Gartner posiciona a Xerox como líder

Gartner posiciona a Xerox como líder en su Cuadrante Mágico para el Mercado de Servicios de Impresión y Contenido Gestionados

Por octavo año consecutivo Gartner. ha situado a Xerox en el ‘Cuadrante Líderes’ del Cuadrante Mágico para el Mercado Global de Servicios de Impresión y Contenido Gestionados 2015. En su informe, Gartner analiza el importante papel que juegan los servicios de impresión gestionados (MPS, por sus siglas en inglés) junto con los servicios de gestión de contenidos (MCS, por sus siglas en inglés). En este nuevo informe, Gartner ha posicionado a Xerox como la empresa que ofrece la gama más completa, y por su capacidad de visión y de ejecución.

Los servicios de impresión gestionados de Xerox siguen una estrategia de tres etapas - evaluación y optimización, seguridad e integracióny automatización y simplificación – y están diseñados para conectar el mundo digital con el del papel físico con el fin de que los clientes puedan imprimir de una forma más asequible, segura y cómoda.

“La forma en la que utilizamos, compartimos y guardamos el contenido en el entorno de trabajo móvil es lo que está impulsando el éxito deMPS y MCS”, explica, Joseph Hanania, vicepresidente senior de Outsourcing Documental de la división de Large Enterprise Operations en Xerox. “Creemos que nuestra posición de liderazgo en este Cuadrante Mágico de Gartner es una muestra de que nuestra estrategia está ayudando a nuestros clientes a reestructurar y optimizar sus procesos de gestión documental para mejorar la productividad de los empleados y satisfacer sus objetivos en materia de sostenibilidad.”

Algunos ejemplos recientes de la estrategia de tres etapas de MPS de Xerox incluyen:

  • Evaluación y optimización - Xerox Print Awareness Tool, un sistema patentado que anima a los empleados a ser más responsables con el medioambiente, y que usa la tecnología de gamificación para ayudar a las empresas a reducir las emisiones de carbono y motivar a los empleados a contribuir en esto.
  • Seguridad e integración – Las analíticas están haciendo que las empresas tomen decisiones más inteligentes en lo que a impresió se refiere, y Xerox está ayudando a sus clientes a optimizar sus entornos de impresión con Xerox Secure Print Manager Suite con Analíticas de Usuario, una herramienta que proporciona un análisis de quién está imprimiendo qué, cuándo, cuánto y dónde.
  • Automatización y simplificación - Xerox continua reforzando su oferta de servicios y recientemente ha anunciado nuevas soluciones de automatización de flujos de trabajo para el sector seguros y el departamento de recursos humanos - dos áreas que manejan una importante cantidad de datos – para evitar los cuellos de botella y los problemas que puedan surgir en sus procesos de gestión de documentos.

Además, los lanzamientos de las soluciones de productividad Xerox Digital Alternatives y Xerox DocuShare 7.0 están mejorando la eficiencia en los entornos de oficina al automatizar el procesamiento de documentos. De esta forma los empleados reducen el tiempo que tienen que invertir en este tipo de tareas, así como en procesos manuales tales como compartir, hacer anotaciones o guardar un documento, al mismo tiempo que se incrementa la seguridad de los datos.

En 2015, Quocirca Ltd también reconoció a Xerox como líder global del mercado de MPS, e IDC MarketScape ha considerado a Xerox como un líder en su último informe sobre el mercado de Servicios Gestionados de Flujo de Trabajo para Europa Occidental.


formación en artes gráficas

Formación de Calidad en el Sector Gráfico

¿Cuál es la formación más adecuada para los empleados, actuales y por venir, de la empresa gráfica tanto del presente como del futuro?

La necesaria formación para nuestro sector pasa por formar mandos directivos, mandos intermedios y técnicos así como auxiliares de diversos tipos.
La formación que tenemos implantada, sin entrar en detalles de leyes que se suceden sin solución de continuidad asociadas a los devenires políticos, viene a establecer tres categorías claras: la reglada, la continua y la ocupacional. Todos estos tipos pueden tener carácter público, en régimen de concierto o ser formación estrictamente privada.

En cuanto a las necesidades de las empresas para cubrir puestos de trabajo se complementan con los requisitos más comunes:

Mandos directivos: Si la empresa recurre al mercado laboral demandará estudios universitarios aderezados con algún máster especializado, idiomas y experiencia contrastada. Si opta por la promoción interna, estos requisitos en algunos casos pueden obviarse y pasa a ser más valorada la promoción atendiendo a la valía personal y la formación continua, aunque corre el peligro de basarse en criterios poco objetivos y por lo tanto dañinos a largo plazo.

Los mandos intermedios también pueden ser contratados desde el mercado laboral. En este caso los técnicos de grado superior se hallan en una excelente disposición para acceder a tales empleos, si bien lo más adecuado en estos casos es que procedan de promoción interna tras un tiempo de adquisición de experiencia y con la experiencia complementaria continua necesaria.

Los titulados técnicos de grado superior y de grado medio son los candidatos ideales para cubrir, de forma inmediata y con productividad asegurada a muy corto plazo, los puestos de técnicos en las distintas áreas de la empresa. En la actualidad existe un buen sistema para que estos titulados se integren en las empresas aun sin terminar sus estudios, como requisito necesario y ciertamente este modelo está funcionando.

Los auxiliares pueden perfectamente proceder de la formación profesional básica, (antes Programas de capacitación profesional inicial), que como quiera que se llamen ahora, o en el futuro, son un magnífico vivero para chicos que, en su corta vida pueden haber pasado serias dificultades y que tras el paso por estos estudios pueden hallar su oportunidad e integrarse con capacitación contrastada en nuestras empresas o proseguir los estudios que hemos mencionado.

Presente y futuro de la formación para el sector gráfico

Los ingleses, que son muy prácticos a la hora de nombrar las cosas, denominan a los estudios de FP “Vocational Studies”, lo que podemos traducir con literalidad: estudios vocacionales, lo cual ya de por sí es un concepto bonito para trabajar.

El caso es que la formación para el sector gráfico en este país comienza cojeando en los niveles más elevados ya que no existen estudios específicos de rango universitario en relación con nuestro campo, a diferencia de países en los que nos podemos y debiéramos reflejar: Alemania, Inglaterra, Estados Unidos… de ahí que las empresas deban acudir a titulados superiores con estudios no directamente relacionados con la actividad gráfica y que por lo tanto necesitan un periodo de adaptación que puede ser más o menos largo. Nada malo en si mismo, algún que otro gran profesional conocemos que se ha incorporado de esta manera a nuestras empresas… Lógicamente la situación ideal pasaría por la educación específica en este campo.

Donde estamos fuertes, barramos para casa, es sin duda en la formación profesional. Independientemente de los planes de estudio, lo cierto es que nuestras aulas se llenan de alumnos con ganas de hacer carrera en nuestro sector, lo que habla mucho a favor de la salud del mismo a pesar de la perpetua crisis en la que nos hallamos. Los empresarios siguen confiando en los centros de formación, acogiendo a nuestros alumnos y mostrando la debida consideración por los profesores; los proveedores nos confían sus máquinas cada vez más, herramientas y materiales con la positiva idea que si ayudan a los centros se ayudan a si y los resultados  son evidentes ya que los alumnos pueden utilizar sus equipos y si han quedado satisfechos los demandarán en las empresas a las que se incorporen, serán futuros mandos, etc.

En cuanto a la formación continua o formación para empresas, ésta tiene por lo general un carácter privado aunque en buena medida subvencionado, y bien gestionada es una formación absolutamente necesaria, imperativa diríamos, para los empleados. Más aún en un sector como el nuestro, condenado sin remedio al cambio continuo. En esta formación jugamos un importante papel los centros de formación especializados y sin duda redunda en la mejora profesional de los trabajadores y en la deseada productividad.

Por lo que respecta a la formación ocupacional, observamos que está pasando por periodos extraños de cambios, diluyéndose en nomenclaturas varias y conceptos vagos que, por un lado incrementan los controles en la formación que se imparte (herencia de malas gestiones pasadas) y por otro dan carta blanca en este tipo de formación altamente especializada a empresas que no son precisamente especialistas en este campo (¿autoescuelas dando formación sobre edición y artes gráficas?), por lo que sería de interés un seguimiento exhaustivo por parte de las asociaciones que velan por los intereses del sector.

En definitiva, la formación en relación con las artes gráficas “pinta bien” podríamos decir. ¿Puede mejorar? Rotundamente sí, no obstante obtiene buena nota y con el esfuerzo de todos los implicados se pueden realizar los ajustes pertinentes.

 Autor: Jesús García Jiménez, profesor Departamento Artes Gráficas, Salesianos de Atocha.

Tus Nikes impresas en casa con 3D

Nike, compañía líder de equipamiento deportivo, quiere que sus clientes se impriman en casa sus propias zapatillas gracias a la impresión 3D, a fin de que no tengan la necesidad de desplazarse a ninguna tienda de la cadena.

La idea es imparable cuando se trata de reducir los tiempos de entrega. En este caso, según comentaba Eric Sprunk, COO de la firma, el comprador recibirá las instrucciones de sus zapatillas, después de comprarlas online, para elaborarlas directamente en su casa. Incluso podrían personalizarlas en la web de Nike antes de comprar el archivo.

El único problema sería el de las impresoras 3D, ya que pocas personas las poseen todavía, aunque con la progresiva bajada de sus precios son cada día más asequibles.

Para solventar este posible freno, Nike, y también Adidas, han pensado ofrecer a los clientes que no tengan una impresora 3D la posibilidad de acudir directamente a una de sus tiendas que estará equipada con todo tipo de máquinas para que puedan realizar la impresión tridimensional allí mismo. Un proceso que también reducirá los tiempos de entrega aunque se asimile más a la compra tradicional.

Autor: Imprimalia 3D

La impresión 3D en datos

De hecho, lo que hasta ahora veíamos como tecnología puntera, innovadora e incluso “marciana” comienza a estar preparada para su adopción generalizada. Así lo demuestra el estudio presentado por International Data Corporation España (IDC), según el cual, el gasto en impresión 3D crecerá un 27% anual de aquí a 2019, año en el que se prevé que este mercado genere unos ingresos de 24.600 millones de euros.

Estas cifras junto con el anuncio del primer salón de impresión 3D en España del 21 al 23 de junio de 2016 anunciado por Fira de Barcelona pueden ser la gota que colme el vaso de tus dudas sobre el futuro de esta tecnología o bien la corroboración de lo que te llevas repitiendo, para mantener tu zona de confort, desde que te “atacaron” los primeros medios digitales: el mundo está loco.

Los datos no pueden ser más claros, ahora sois tú y tu forma de comprender el cambio quienes decidís.

 


El Club de Gráficos Eméritos visita la RAE

Las actividades del Club de Gráficos Eméritos tienen un fuerte componente cultural vinculado al mundo de la imprenta, la edición y  la comunicación, tal es el caso de las recientes visitas a colecciones y museos tales como el Museo Alzamora de  Olot, la Imprenta Municipal de Madrid, o el Museo Didáctico de Artes Gráficas en Arganda del Rey.

A las citadas visitas, se añade la efectuada a la Real Academia Española, el pasado mes de diciembre. Una actividad muy valorada por todos los asistentes, por dos motivos principales.

Desde una perspectiva profesional, por ser la industria gráfica la que ha hecho y hace posible que las obras literarias, ensayos o textos profesionales, lleguen a millones de lectores de forma eficiente y útil para la difusión de conocimiento y para la expansión de la cultura.

Por otro lado, la Real Academia Española significa, tanto en lo cultural y en lo social, un referente para todos y en especial para los impresores y los editores.

La Docta Casa puso en marcha un programa de visitas muy cuidado y de gran interés cultural, con motivo de los 300 años de su fundación.

La visita del Club de Gráficos Eméritos

La visita del Club de Gráficos Eméritos tuvo lugar el pasado 14 de diciembre de 2015. Fue de gran interés cultural y estético, estar en las distintas salas y bibliotecas, con las explicaciones de María Sánchez Paraíso, filóloga del departamento de Comunicación de la RAE, en un entorno de silencio, con todas las dependencias iluminadas, de las que pueden destacarse, el salón de plenos, el salón de actos, las dos bibliotecas de los legados de Dámaso Alonso y de Rodriguez-Moñino, todo lo cual permite hacerse una idea del lugar en que trabajan los académicos, en sus respectivas actividades.

Durante la visita, D. Augusto Jurado Muñoz de Cuerva, de la Junta Rectora del Club de Gráficos Eméritos y autor de muchos textos dedicados a la historia y a la cultura, entregó una de sus obras más conocidas, La imprenta: orígenes y evolución, a la atención del director de la Real Academia, D. Darío Villanueva.

El Club de Gráficos Eméritos, junto al interés y el estudio de la historia de la industria gráfica, presta también atención a los desarrollos de las tecnologías y de su futuro. En este sentido es destacable la labor de la Academia, por su esfuerzo en la digitalización de sus fondos, así como los convenios con primeras firmas de desarrollo de software, para aportar materiales a los diccionarios y bases de conocimiento de programas de uso global, en español.

 

 


gráfica francisco del moral

Entrevista Gráficas Francisco del Moral

neobis nace con vocación integradora, conscientes de que la unión de los empresarios tendrá como consecuencia un mejor desarrollo de la actividad de la comunicación gráfica. También se trata de una plataforma abierta a todos aquellos que sientan que forman parte de un colectivo y que sus aportaciones pueden mejorar la salud empresarial de todos y, por supuesto, la propia. Esta entrevista responde a ese segundo escenario, un empresario, Francisco del Moral, que tenía claro desde un principio que no importa el lugar físico en el que se encuentre su sede, que lo que importa es el límite que cada uno le quiera poner a su estrategia. ¿Visionario? No, ¿realista? Sí.

Empresas realistas con ganas de conocer lo que hacen los demás, de aprender y de buscar sinergias que generen éxitos. Este es el caso de Gráficas Francisco del Moral que lleva 17 años acompañando a la Asociación desde Andújar y a quien va dirigida esta entrevista de neobis press. Os invitamos a seguir leyendo y conocer las opiniones de su fundador y actual Director, Francisco del Moral.

¿Cómo definirías la historia de Gráficas Francisco del Moral?

Gráficas Francisco del Moral, s.a. nace en Andújar (Jaén), en el valle del Guadalquivir, en 1992, en principio como pequeña imprenta comercial, donde desarrollaban sus tareas cuatro personas y que poco a poco va transformándose, incorporando equipos y colaboradores en Preimpresión, Diseño e Impresión en distintos sistemas y acabados.

Nuestra Empresa, prácticamente desde sus inicios pertenece a AGM, ahora neobis, a pesar de estar en otra zona geográfica, porque sabiendo de nuestras limitaciones, siempre hemos visto a la Asociación como una ventana por donde mirar y otear el horizonte de nuestro sector de servicios gráficos, donde compartir experiencias, aprender y actualizarnos, en definitiva, de tener la oportunidad de ser más y mejores.

El desarrollo de nuestra historia transcurre como otras muchas empresas de nuestro sector, va creciendo y desarrollándose con continuas actualizaciones e inversiones en equipos y maquinaria así como en formación de nuestros colaboradores, ampliación y cambio de instalaciones, hasta llegar donde estamos hoy: en Andújar, a pie de la Autovía de Andalucía, en unas modernas instalaciones repartidas en 35.000 m2 de zonas ajardinadas, aparcamientos y servicios generales para un taller de unos 4800 m2 y en el que desde el día de hoy trabajamos unas 62 personas atendiendo toda la geografía nacional con tecnología digital, offset, flexografia, tipografía y diversos acabados.

¿Y el presente?

El presente es un momento de cambio de escenario lo que estamos viviendo. A la difícil y complicada situación económica que hemos vivido y que nos está tocando vivir en general, se ha sumado un profundo cambio tecnológico en nuestro sector.

Nuestro sector ha cambiado y sigue haciéndolo de manera irreversible, lo que ayer mismo fue, hoy es diferente. Lo de ayer es viejo y solo vale lo de hoy… el presente.

Las nuevas tecnologías en el 3D, digital, sistemas laser, comunicación online, etc., priman sobre los anteriores sistemas y organizaciones.

Los clientes son más exigentes y están mucho más preparados, saben lo que quieren y por qué lo quieren y  nuestras empresas de “servicios gráficos” deben de prepararse y hacer esfuerzos efectivos para mantener la lealtad de estos clientes.

Vivimos momentos de cambio, y nuestro sector tiene que estar y adaptarse a este cambio, que por otro lado “refuerza” y es necesario.

¿Cuáles han sido las claves para conseguir que Gráficas Francisco del Moral, estando en Andújar, pase a prestar servicios en toda la Península en sólo 20 años?

Desde el principio, aun siendo conscientes de nuestra situación geográfica, en Gráficas Francisco del Moral, s.a., nos fijamos como objetivo de empresa el atender no solamente nuestra área geográfica más cercana sino servir y atender de manera ordenada otros clientes, otras zonas, otros mercados y otros productos.

El Gran Corso movía sus ejércitos a pasos mucho más rápidos que sus adversarios al grito de “movilidad, movilidad, movilidad”. Nuestra clave, salvando situaciones y otras circunstancias es “servicio, servicio, servicio”

¿Os atreveríais con el resto del mundo?

Nunca damos por descartada ninguna posibilidad pero queremos ser realistas y sabemos de nuestras posibilidades y circunstancias.

Nosotros no exportamos directamente, pero nuestros productos por medio de los clientes a los que atendemos llegan a los mercados de todo el mundo.

¿Cómo dibujarías el futuro de Gráficas Francisco del Moral?

El futuro es un gran lienzo donde pintar y plasmar,  una acción temporal que todavía no ha sucedido y es muy aventurado hablar sobre el futuro. Lo único seguro del futuro es que todo cambiará y que tanto la complejidad, los sistemas, la gestión y la filosofía de las empresas serán diferentes.

Nosotros de momento dibujamos nuestro futuro partido a partido, trazo a trazo, en la creencia de que lo más inminente es lo digital y el mundo online, siendo conscientes de que las oportunidades surgen casi siempre en los cambios.

Nuestro sector tiene futuro, pero será muy diferente y ahora mismo sería muy atrevido dibujar ese futuro.

¿Qué te parece el cambio de la Asociación?

En Gráficas Francisco del Moral, s.a., nos parece que se trata de una acción/proyecto necesario para liderar el cambio del sector, para aprovechar la globalización, poniendo al alcance de todos los beneficios del conocimiento, el talento, las buenas prácticas de empresa, señales que las nuevas tecnologías ponen al alcance de todos.

Se trata sin duda de un cambio de proceso para el sector y las empresas que lo forman.

¿Y la nueva plataforma de neobis?

La nueva plataforma de neobis nos parece un medio abierto, ágil, activo y atento a las nuevas necesidades del sector, donde compartir información, participar en eventos, conocer de una manera amplia y sencilla todo lo relacionado con la empresa en general y con el sector gráfico y de comunicación en particular.

¿Compartes el objetivo de neobis de unir a los empresarios del sector?

Si, en estos momentos de cambio y dadas las circunstancias en las que se desenvuelve todo y especialmente nuestro sector, es el momento de unir más y mejor a los empresarios del sector gráfico y de la comunicación, para poder de una manera más abierta y atenta toda la información y recursos, para de esto modo ser más agiles y eficientes.

Como empresario, ¿qué buscas en las personas de tu equipo?

Ante todo que sean buenas personas, sinceros, honestos y respetuosos con los que les rodean. Capaces y comprometidos con su trabajo y con su equipo.

¿Cómo se define Francisco en pocas palabras?

Amante de su familia, de su trabajo, emotivo, activo y constante.

¿Cuál es tu filosofía de vida?

Trato de ser respetuoso con todo el mundo, amable con muchos, íntimo de pocos, amigo de algunos y enemigo de nadie, me cuesta mucho trabajo sentir rencor de manera permanente.

¿Qué le relaja a Francisco tras un frenético día de trabajo?

La familia, estar con mi mujer y mis hijas, hablar, compartir con ellas, es lo mejor del día, son los mejores momentos… me aportan mucho y me hacen sentir una persona feliz y afortunada.

¿Te gusta ejercer de Iliturgitano?

Creo que todos en mayor o menor medida somos y nos imbuimos de las peculiaridades de un lugar o zona. Me siento orgulloso de mi pueblo, Andújar, de sus costumbres y de su gente. Pero no, no ejerzo de iliturgitano, al menos de manera consciente.

Recomiéndanos 3 lugares de la provincia de Jaén

  • El Parque Natural de Andújar, con sus ríos Jándula y Yeguas (afluentes del Guadalquivir) y su fauna de ciervos, linces ibéricos, águilas imperiales, toros bravos, etc.
  • La Sierra de Cazorla y Las Villas, donde nace el Guadalquivir en su vertiente atlántica y el rio Segura en su vertiente Mediterránea.
  • Y las ciudades de Úbeda y Baeza, cunas del renacimiento y ciudades declaradas patrimonio de la Humanidad, dos ciudades repletas de historia donde el tiempo se detiene en sus palacios, iglesias, etc.

Un lugar, una fecha y un color

Me cuesta mucho concretar ”un lugar, una fecha y un color”, y más teniendo ya una cierta trayectoria vital, pero me atreveré a decir como lugar Chiclana y sus playas de Cádiz, una fecha el 19-10-94, el día de mi mujer, el mes de mi hija mayor y el año de nacimiento de mi pequeña Isabel, y como color el azul, me relaja y a la vez me aporta seguridad.


Oporto ama los libros

Más allá de sus puentes, su vino y su gastronomía, en Oporto se respira una mágica fascinación por la literatura en cada uno de los rincones de un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad. A la sombra de sus edificios decadentes recubiertos de azulejos que cuentan la historia de la ciudad, un paseo por sus calles empedradas revela que Oporto ama los libros. Livrarias por doquier, otras que lo fueron y han sabido conservar la huella de su pasado para adquirir una nueva identidad, locales en los que se puede acompañar la lectura con un café y una de las librerías más hermosas del mundo que se ha convertido en una atracción turística de la ciudad bañada por el río Duero.

Las librerías y libros de Oporto

Lello & Irmão 

Unas 2.000 personas atraviesan sus puertas a diario aunque la gran mayoría no entra en busca de un libro. Antero Braga, su propietario, ha prohibido hacer fotos en el interior y hasta llegó a plantearse la idea de cobrar dos euros por la entrada. Y es que Lello & Irmão (Rua das Carmelitas, 144), unas de las librerías más antiguas del mundo, se ha convertido en una atracción turística después de que la escritora británica J. K. Rowling, autora de la saga de Harry Potter, confesara que se había inspirado en ella y en su magnética escalinata roja para recrear la biblioteca del colegio Hogwarts. Estanterías de madera labrada, techos artesonados, una colorida vidriera en la que se puede leer el lema «Decus in Labore» («Dignidad en el trabajo») y su serpenteante escalera roja la han convertido en una de las librerías más bellas del mundo.

Livraria da Baixa
Situada en la misma calle que Lello & Irmão, y a espaldas de la Torre de los Clérigos, la librería Fernando Machado fue fundada en 1922 y su especialidad eran los textos jurídicos y la numismática. Hace dos años el abogado Rui Guerra se enamoró del desvencijado local y decidió recuperarlo para emprender una nueva aventura. Restauró la fachada original de madera y las estanterías del interior para crear la Livraria da Baixa (Rua das Carmelitas, 15), una librería-bar en la que se puede adquirir libros editados por el propio dueño además de entregarse a la lectura mientras se degusta un café o el aperitivo. La terraza, con mesas y sillas de hierro forjado, preside sus fantásticos escaparates donde se exhiben piezas vintage que también están a la venta.

Papa-Livros 

Se asemeja más a una galería de arte que a una librería. La culpa la tiene una enorme pared neutra que preside la entrada y que es utilizada como un lienzo en blanco para exponer las coloristas portadas de los libros. Una idea del diseñador Gémeo Luís para plasmar la esencia de Papa-Livros (Rua Miguel Bombarda, 523), propiedad de Adélia Carvalho. Licenciada en Educación Infantil, en 2008 abrió un espacio dedicado exclusivamente a la literatura infantil y juvenil en el que tienen cabida escritores e ilustradores de diferentes países y donde cada semana se organizan encuentros literarios, talleres y otras actividades para estimular el desarrollo artístico e intelectual de niños y jóvenes.

Rota do Chá
En la misma calle que Papa-Livros y en la parte trasera del edificio Artes em Partes, hay un oasis en forma de jardín que invita a la lectura mientras se saborea una de las 300 variedades de té que ofrece en su carta. Rota do Chá (Rua Miguel Bombarda, 457) es el lugar perfecto para huir del estrés y sumergirse en las páginas de una buena novela porque de lunes a viernes ofrece un interesante trueque: un libro usado a cambio de una taza de té.
Livraria Poetria
Muy cerca del Teatro Carlos Alberto y de la Academia Contemporânea do Espetáculo, su especialidad son los libros de poesía y teatro. Hace 12 años que Dina Ferreira da Silva se embarcó en una aventura en la que involucró a toda la familia porque su hija creó el logotipo de la tienda y su hijo fue quien dio el nombre de Livraria Poetria (Rua das Oliveiras, 70). «La poesía cura; el teatro es vida» es el lema que se aplica su dueña en tiempos de crisis.
Restaurante Book
Ya no es una librería, aunque lo fue durante décadas. En sus paredes y en sus mesas perdura el espíritu de la Livraria Aviz, que tras su cierre fue reconvertida en un restaurante gracias al empeño del Grupo Lágrimas y de la Casa do Livro. Hay libros en sus estantes,
 sobre las mesas y hasta colgados del techo en la zona de la barra, donde unos cómodos sillones de cuero invitan a la lectura con sólo alargar el brazo mientras se saborea un Mojito Hemingway. Incluso el rótulo luminoso de la entrada al Restaurante Book (Rua de Aviz, 10) ha sido reubicado en el interior de una sala en la que la carta, en el interior de un libro, tiene la estructura de una novela (prólogo, introducción, capítulos 1, 2 y 3 y conclusión). Cocina tradicional portuguesa bajo la creatividad del cocinero João Mendes, donde el pulpo al horno con patatas dulces y grelos es uno de sus platos estrella.

Crece el consumo del papel

Con un incremento de la producción de papel del 5,4% en octubre, la industria papelera española encadena siete meses consecutivos de crecimiento, según datos de ASPAPEL. Tras un primer trimestre en negativo (-2,6%), la producción empezó a crecer en abril e inició una sólida progresión con un crecimiento del 4,5% en el segundo trimestre y del 5,2% en el tercero.

Los últimos datos sectoriales europeos disponibles (enero-septiembre), sitúan a España, con un crecimiento acumulado de la producción del 2,3%, como el que más crece entre los grandes productores de papel y muy por encima de la media UE (-0,4%). España es el sexto productor  de la UE, tras Alemania (0,2%), Suecia (-1,6%), Finlandia (-1,2%), Italia (0,9%) y Francia (-0,7%).

Los últimos datos disponibles de consumo de papel en España, con un incremento del 8% en el tercer trimestre y del 6,2% en el acumulado de los nueve primeros meses,  confirman también la recuperación del consumo interior iniciada el pasado ejercicio.

Actividad industrial del papel

El sector papelero desarrolla su actividad industrial  en 77 fábricas repartidas por todo el país: 10 fábricas, que producen celulosa a partir de madera procedente de plantaciones, y 67 fábricas que, bien a partir de esa fibra nueva de celulosa, bien a partir de fibra reciclada procedente del bosque urbano, producen papel.

La industria papelera española, ya en crecimiento, es el motor de una potente cadena de valor, de creación de empleo y riqueza, vital para la reindustrialización de nuestro país.  Desde las plantaciones, pasando por la fabricación de celulosa y papel y su transformación en una enorme variedad de productos papeleros (cajas, bolsas, libros, periódicos, revistas…), hasta su recogida y tratamiento para su reciclaje final en una fábrica papelera, la cadena del papel supone el 3% del PIB español.

Antes de decir que la industria papelera no es sostenible por la tala de árboles, lee los mitos frente a datos

 


Ilusión, amor y éxito en 2016

Los buenos propósitos, unos nuevos y algunos no tanto, inundan nuestras conversaciones estos días
En neobis nada más -y nada menos- que tenemos uno: cumplir sueños
Queremos ser capaces de ayudaros a cumplir vuestros sueños y que la ilusión, el amor y el éxito sean trending topic en este libro en blanco que comienza
¡Feliz 2016!

Impresión industrial en la era digital

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha buscado maneras de embellecer el entorno y enriquecer su vida con la ayuda de la decoración. Las personas han usado jeroglíficos decorativos, pinturas y palabras escritas en blanco y negro o color para ilustrar su estilo de vida o bien con un propósito funcional. (Por ejemplo, el color verde significa «adelante».) Innovadores de todo el mundo buscan siempre maneras de colocar materiales decorativos y funcionales en los objetos y las superficies de nuestro día a día. Algunos de estos diseños están concebidos para transmitir un mensaje, mientras que otros están pensados para crear un efecto visual impactante o mejorar su utilidad. Todo empezó con la xilografía en papel y tejidos, hasta que llegó la invención que lo cambió todo en 1440: la imprenta con tipos móviles de Gutenberg. ¿cómo es ahora la impresión industrial?

Desde que Gutenberg revolucionó la impresión hace 575 años, este proceso de fabricación se ha desarrollado hasta convertirse en una técnica de deposición precisa de colorantes o materiales para numerosas aplicaciones gráficas e industriales. Las tecnologías de artes gráficas han evolucionado para producir contenido impreso que se usa para compartir información, hacer publicidad, educar e imprimir diversos documentos de uso común. Por su parte, la impresión industrial sirve para embellecer numerosas superficies de nuestro día a día, como envases de productos o elementos decorativos, o para producir materiales funcionales para la industria electrónica, por ejemplo. Las aplicaciones de impresión industrial se han producido tradicionalmente con diversas técnicas de impresión analógica, como el offset, el huecograbado, la flexografía y la serigrafía. La gama de aplicaciones es enorme, desde tejidos hasta cerámica, pasando por suelos, laminados, vidrio, madera, interruptores de membrana, componentes electrónicos impresos, envases e incluso materiales biomédicos.

impresion industrial

Efectos de la personalización masiva

El motor de estos avances fue la necesidad de producir en serie elementos impresos como los libros o los bienes de consumo envasados que las grandes marcas comercializan a gran escala. Artículos como las prendas de ropa, los laminados decorativos, los azulejos cerámicos y los envases de productos llegaron a los consumidores gracias a los procesos y las tecnologías de producción masiva. Pese a que la fabricación en masa disminuye el precio unitario, requiere una gran inversión en capacidad productiva, así como una cadena de suministro adecuada para gestionar la entrada y salida de materiales y bienes.

Según nuestros cálculos, la producción masiva mundial de productos decorativos representa menos de medio billón de dólares en artículos fabricados.

Sin embargo, el deseo cada vez mayor de personalizar lo que nos rodea, junto con las innovaciones incesantes en los ámbitos de las ciencias de los materiales y la tecnología de deposición digital de materiales, es uno de los factores principales que impulsan la transición de la producción masiva a la personalización en masa. Esta transición ofrece tanto a consumidores como a responsables de compras los medios para personalizar el entorno con imágenes de marca o superficies decorativas que reflejen su gusto y sensibilidad visual. Hoy en día, las impresiones digitales se usan cada vez más para hacer posible la personalización masiva, al tiempo que proporcionan otras ventajas, como la eficacia operativa de la producción y la reducción de los efectos sobre el medio ambiente.

Impresión industrial en la era digital

Hace una generación, la impresión digital apareció con una serie de tecnologías que permitían adoptar nuevos procesos de producción integrados y personalizar productos. Aunque estos primeros avances eran prometedores, a menudo resultaban caros y no proporcionaban una calidad aceptable para el usuario final. Una de estas tecnologías primerizas era la impresión por inyección de tinta. Durante muchos años, los equipos de impresión por inyección de tinta, como las tecnologías de gota a demanda y de inyección de tinta continua, se las vieron y se las desearon para penetrar en los mercados, ya que eran caras, tenían problemas de fiabilidad y ofrecían un abanico limitado de materiales y tintas. Estos factores restringían la gama de aplicaciones que podían producirse.

En las últimas dos décadas, avances tecnológicos en los materiales y los cabezales de impresión han permitido sacar al mercado varios productos que han transformado la dinámica del sector para permitir la personalización masiva de productos gráficos mediante la tecnología de inyección de tinta. Además, estos cambios ahora están llegando a la producción industrial. En esencia, estas soluciones por inyección de tinta permiten a los fabricantes producir artículos de calidad y al mismo tiempo beneficiarse de las ventajas operativas de la impresión digital.

No obstante, por muy importante que sea la eficacia operativa, es solo uno de los factores que potencia el crecimiento en el mercado. La capacidad de fabricar series cortas de productos de manera rentable está democratizando el proceso creativo. En un mercado en que la impresión necesita menos preparación y los inventarios se están reduciendo de manera considerable, las marcas y los diseñadores tienen libertad para probar nuevos productos, materiales y tecnologías de fabricación que no necesitan una inversión tan elevada como los productos fabricados de forma masiva. Con el impulso de internet, estos productos generan demanda de una serie de aplicaciones que antes no estaban al alcance de los consumidores y las empresas que venden a otras empresas. Estas oportunidades, generadas por el mercado y complementadas por las ventajas operativas, pueden potenciar el crecimiento rentable de empresas pequeñas y grandes.

Panorama industrial

La tecnología de impresión abarca un abanico amplio de sectores, como la comunicación gráfica, los envases, la impresión decorativa y la impresión funcional. Estos mercados tienen en común la necesidad de depositar una serie de materiales, como aglomerantes de tinta y sustancias funcionales, en diversos tipos de superficies, como hojas de papel u objetos impresos en 3D. Es habitual que las tecnologías salten de un mercado a otro. Así, una tecnología desarrollada en un principio para un segmento concreto empieza a usarse en otro y se modifica para adaptarse a los requisitos específicos de éste. Aunque la revolución digital ha seguido varios caminos, de momento el más habitual es el de la comunicación gráfica. En este segmento, la impresión digital a demanda está bien asentada, con más de mil millones de impresiones A4 al año. El uso de la tecnología ahora está extendiéndose a segmentos industriales como el envasado, la impresión decorativa y la impresión funcional.

Para conocer mejor las tendencias que afectan a los distintos segmentos, veamos una breve descripción de los mismos y algunos ejemplos que ilustran la gama de soluciones disponibles.

Packaging

El sector de los envases y embalajes es una industria gigante con unos ingresos relacionados de 368 mil millones de euros en todo el mundo según estudios sectoriales de 2014 de InfoTrends. Las aplicaciones van desde sencillas cajas de cartón ondulado marrones hasta etiquetas galardonadas para productos de gama alta. En los últimos años, se han desarrollado mucho las soluciones de impresión digital en color electrofotográficas y de inyección de tinta. Éstas representaron un volumen de producción de alrededor de mil millones de metros cuadrados en 2014, que se prevé que alcance los dos millones de metros cuadrados en 2019, lo que supone una tasa de crecimiento compuesto anual del 23%. Gracias a la nueva generación de impresoras por inyección de tinta, el mercado ahora abarca las cajas plegables, los envases flexibles, el cartón ondulado y la impresión directa sobre envases. Estos equipos no solo sirven para producir pruebas, sino que forman parte de líneas de producción totalmente integradas. Existen proveedores importantes que ofrecen soluciones para producir material de caras para cartón ondulado o imprimir cajas y expositores de cartón ondulado en formato plano, con velocidades que superan los 200 m/min.

La impresión directa sobre envases es otro ejemplo de tecnología emergente en la que las artes gráficas, la innovación y los proveedores se dan la mano para atender ‒como nunca hasta ahora‒ la demanda de impresión personalizada. Pensemos por ejemplo en una conocida marca de cerveza que ofrece botellas personalizadas con impresión digital y vinculadas a una campaña de realidad aumentada. No es que sea un concepto completamente nuevo, salvo por el hecho de que se trata de una gran empresa que puede realizarlo a escala industrial.

Impresión decorativa

La impresión decorativa es un segmento de mercado grandioso con aplicaciones que están aprovechando las ventajas de la impresión digital. Además, su gran volumen de producción digital ‒en torno a los nueve mil millones de metros cuadrados‒ está aumentando a pasos agigantados. Aunque en este segmento haya muchas más aplicaciones, en este artículo nos centraremos en la cerámica, los tejidos, los laminados y la madera, la decoración de paredes y el vidrio, que son las que lideran la transición digital.

Cerámica

El mercado de los azulejos cerámicos es enorme: según un informe de InfoTile, en 2014 se produjeron más de doce mil millones de metros cuadrados de azulejos en todo el mundo. En este segmento, tradicionalmente se han utilizado prensas rotativas para imprimir tintas decorativas sobre los azulejos antes de cocerlos, lo que permitía obtener un producto rentable que podía competir con la permanencia de la piedra natural. No obstante, el uso de cilindros de impresión rotativos tiene inconvenientes: la repetición de motivos es limitada y los cambios resultan muy caros. Como la impresión digital acorta muchísimo el ciclo de comercialización, permite los cambios de diseño y reduce la necesidad de preparación, ya domina la mayor parte de la producción de azulejos de Europa y está expandiéndose rápidamente en China. Además, la tecnología digital permite llevar a cabo impresión dimensional en fases posteriores de cocido para agregar textura a la capa decorativa.

Tejidos

La impresión textil es un mercado muy grande con una larga tradición en países como Italia, Turquía, India, Japón, Corea y China. Los tejidos impresos representaron un volumen de más de 35 mil millones de metros cuadrados en 2014 según el informe «Digital Textile Forecast» de InfoTrends. Esta cifra corresponde a la producción con máquinas serigráficas o prensas rotativas, pero el uso de impresoras digitales está creciendo a gran velocidad. Esta industria única lleva creando diseños deslumbrantes desde que se usaron las primeras matrices de madera grabada para estampar tejidos. Se ha progresado mucho desde entonces, y hoy en día la tecnología predominante para producir tejidos a gran escala es la serigrafía rotativa. Ahora que pueden usarse tintas especiales con una gama amplia de fibras tanto naturales como sintéticas, es posible crear productos rentables con colores brillantes y diseños llamativos.

La necesidad cada vez mayor de mejorar la eficacia operativa y el deseo de ofrecer diseños innovadores a los clientes son dos de los factores principales que han marcado la evolución de este mercado. Desde principios de la década de 1990, los proveedores de soluciones de inyección de tinta han intentado conseguir que esta tecnología se adaptara a las necesidades de los fabricantes textiles. En estos últimos años, la impresión por inyección de tinta se ha expandido rápidamente en empresas grandes y pequeñas del sector textil. Se prevé que la impresión digital textil alcance una tasa de crecimiento compuesto anual de más del 30% ‒más de 3.200 millones de metros cuadrados‒ en 2019 según el informe «Digital Textile Forecast» de InfoTrends. Este crecimiento tan rápido se debe a la reducción de la necesidad de preparación, la disminución de costes de la producción respetuosa con el medio ambiente y la democratización de los diseños, que permiten a las marcas penetrar en mercados nuevos con rapidez y eficacia.

Madera y laminados

Los sectores de la construcción y el mobiliario llevan décadas utilizando papeles y laminados impresos con fines decorativos. Con un abanico amplísimo de diseños que imitan la madera natural, la piedra y otros patrones gráficos, los laminados son una alternativa económica a los materiales naturales. En algunos casos, incluso, se prefiere el laminado porque dura más. El proceso es el siguiente: se imprimen papeles decorativos con prensas de huecograbado y luego se convierten en laminados mediante varios procesos. Esta industria produce digitalmente más de 300 millones de metros cuadrados al año según el informe «Profiting through Digital Printing in the Décor Marketplace» de InfoTrends de 2014. La presión para producir laminados personalizados o en tiradas cortas está incrementando la demanda de equipos de gama media e industriales capaces de imprimir volúmenes equiparables a los de las prensas de huecograbado tradicionales.

Muchos proveedores importantes de laminados y papel decorativo (como Schattdecor, WilsonArt o Formica) ahora ofrecen productos que dan respuesta a la demanda de mayor personalización y libertad de diseño. Esta tendencia llega tras muchos años de producir con mucho éxito suelos de laminado y molduras decorativas para el sector de la construcción. Siguiendo la estela de las tecnologías de impresión de laminados, han aparecido otras soluciones de impresión directa en diversos soportes, como la fibra de madera de densidad media (MDF), el contrachapado o la madera natural. Estos materiales, que no necesitan contracolarse, sirven para añadir una superficie decorativa a diversas aplicaciones domésticas y comerciales.

Decoración de paredes

Las personas han decorado las paredes de sus hogares desde que en la antigua China se usaba para embellecer las estancias de los palacios. En 1481, el rey Luis XI de Francia encargó papel pintado para sus aposentos reales. El artista Jean Bourdichon pintó cincuenta rollos de papel con ángeles sobre un fondo azul porque el rey Luis cambiaba de castillo con frecuencia. La decoración de paredes ha evolucionado mucho y hoy en día es un elemento habitual del interiorismo de muchos domicilios y edificios comerciales. Para producirlo, se han usado diversas técnicas, como la impresión planográfica, el offset, la flexografía y el huecograbado. El sector produce unos 52 millones de metros cuadrados al año según el informe «Profiting through Digital Printing in the Décor Marketplace» de InfoTrends de 2014.

Por su parte, los sistemas de impresión digital en gran formato han dado lugar a numerosas soluciones innovadoras de comunicación gráfica en diversos sectores, que con el tiempo también han penetrado en el segmento de la decoración de paredes. Otro elemento destacable es la tinta de impresión digital (p. ej., la tinta de látex y la tinta UV flexible), cuyos avances ya permiten imprimir sobre soportes estándares que cumplen las normativas de salud pública y seguridad. Aplicaciones como murales y rollos de papel pintado con los mejores gráficos son cada vez más comunes y hay numerosos proveedores.

Vidrio

El vidrio decorativo ha adornado nuestras ciudades durante siglos en catedrales, palacios y otros edificios públicos y privados. Las aplicaciones del vidrio van desde vidrieras emplomadas hasta cristales serigrafiados, para promocionar una marca, fomentar la expresión artística o servir de rótulo. El mercado del vidrio plano, que factura más de 64.000 millones de euros al año, está comenzando a adoptar la impresión digital para expandirse. Gracias al desarrollo de cabezales de impresión por inyección de tinta que pueden imprimir tintas cerámicas sobre vidrio, varios sectores están usando la impresión digital para producir vidrio decorativo duradero en aplicaciones arquitectónicas e industriales.

Impresión funcional

En la impresión funcional, a una superficie se le imprime tinta u otro material para darle una función. Se usan tecnologías piezoeléctricas o de gota continua para hacer posible la deposición de diversas clases de material. Las aplicaciones incluyen interruptores de membrana, componentes electrónicos impresos, impresión 3D y otras innovaciones de tamaño diminuto como las nanopartículas, que se están expandiendo en los ámbitos farmacéutico y biomédico. Veamos algunos de los avances que se están llevando a cabo en estas aplicaciones. En este sentido, existen varias tecnologías de deposición muy interesantes, pero pertenecen a ámbitos muy especializados dentro del campo de la biología.

Interruptores de membrana

Según la American Society for Testing and Materials (ASTM), un interruptor de membrana es «un interruptor en el que al menos un contacto está colocado sobre un soporte flexible, o compuesto de un material como éste». Los soportes flexibles suelen imprimirse sobre tereftalato de polietileno, que se usa como material portador. Los interruptores de membrana son de uso habitual en electrodomésticos, instrumental médico, videojuegos, teléfonos móviles y juguetes.

Las tecnologías de impresión se usan habitualmente para producir la capa gráfica, así como parte de los circuitos en los que se emplean tintas conductivas. Los avances en la tecnología de impresión digital UV ‒como las tintas flexibles y el secado por leds (diodos emisores de luz)‒ están ampliando el abanico de aplicaciones de los interruptores de membrana y los materiales portadores, que ahora incluyen soportes flexibles que pueden secarse con menos energía y calor. En algunas aplicaciones de gran volumen, la tecnología de secado por haz de electrones permite depositar y secar materiales delicados. En todos estos casos, la impresión personalizada y en tiradas cortas puede ocupar el lugar de la serigrafía y la flexografía.

Impresión en 3D

La industria de la impresión tridimensional es un sector enorme con muchas tecnologías, aplicaciones, materiales, precios y soluciones. Entre las tecnologías de impresión 3D actuales, se hallan la inyección de aglutinante, el procesamiento digital de la luz, la fusión por haz de electrones, la fabricación de filamentos fundidos, la inyección de material, el laminado por deposición selectiva, la sinterización selectiva por láser y la estereolitografía. Todas tienen sus pros y sus contras, y es probable que esta lista siga creciendo, ya que cada vez son más los proveedores que entran en este sector. El mercado se divide en tres categorías de productos: industrial, profesional y personal. Algunas aplicaciones habituales de las impresoras 3D son los prototipos, los moldes, los troqueles y también objetos listos para usarse. Casi todas las industrias utilizan estas aplicaciones para producir objetos, que van desde los productos diminutos para investigación hasta piezas de aviones. El sector está evolucionando con rapidez y no pasa un día sin que nos cuenten un nuevo avance que hace posible otra aplicación interesante. El atractivo de la impresión 3D está en sus ventajas: pocas mermas, ciclo de comercialización corto y posibilidad de producir diseños propios.

Electrónica impresa

En la electrónica impresa, se emplean técnicas de impresión tradicional para producir dispositivos eléctricos en diversos soportes. Los circuitos eléctricos se han impreso mediante serigrafía, flexografía, huecograbado y litografía offset durante muchos años, y con inyección de tinta también desde hace unos años. Las tintas, funcionales desde el punto de vista eléctrico, se depositan en el soporte para crear dispositivos activos o pasivos, como resistencias o transistores de película delgada. La electrónica impresa se emplea en pantallas flexibles, etiquetas inteligentes, pósters decorativos/animados y ropa deportiva.

Un ejemplo en el que la tecnología digital se está postulando como alternativa a soluciones más complejas y caras es la creación de componentes de pantallas con leds orgánicos (OLED).

La impresión digital de pantallas está a la vanguardia de la innovación. No obstante, la deposición digital de materiales funcionales lleva desarrollándose desde principios de la década de 1990 y hoy en día se emplea en varias aplicaciones, como las etiquetas RFID (identificación por radiofrecuencia), los tejidos inteligentes y muchos otros elementos eléctricos impresos. Con todo, técnicas de impresión tradicional como la flexografía y la fotolitografía aún se usan para producir grandes volúmenes de componentes eléctricos impresos. Por lo tanto, es un sector con muchas posibilidades de crecimiento para los proveedores de impresión especializados.

Autor: Ron Gilboa


Impresión industrial en la era digital

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha buscado maneras de embellecer el entorno y enriquecer su vida con la ayuda de la decoración. Las personas han usado jeroglíficos decorativos, pinturas y palabras escritas en blanco y negro o color para ilustrar su estilo de vida o bien con un propósito funcional. (Por ejemplo, el color verde significa «adelante».) Innovadores de todo el mundo buscan siempre maneras de colocar materiales decorativos y funcionales en los objetos y las superficies de nuestro día a día. Algunos de estos diseños están concebidos para transmitir un mensaje, mientras que otros están pensados para crear un efecto visual impactante o mejorar su utilidad. Todo empezó con la xilografía en papel y tejidos, hasta que llegó la invención que lo cambió todo en 1440: la imprenta con tipos móviles de Gutenberg. ¿cómo es ahora la impresión industrial?

Desde que Gutenberg revolucionó la impresión hace 575 años, este proceso de fabricación se ha desarrollado hasta convertirse en una técnica de deposición precisa de colorantes o materiales para numerosas aplicaciones gráficas e industriales. Las tecnologías de artes gráficas han evolucionado para producir contenido impreso que se usa para compartir información, hacer publicidad, educar e imprimir diversos documentos de uso común. Por su parte, la impresión industrial sirve para embellecer numerosas superficies de nuestro día a día, como envases de productos o elementos decorativos, o para producir materiales funcionales para la industria electrónica, por ejemplo. Las aplicaciones de impresión industrial se han producido tradicionalmente con diversas técnicas de impresión analógica, como el offset, el huecograbado, la flexografía y la serigrafía. La gama de aplicaciones es enorme, desde tejidos hasta cerámica, pasando por suelos, laminados, vidrio, madera, interruptores de membrana, componentes electrónicos impresos, envases e incluso materiales biomédicos.

impresion industrial

Efectos de la personalización masiva

El motor de estos avances fue la necesidad de producir en serie elementos impresos como los libros o los bienes de consumo envasados que las grandes marcas comercializan a gran escala. Artículos como las prendas de ropa, los laminados decorativos, los azulejos cerámicos y los envases de productos llegaron a los consumidores gracias a los procesos y las tecnologías de producción masiva. Pese a que la fabricación en masa disminuye el precio unitario, requiere una gran inversión en capacidad productiva, así como una cadena de suministro adecuada para gestionar la entrada y salida de materiales y bienes.

Según nuestros cálculos, la producción masiva mundial de productos decorativos representa menos de medio billón de dólares en artículos fabricados.

Sin embargo, el deseo cada vez mayor de personalizar lo que nos rodea, junto con las innovaciones incesantes en los ámbitos de las ciencias de los materiales y la tecnología de deposición digital de materiales, es uno de los factores principales que impulsan la transición de la producción masiva a la personalización en masa. Esta transición ofrece tanto a consumidores como a responsables de compras los medios para personalizar el entorno con imágenes de marca o superficies decorativas que reflejen su gusto y sensibilidad visual. Hoy en día, las impresiones digitales se usan cada vez más para hacer posible la personalización masiva, al tiempo que proporcionan otras ventajas, como la eficacia operativa de la producción y la reducción de los efectos sobre el medio ambiente.

Impresión industrial en la era digital

Hace una generación, la impresión digital apareció con una serie de tecnologías que permitían adoptar nuevos procesos de producción integrados y personalizar productos. Aunque estos primeros avances eran prometedores, a menudo resultaban caros y no proporcionaban una calidad aceptable para el usuario final. Una de estas tecnologías primerizas era la impresión por inyección de tinta. Durante muchos años, los equipos de impresión por inyección de tinta, como las tecnologías de gota a demanda y de inyección de tinta continua, se las vieron y se las desearon para penetrar en los mercados, ya que eran caras, tenían problemas de fiabilidad y ofrecían un abanico limitado de materiales y tintas. Estos factores restringían la gama de aplicaciones que podían producirse.

En las últimas dos décadas, avances tecnológicos en los materiales y los cabezales de impresión han permitido sacar al mercado varios productos que han transformado la dinámica del sector para permitir la personalización masiva de productos gráficos mediante la tecnología de inyección de tinta. Además, estos cambios ahora están llegando a la producción industrial. En esencia, estas soluciones por inyección de tinta permiten a los fabricantes producir artículos de calidad y al mismo tiempo beneficiarse de las ventajas operativas de la impresión digital.

No obstante, por muy importante que sea la eficacia operativa, es solo uno de los factores que potencia el crecimiento en el mercado. La capacidad de fabricar series cortas de productos de manera rentable está democratizando el proceso creativo. En un mercado en que la impresión necesita menos preparación y los inventarios se están reduciendo de manera considerable, las marcas y los diseñadores tienen libertad para probar nuevos productos, materiales y tecnologías de fabricación que no necesitan una inversión tan elevada como los productos fabricados de forma masiva. Con el impulso de internet, estos productos generan demanda de una serie de aplicaciones que antes no estaban al alcance de los consumidores y las empresas que venden a otras empresas. Estas oportunidades, generadas por el mercado y complementadas por las ventajas operativas, pueden potenciar el crecimiento rentable de empresas pequeñas y grandes.

Panorama industrial

La tecnología de impresión abarca un abanico amplio de sectores, como la comunicación gráfica, los envases, la impresión decorativa y la impresión funcional. Estos mercados tienen en común la necesidad de depositar una serie de materiales, como aglomerantes de tinta y sustancias funcionales, en diversos tipos de superficies, como hojas de papel u objetos impresos en 3D. Es habitual que las tecnologías salten de un mercado a otro. Así, una tecnología desarrollada en un principio para un segmento concreto empieza a usarse en otro y se modifica para adaptarse a los requisitos específicos de éste. Aunque la revolución digital ha seguido varios caminos, de momento el más habitual es el de la comunicación gráfica. En este segmento, la impresión digital a demanda está bien asentada, con más de mil millones de impresiones A4 al año. El uso de la tecnología ahora está extendiéndose a segmentos industriales como el envasado, la impresión decorativa y la impresión funcional.

Para conocer mejor las tendencias que afectan a los distintos segmentos, veamos una breve descripción de los mismos y algunos ejemplos que ilustran la gama de soluciones disponibles.

Packaging

El sector de los envases y embalajes es una industria gigante con unos ingresos relacionados de 368 mil millones de euros en todo el mundo según estudios sectoriales de 2014 de InfoTrends. Las aplicaciones van desde sencillas cajas de cartón ondulado marrones hasta etiquetas galardonadas para productos de gama alta. En los últimos años, se han desarrollado mucho las soluciones de impresión digital en color electrofotográficas y de inyección de tinta. Éstas representaron un volumen de producción de alrededor de mil millones de metros cuadrados en 2014, que se prevé que alcance los dos millones de metros cuadrados en 2019, lo que supone una tasa de crecimiento compuesto anual del 23%. Gracias a la nueva generación de impresoras por inyección de tinta, el mercado ahora abarca las cajas plegables, los envases flexibles, el cartón ondulado y la impresión directa sobre envases. Estos equipos no solo sirven para producir pruebas, sino que forman parte de líneas de producción totalmente integradas. Existen proveedores importantes que ofrecen soluciones para producir material de caras para cartón ondulado o imprimir cajas y expositores de cartón ondulado en formato plano, con velocidades que superan los 200 m/min.

La impresión directa sobre envases es otro ejemplo de tecnología emergente en la que las artes gráficas, la innovación y los proveedores se dan la mano para atender ‒como nunca hasta ahora‒ la demanda de impresión personalizada. Pensemos por ejemplo en una conocida marca de cerveza que ofrece botellas personalizadas con impresión digital y vinculadas a una campaña de realidad aumentada. No es que sea un concepto completamente nuevo, salvo por el hecho de que se trata de una gran empresa que puede realizarlo a escala industrial.

Impresión decorativa

La impresión decorativa es un segmento de mercado grandioso con aplicaciones que están aprovechando las ventajas de la impresión digital. Además, su gran volumen de producción digital ‒en torno a los nueve mil millones de metros cuadrados‒ está aumentando a pasos agigantados. Aunque en este segmento haya muchas más aplicaciones, en este artículo nos centraremos en la cerámica, los tejidos, los laminados y la madera, la decoración de paredes y el vidrio, que son las que lideran la transición digital.

Cerámica

El mercado de los azulejos cerámicos es enorme: según un informe de InfoTile, en 2014 se produjeron más de doce mil millones de metros cuadrados de azulejos en todo el mundo. En este segmento, tradicionalmente se han utilizado prensas rotativas para imprimir tintas decorativas sobre los azulejos antes de cocerlos, lo que permitía obtener un producto rentable que podía competir con la permanencia de la piedra natural. No obstante, el uso de cilindros de impresión rotativos tiene inconvenientes: la repetición de motivos es limitada y los cambios resultan muy caros. Como la impresión digital acorta muchísimo el ciclo de comercialización, permite los cambios de diseño y reduce la necesidad de preparación, ya domina la mayor parte de la producción de azulejos de Europa y está expandiéndose rápidamente en China. Además, la tecnología digital permite llevar a cabo impresión dimensional en fases posteriores de cocido para agregar textura a la capa decorativa.

Tejidos

La impresión textil es un mercado muy grande con una larga tradición en países como Italia, Turquía, India, Japón, Corea y China. Los tejidos impresos representaron un volumen de más de 35 mil millones de metros cuadrados en 2014 según el informe «Digital Textile Forecast» de InfoTrends. Esta cifra corresponde a la producción con máquinas serigráficas o prensas rotativas, pero el uso de impresoras digitales está creciendo a gran velocidad. Esta industria única lleva creando diseños deslumbrantes desde que se usaron las primeras matrices de madera grabada para estampar tejidos. Se ha progresado mucho desde entonces, y hoy en día la tecnología predominante para producir tejidos a gran escala es la serigrafía rotativa. Ahora que pueden usarse tintas especiales con una gama amplia de fibras tanto naturales como sintéticas, es posible crear productos rentables con colores brillantes y diseños llamativos.

La necesidad cada vez mayor de mejorar la eficacia operativa y el deseo de ofrecer diseños innovadores a los clientes son dos de los factores principales que han marcado la evolución de este mercado. Desde principios de la década de 1990, los proveedores de soluciones de inyección de tinta han intentado conseguir que esta tecnología se adaptara a las necesidades de los fabricantes textiles. En estos últimos años, la impresión por inyección de tinta se ha expandido rápidamente en empresas grandes y pequeñas del sector textil. Se prevé que la impresión digital textil alcance una tasa de crecimiento compuesto anual de más del 30% ‒más de 3.200 millones de metros cuadrados‒ en 2019 según el informe «Digital Textile Forecast» de InfoTrends. Este crecimiento tan rápido se debe a la reducción de la necesidad de preparación, la disminución de costes de la producción respetuosa con el medio ambiente y la democratización de los diseños, que permiten a las marcas penetrar en mercados nuevos con rapidez y eficacia.

Madera y laminados

Los sectores de la construcción y el mobiliario llevan décadas utilizando papeles y laminados impresos con fines decorativos. Con un abanico amplísimo de diseños que imitan la madera natural, la piedra y otros patrones gráficos, los laminados son una alternativa económica a los materiales naturales. En algunos casos, incluso, se prefiere el laminado porque dura más. El proceso es el siguiente: se imprimen papeles decorativos con prensas de huecograbado y luego se convierten en laminados mediante varios procesos. Esta industria produce digitalmente más de 300 millones de metros cuadrados al año según el informe «Profiting through Digital Printing in the Décor Marketplace» de InfoTrends de 2014. La presión para producir laminados personalizados o en tiradas cortas está incrementando la demanda de equipos de gama media e industriales capaces de imprimir volúmenes equiparables a los de las prensas de huecograbado tradicionales.

Muchos proveedores importantes de laminados y papel decorativo (como Schattdecor, WilsonArt o Formica) ahora ofrecen productos que dan respuesta a la demanda de mayor personalización y libertad de diseño. Esta tendencia llega tras muchos años de producir con mucho éxito suelos de laminado y molduras decorativas para el sector de la construcción. Siguiendo la estela de las tecnologías de impresión de laminados, han aparecido otras soluciones de impresión directa en diversos soportes, como la fibra de madera de densidad media (MDF), el contrachapado o la madera natural. Estos materiales, que no necesitan contracolarse, sirven para añadir una superficie decorativa a diversas aplicaciones domésticas y comerciales.

Decoración de paredes

Las personas han decorado las paredes de sus hogares desde que en la antigua China se usaba para embellecer las estancias de los palacios. En 1481, el rey Luis XI de Francia encargó papel pintado para sus aposentos reales. El artista Jean Bourdichon pintó cincuenta rollos de papel con ángeles sobre un fondo azul porque el rey Luis cambiaba de castillo con frecuencia. La decoración de paredes ha evolucionado mucho y hoy en día es un elemento habitual del interiorismo de muchos domicilios y edificios comerciales. Para producirlo, se han usado diversas técnicas, como la impresión planográfica, el offset, la flexografía y el huecograbado. El sector produce unos 52 millones de metros cuadrados al año según el informe «Profiting through Digital Printing in the Décor Marketplace» de InfoTrends de 2014.

Por su parte, los sistemas de impresión digital en gran formato han dado lugar a numerosas soluciones innovadoras de comunicación gráfica en diversos sectores, que con el tiempo también han penetrado en el segmento de la decoración de paredes. Otro elemento destacable es la tinta de impresión digital (p. ej., la tinta de látex y la tinta UV flexible), cuyos avances ya permiten imprimir sobre soportes estándares que cumplen las normativas de salud pública y seguridad. Aplicaciones como murales y rollos de papel pintado con los mejores gráficos son cada vez más comunes y hay numerosos proveedores.

Vidrio

El vidrio decorativo ha adornado nuestras ciudades durante siglos en catedrales, palacios y otros edificios públicos y privados. Las aplicaciones del vidrio van desde vidrieras emplomadas hasta cristales serigrafiados, para promocionar una marca, fomentar la expresión artística o servir de rótulo. El mercado del vidrio plano, que factura más de 64.000 millones de euros al año, está comenzando a adoptar la impresión digital para expandirse. Gracias al desarrollo de cabezales de impresión por inyección de tinta que pueden imprimir tintas cerámicas sobre vidrio, varios sectores están usando la impresión digital para producir vidrio decorativo duradero en aplicaciones arquitectónicas e industriales.

Impresión funcional

En la impresión funcional, a una superficie se le imprime tinta u otro material para darle una función. Se usan tecnologías piezoeléctricas o de gota continua para hacer posible la deposición de diversas clases de material. Las aplicaciones incluyen interruptores de membrana, componentes electrónicos impresos, impresión 3D y otras innovaciones de tamaño diminuto como las nanopartículas, que se están expandiendo en los ámbitos farmacéutico y biomédico. Veamos algunos de los avances que se están llevando a cabo en estas aplicaciones. En este sentido, existen varias tecnologías de deposición muy interesantes, pero pertenecen a ámbitos muy especializados dentro del campo de la biología.

Interruptores de membrana

Según la American Society for Testing and Materials (ASTM), un interruptor de membrana es «un interruptor en el que al menos un contacto está colocado sobre un soporte flexible, o compuesto de un material como éste». Los soportes flexibles suelen imprimirse sobre tereftalato de polietileno, que se usa como material portador. Los interruptores de membrana son de uso habitual en electrodomésticos, instrumental médico, videojuegos, teléfonos móviles y juguetes.

Las tecnologías de impresión se usan habitualmente para producir la capa gráfica, así como parte de los circuitos en los que se emplean tintas conductivas. Los avances en la tecnología de impresión digital UV ‒como las tintas flexibles y el secado por leds (diodos emisores de luz)‒ están ampliando el abanico de aplicaciones de los interruptores de membrana y los materiales portadores, que ahora incluyen soportes flexibles que pueden secarse con menos energía y calor. En algunas aplicaciones de gran volumen, la tecnología de secado por haz de electrones permite depositar y secar materiales delicados. En todos estos casos, la impresión personalizada y en tiradas cortas puede ocupar el lugar de la serigrafía y la flexografía.

Impresión en 3D

La industria de la impresión tridimensional es un sector enorme con muchas tecnologías, aplicaciones, materiales, precios y soluciones. Entre las tecnologías de impresión 3D actuales, se hallan la inyección de aglutinante, el procesamiento digital de la luz, la fusión por haz de electrones, la fabricación de filamentos fundidos, la inyección de material, el laminado por deposición selectiva, la sinterización selectiva por láser y la estereolitografía. Todas tienen sus pros y sus contras, y es probable que esta lista siga creciendo, ya que cada vez son más los proveedores que entran en este sector. El mercado se divide en tres categorías de productos: industrial, profesional y personal. Algunas aplicaciones habituales de las impresoras 3D son los prototipos, los moldes, los troqueles y también objetos listos para usarse. Casi todas las industrias utilizan estas aplicaciones para producir objetos, que van desde los productos diminutos para investigación hasta piezas de aviones. El sector está evolucionando con rapidez y no pasa un día sin que nos cuenten un nuevo avance que hace posible otra aplicación interesante. El atractivo de la impresión 3D está en sus ventajas: pocas mermas, ciclo de comercialización corto y posibilidad de producir diseños propios.

Electrónica impresa

En la electrónica impresa, se emplean técnicas de impresión tradicional para producir dispositivos eléctricos en diversos soportes. Los circuitos eléctricos se han impreso mediante serigrafía, flexografía, huecograbado y litografía offset durante muchos años, y con inyección de tinta también desde hace unos años. Las tintas, funcionales desde el punto de vista eléctrico, se depositan en el soporte para crear dispositivos activos o pasivos, como resistencias o transistores de película delgada. La electrónica impresa se emplea en pantallas flexibles, etiquetas inteligentes, pósters decorativos/animados y ropa deportiva.

Un ejemplo en el que la tecnología digital se está postulando como alternativa a soluciones más complejas y caras es la creación de componentes de pantallas con leds orgánicos (OLED).

La impresión digital de pantallas está a la vanguardia de la innovación. No obstante, la deposición digital de materiales funcionales lleva desarrollándose desde principios de la década de 1990 y hoy en día se emplea en varias aplicaciones, como las etiquetas RFID (identificación por radiofrecuencia), los tejidos inteligentes y muchos otros elementos eléctricos impresos. Con todo, técnicas de impresión tradicional como la flexografía y la fotolitografía aún se usan para producir grandes volúmenes de componentes eléctricos impresos. Por lo tanto, es un sector con muchas posibilidades de crecimiento para los proveedores de impresión especializados.

Autor: Ron Gilboa