impresión de rodillos HP T400 Color Inkjet.  Además,Müller Martini también suministrará un sistema de plegado de manroland y una sala de expedición.

¿Las grandes ventajas? Ahorro de costes, de espacio y facilidad para personalizar el producto, esta última sin duda es hoy en día la característica estrella que buscan todas las empresas.


Revolución en la prensa

La impresión digital llega a las redacciones de los periódicos

Johannes Gutenberg conocido como el padre de la imprenta revolucionó el mundo de las artes gráficas en el siglo XV al confeccionar los primeros tipos móviles. Consistían en moldes de madera rellenos de plomo con cada una de las letras del abecedario.

Esta brillante idea supuso reducir a la mitad el tiempo que empleaban los monjes copistas en transcribir un libro y la aparición de la primera imprenta.

La llegada de la imprenta y el incremento de personas alfabetas en el mundo trajo consigo, un siglo más tarde, la prensa escrita. Pero ésta, no se convirtió en diaria hasta que la industrialización en general y las rotativas en particular se asentaron en el sector.

Desde entonces, los avances en las rotativas y en las formas de impresión han sido imparables. Primero fue la automatización, después el offset y ahora la digitalización.

La primera producción digital de un periódico

El “proyecto insignia”, como lo denomina el director de Marketing de Müller Martini, tiene como misión realizar la primera impresión digital de un periódico.

Mengis Druck AG  de Visp en el cantón suizo de Wallis, marca un nuevo hito en la industria gráfica e instala la primera máquina de impresión de periódicos digital en el mundo.  A partir del próximo julio, el buque insignia de Mengis, el “Walliser Bote” será el primer diario impreso en una máquina de impresión de rodillos HP T400 Color Inkjet.  Además,Müller Martini también suministrará un sistema de plegado de manroland y una sala de expedición.

¿Las grandes ventajas? Ahorro de costes, de espacio y facilidad para personalizar el producto, esta última sin duda es hoy en día la característica estrella que buscan todas las empresas.


Decoración impresa

La impresión digital ha revolucionado el mundo del diseño de interiores. La incorporación de la impresión en el diseño de unas oficinas o de las habitaciones de un hotel puede transformar el entorno.

Hasta ahora decidíamos el color de las paredes, el dibujo del papel o el estampado de una tela ciñéndonos a las colecciones que presentaban las marcas. Pues bien, esto se ha acabado, ya podemos personalizar todos y cada uno de los detalles de nuestro inmueble. ¿Cómo?
La respuesta nos la da la impresión digital, gracias a ella los decoradores y arquitectos pueden conseguir el acabado deseado en los espacios sin que su coste sea decisivo en el consumidor. La impresión digital ofrece un producto cuyos costes no tienen nada que ver con los métodos de fabricación tradicionales. “El hormigón o el mármol de tinta tienen la misma apariencia que los materiales reales, pero cuestan menos, pesan menos y eso sí, duran menos”.

El coste como acabamos de ver es inferior y el tiempo de montaje también, ya que no es lo mismo transportar e instalar una placa de mármol que una lámina de tinta. Esto, nos permite cambiar el aspecto de nuestra casa, tienda u oficina de forma regular sin complicadas obras.

Además, todo es sujeto de impresión, podemos imprimir el vidrio, las paredes, los sofás, las alfombras, las cortinas, los muebles de madera e incluso los metales. Consiguiendo una calidad de imagen fotorrealista y de colores vibrantes.

Por supuesto todo tiene sus pros y sus contras. En este caso los únicos aspectos negativos son que los materiales son menos duraderos que los tradicionales y que tenemos que renunciar a otros aspectos como lo olfativo y lo táctil. No tendremos el olor a madera ni tocaremos la rugosidad de una piedra, pero sí podremos cambiar el look de nuestros espacios con mucha más frecuencia.

Si esto te convence o por lo menos te interesa, visita el espacio Print All Experience de Graphispag 2015 donde encontrarás un apartamento, un bar y una tienda en los que todo está impreso.


¿Offset versus Digital?

La tecnología de impresión más utilizada en el mundo sigue siendo el offset aunque la digital crezca con fuerza. Pero, ¿cuál es su futuro? Clientes, impresores y expertos se resisten a elegir y auguran larga vida a las dos tecnologías.

Grupo Aries abrió puertas hace 40 años como imprenta en Pinto (Madrid) pero asegura que volvió a nacer en 2009. Fue entonces cuando decidió hacer frente a la crisis reinventándose: pasó de ser impresor a ofrecer un servicio completo de comunicación gráfica y se alió con cuatro empresas (Imagen, Gráficas Cañizares, Sidecprint y Dinaprint). Desde entonces, comercializa servicios de comunicación crossmedia (que integran e interrelacionan canales online y offline), impresión en offset y en digital, diseño gráfico y web. El éxito de su reinvención es evidente: en 2013 crecieron un 28% en pedidos y un 38% en número de trabajadores.
Centenares de empresas gráficas han seguido el mismo camino y no renuncian a dos tecnologías que son, y parece que seguirán siendo, complementarias. Sólo el volumen de las tiradas, el valor añadido o la especialización determinarán el uso del offset o de la impresión digital.
Offset, tecnología líder y con futuro
Solo el 1% de lo que se imprime en todo el mundo (en volumen) es con tecnología digital. Está claro, pues, que el offset, con todas sus variedades, es la tecnología líder. Jordi Quera, presidente de la Asociación Española de Suministradores para la Industria Gráfica, Embalaje y P.L.V. (Graphispack), asegura que "el offset es el sistema que ofrece, en general, la calidad más alta (máxima resolución) y, por tanto, las aplicaciones que lo requieran preferirán esta tecnología". Y añade: "la mayoría de impresiones de seguridad en el mundo se hacen en offset, los catálogos, etiquetas y el packaging de alta calidad, también. La clave radica en aquellos trabajos en los que, además, el offset es el más productivo".
A pesar de su liderazgo, Jordi Quera admite que, en los últimos tiempos, "el offset en plano ha perdido fuerza en los ámbitos de la edición, prensa y en la impresión comercial (casi un 50% de este mercado), donde Internet le ha usurpado parte de la producción y donde está entrando con fuerza la impresión digital". En otros mercados, en cambio, el offset se mantiene o crece: "como por ejemplo, en el de etiquetas, en el de prospectos farmacéuticos o en los mercados de seguridad". Quera enumera decenas de casos de éxito con tecnología offset: "impresión de flexible; etiquetas en offset rotativo o semi; mercado de seguridad, en el que se requieren especificaciones de impresión de líneas finas con tintas especiales, en impresión comercial y en todas aquellas aplicaciones que exigen calidad y fiabilidad".

Jordi Collado, director comercial y de marketing de IPAGSA, compañía especializada en planchas de offset, es tan optimista o más. Asegura que "los segmentos más pujantes de la industria gráfica, como el packaging, apuestan cada vez más por la tecnología offset como la mayoritaria para su estrategia productiva". "Sigue siendo la que ofrece soluciones de mayor calidad y costes más competitivos –añade-, por lo que podemos augurar un futuro muy positivo".

Previsiones aparte, Jordi Quera aconseja no plantear disyuntivas: "debemos empezar a no pensar en una tecnología concreta de impresión, sino en la combinación de tecnologías para conseguir la máxima flexibilidad para producir cada tipo de impreso". La clave es adaptarse a las exigencias del consumidor y ser competitivos. La tecnología offset mejora día a día con novedades que permiten aumentar su competitividad: nuevas máquinas que reducen los tiempos de preparación y automatizan procesos, innovaciones que ahorran el consumo de productos químicos y costes, etc. Según Jordi Collado, los impresores están invirtiendo en offset para aumentar capacidad productiva: "cualquier impresor hoy está produciendo con un nivel de competitividad mucho mayor que cinco años atrás. De otro modo ya no estaría activo. Esto demuestra que el offset está más vivo que nunca, precisamente porque se está adaptando a los nuevos retos y cambios del mercado actual".


Acabados que impresionan

Una invitación que sólo se lee bajo el agua, una revista que huele a chocolate o una etiqueta que cambia cuando la enfriamos o la calentamos. Imprimir imaginación al producto gráfico y sus acabados puede ser el secreto del éxito.

"Cree una vaca púrpura en su negocio o será invisible". Lo advertía hace unos años el gurú del marketing Seth Godin y hoy se ha convertido en un mantra. Captar la atención, sobresalir en el lineal, asombrar con un folleto o una invitación o seducir desde una etiqueta es el reto. Y, a menudo, el éxito puede estar en manos de los acabados de nuestro producto impreso.

Ser conscientes de las exigencias del consumidor y tratar de sorprender al cliente. Entre los casos de éxito de Grifoll destacan etiquetas que descubren mensajes si se enfrían o se calientan, portadas de revistas que el lector puede dibujar con el dedo o invitaciones legibles sólo bajo el agua. Su responsable de marketing, Mateo Hilderink, asegura que el cliente pide acabados especiales "para dotar al producto de mayor funcionalidad, con productos como una etiqueta antideslizante, o para llamar la atención con, por ejemplo, promociones con olor". Tiene claro quelos acabados especiales son una oportunidad de crecimiento, porque representan una diferenciación difícil de copiar, requieren de maquinaria concreta y necesitan un know.

Otro buen ejemplo es Grupo Neo, con sede en Parla (Madrid) y especializada en post-impresión. Entre sus últimas novedades, una barnizadora digital que combina acabados 2D y 3D en una sola pasada. Dota a los productos de gran impacto y vistosidad y se orienta, principalmente, a elementos que requieren diferenciarse en el lineal, como revistas, libros, packaging, cosméticos, etc. OMC presentó esa barnizadora, la Jetvarnish 3D, en graphispag.digital 2013 con gran éxito entre impresores y diseñadores gráficos interesados en incorporar acabados de alto valor añadido a los productos gráficos.

Oportunidades de negocio

Sobresalir, sorprender, seducir. Éstos son, y serán, los objetivos de miles de marcas: no dejar indiferente al consumidor y distanciarse de la competencia. De esta necesidad nace una constante sofisticación en el aspecto final de los productos impresos, lo que supone nuevas oportunidades de crecimiento para las empresas del sector, y por tanto una mayor demanda para los acabados especiales.

La necesidad de distinguirse, además, afecta a todos los sectores de gran consumo. Aunque en algunos, como el de la alimentación, la cosmética y otros productos de gama alta, la competencia es feroz. Uno de los campos que ha potenciado más el uso de la serigrafía es el de la etiqueta en continuo, no hay botella de vino que se precie que no lleve algún detalle en serigrafía.

El sector textil con sus tintas de relieve, también ofrece acabados espectaculares, y no olvidemos que cada día pasan por nuestras manos billetes de banco que también llevan serigrafía incorporada. El potencial es enorme, y destaca todos los efectos especiales que se pueden conseguir con la serigrafía gracias a la posibilidad de obtener diferentes grosores de capa en una sola estampación. Además, permite utilizar pigmentos con un espesor de más de 200 micras, imposible con otros sistemas de impresión.

Conscientes de la creciente necesidad entre las empresas gráficas de crear productos de alto valor añadido, Graphispag 2015 volverá a reunir a algunos de los proveedores de maquinaria de manipulados y post-impresión más punteros. Una oportunidad única para descubrir lo último en acabados que impresionan y que pueden abrir nuevos nichos de mercado.