heidelberg

Heidelberg se convierte en la plataforma preferida de la industria para las empresas asociadas

Heidelberger se está convirtiendo en la plataforma líder de la industria para las empresas asociadas. Por lo tanto, la empresa está en condiciones de expandir racional y eficientemente su posición como proveedor de soluciones globales, precisamente en línea con las necesidades de los clientes y las cadenas de valor de las imprentas. Con su red única de ventas y servicios en combinación con la plataforma de inteligencia empresarial Prinect, Heidelberg hace que el proceso de integración sea lo más fácil posible para las empresas interesadas en la cooperación. El proceso es apoyado por la digitalización en curso en la industria, lo que da como resultado la integración total y sin problemas del portfolio de los clientes en esta oferta global.

"Llevamos años ofreciendo a nuestros clientes una oferta integrada que abarca todos los fabricantes con los productos Saphira. Queremos ampliar este enfoque a toda la cadena de valor de nuestros clientes. Con nuestra red global de ventas y servicios en combinación con Prinect, ofrecemos a las empresas interesadas la plataforma ideal con la que pueden integrar fácilmente su portfolio. En el futuro queremos ofrecer cada vez más a nuestros clientes una propuesta de valor combinada que comprenda equipos, servicios y consumibles, algo que ningún otro proveedor es capaz de hacer, y de esta manera mejorar aún más nuestra competitividad y la de nuestros clientes ", dice el Dr. Ulrich Hermann, Miembro de la Junta Directiva responsable de Digital Business & Services en Heidelberg.

Heidelberg y Steinemann Technology firman un acuerdo de cooperación en ventas

La compañía está subrayando este enfoque con el acuerdo de cooperación de venta recién firmado entre Heidelberg y Steinemann Technology AG, un proveedor global de máquinas digitales y convencionales para la impresión de acabados con sede en St. Gallen en Suiza. Como parte del acuerdo, Heidelberg asumirá responsabilidades exclusivas de gestión para todo el portfolio de impresión de acabados de Steinemann en numerosos mercados como Alemania, Francia, India, Japón y Estados Unidos. Heidelberg considera que los sistemas de barnizado y reservas de Steinemann complementan su gama de impresión de acabados Saphira, así como sus sistemas de impresión offset y digital, como la nueva Heidelberg Primefire 106, el primer sistema de impresión digital industrial para el formato B1.

"La cooperación con Steinemann fortalecerá nuestra posición a lo largo de la cadena de valor de nuestros clientes en términos de combinar barnizados y acabados con soluciones de equipos para la impresión digital y convencional, así como para la post-impresión", dice Hermann. "Nuestros clientes obtienen el beneficio de la flexibilidad y una forma de satisfacer rápidamente las demandas del mercado de los acabados y personalización de alta calidad".


neobis estudio económico comunicación gráfica

neobis presenta el Estudio Económico del sector

Neobis ha actualizado los datos del sector y ayer 23 de febrero presentó ante más de 50 empresarios el estudio "EL SECTOR EN DATOS" que realiza la Asociación de forma anual con la información del Registro Mercantil de todas las empresas del sector que son consideradas activas. Tras la presentación del estudio, se realizó una encuesta de coyuntura en directo para conocer de primera mano la situación económica de las empresas del sector en 2016 y las predicciones para 2017. 

Un año más el estudio se detiene en el CNAE 181, más propio del sector, y en el 172, correspondiente a manipulado de papel y cartón. Se presenta también información sobre los sectores de encuadernación, etiquetas, rotativa, libro color e impresión digital de gran formato.

El sector se analiza desde el comportamiento de numerosos parámetros, a través de los cuales se detecta el liderazgo de no más del 15 por ciento de las empresas. Por una parte, los ratios de estas empresas deberían constituir el referente en las aspiraciones de las demás pero, por otra, también nos permite visualizar el claro camino hacia la concentración que nuestro sector emprendió hace unos años.

El número de empresas ha seguido  descendiendo en toda España, principalmente en el segmento de las compañías cuyos ingresos no superan el medio millón de euros. En los dos últimos años se han depurado cerca de seiscientas empresas, de las cuales cuatrocientas desarrollaban su actividad en situación de quiebra técnica. Desgraciadamente no se puede dar por concluida la reestructuración del sector ya que restan aún un número considerable de empresas con dificultades que se nos antojan insuperables de cara al futuro.

Sin embargo, la facturación del sector se ha visto incrementada en un 3,25 por ciento, el tiempo dirá si detrás de este dato hay una verdadera recuperación o es consecuencia en 2015 de los numerosos procesos electorales que se produjeron. Desde luego la cantidad estimada que nos pudieron dejar los comicios se asemeja mucho a los más de 150 millones que se han incrementado los ingresos del sector.

Ambos factores, la reducción de empresas y el incremento de los ingresos, han propiciado que la facturación media por empresa crezca en más del 6 por ciento respecto del ejercicio anterior. En este sentido, se observa también un mayor protagonismo de las empresas de más facturación, que acumulan más del 75 por ciento de los ingresos.

Otro dato reseñable es el crecimiento por tercer año consecutivo de la afiliación de trabajadores en el sector. Según datos del Servicio Público Estatal de Empleo, la afiliación en nuestro sector se ha incrementado en un 1,34% durante 2016, dato positivo pero inferior al 2,53% experimentado en 2015. A este último le corresponden los ingresos antes citados, lo que nos invita a ser cautelosos de cara a aventurar una recuperación sectorial sostenida.

También se ven afectados en positivo los resultados del ejercicio de 2015. El número de empresas con resultado en “números azules” vuelve a crecer un año más y esto tiene su reflejo en los valores absolutos que arroja el conjunto del sector. A la vez, el número de empresas con resultado negativo sigue decreciendo, ya sea como consecuencia del crecimiento sectorial o por la desaparición de las compañías que se encontraban en peor situación. De todas formas, es en las empresas de menor facturación donde se focalizan los peores resultados, pero no en todas las pequeñas. Tan es así, que es precisamente en las pequeñas empresas donde nos encontramos los ratios supriores de rentabilidad que se dan en el sector. Es decir, hay negocios considerados pequeños que alcanzan porcentajes de beneficios que para sí los querrían las grandes empresas aunque, lógicamente, cuando se trata de valores absolutos, no pueden competir con las grandes compañías. Pero lo cierto es que a algunas empresas, hacerse pequeña, les ha salido muy rentable.

Otro dato positivo es el endeudamiento medio, que baja por “enésimo” año consecutivo, en esta ocasión desciende  1,3 puntos hasta situarse en el 55,6 por ciento. Prácticamente baja en todos los subsectores, lo que nos indica que el sector está dedicado a pagar su deuda, pero también que las inversiones se realizan de forma más selectiva.

Este año se han presentado datos del EBITDA (Beneficios antes de intereses, impuestos y amortizaciones), arrojando datos muy dispares que nos han permitido evaluar y perfilar las características de los líderes y de los subsectores o productos que gozan de mejor salud.

El primer dato significativo es que no todas las grandes empresas están entre los líderes: el 30 por ciento de las empresas de más de 3 millones de euros de facturación no se encuentran entre las de mayor beneficio en términos absolutos.

Otro dato a destacar es que casi un 25 por ciento de las empresas no consiguen números positivos en el EBITDA, son pretendidos negocios que en realidad no lo son. En el futuro se verá si estas se reinventan, hacen operaciones colaborativas o desaparecen.

Por subsectores, nos encontramos un panorama similar al del ejercicio precedente: los sectores de rotativa, libro color e impresión digital de gran formato, presentan pocas empresas, líderes muy claros, que aglutinan en torno al 80 por ciento de su facturación. Los subsectores de encuadernación y fabricación de etiquetas caminan hacia el mismo escenario. En encuadernación, 15 empresas facturan el 66 por ciento del conjunto. En etiquetas, 43 empresas acumulan el 78 por ciento de los ingresos del sector. En ambos casos se puede intuir que la tendencia hacia la concentración continuará. El sector de fabricación de etiquetas sigue siendo el que presenta los mejores ratios de todo el sector.

A modo de conclusión, creemos que hay razones para pensar que el “saneamiento” progresivo del sector, globalmente considerado, es evidente aunque insuficiente. En cualquier caso, hay que ser cautos al denominar como “saneamiento” a la reducción de empresas y, como consecuencia, la mejoría de las que permanecen. Lo cierto y verdad es que esta misma realidad es un dato positivo para los que permanecen pero negativo para los que desaparecen. Aunque analizando fríamente los números, los hechos son los que son y no se pueden cambiar, a nuestro juicio,  lo más correcto sería no actuar de forma insensible hacia las empresas que se van quedando en el camino. En ninguno de los casos es una buena noticia la depuración del sector, ya que esta espiral se sabe cómo y cuándo empezó pero no se sabe aún dónde ni cuándo acabará.


el mundo que viene

El mundo que viene

Realmente este artículo no pretende ser un ejercicio de ciencia ficción. Antes al contrario, como se dice frecuentemente, está basado en hechos reales. Hechos que se observan desde la consciencia y que en verdad son señales inequívocas que permiten proyectar el futuro y previsualizar parte de nuestras próximas condiciones de vida. Basta con estar medianamente informados y observar con atención los comportamientos de las personas digitales para saber cómo es el mundo que viene, que por cierto, llega mucho más deprisa de lo que imaginamos

El asunto es que la digitalización del mundo es un hecho imparable que trae sus propias reglas y que también afecta a la forma de entender la empresa. Además, algunas de estas reglas son inéditas e incomprensibles para quienes, inútilmente, las comparan con las preexistentes. Lo más productivo es estar atento a lo que viene, no juzgarlo, aceptarlo y tratar de sumarnos a ello a modo de oportunidad. Porque hay algunas máximas que ya no son discutibles: todo lo que se pueda digitalizar se digitalizará y todo lo que se pueda conectar se conectará.

En esta etapa, al igual que en otros momentos de la historia, se puede observar que hay personas que desean vivir “como siempre” y otras que observan el mundo con los ojos de lo emergente, la diferencia reside en aceptar y normalizar las nuevas condiciones y retos. Estamos en plena transición hacia un mundo inimaginable donde iremos perdiendo nuestra capacidad para sorprendernos por los avances y descubrimientos que la ciencia nos va a ofrecer. Y esto, casi siempre genera una lógica inestabilidad y algo de confrontación entre personas que  defienden modelos de sociedad diferentes.

A veces cometemos el error de pensar que nuestra presencia en las redes sociales, disponer de página web, utilizar WhatsApp y el uso habitual del correo electrónico, nos convierte en personas digitales. No es suficiente, simplemente tenemos un mayor nivel de alfabetización digital que los que no utilizan esos entornos, pero estamos lejos de pensar en digital. Los nuevos actores piensan en soluciones digitales para todo, y comparten y participan constantemente porque ésta es su nueva forma de entender el mundo. Y precisamente ahí reside su fortaleza: en la colaboración.

Estas personas hacen casi todo de forma diferente: viven conectados con los demás, organizan sus viajes  a través de redes de colaboración, están abiertos a comer en domicilios particulares donde se cocina para ellos que, por supuesto, encuentran en Internet, emprenden pensando en la Red, se financian o apoyan otros proyectos a través de páginas de Crowdfunding, se forman a través de centros virtuales, controlan cosas tan dispares como su salud o el banco desde sus apps y utilizan un largo etcétera de servicios a través de sus dispositivos móviles.

A las anteriores actitudes hay que añadir estas otras: están dispuestos a pagar por el uso de las cosas pero no necesitan poseerlas. La música, las películas, los libros, bicicletas… podrían ser un buen ejemplo. Trabajan para vivir, preferiblemente en aquello que realmente les gusta, porque no quieren desperdiciar su vida en situaciones que no les hagan felices. Tampoco están dispuestos a admitir protocolos o jerarquías que ellos consideren improductivos.

Son conscientes de que esta nueva concepción de la sociedad desborda a las personas con estructura de pensamiento clásica, simplemente están convencidos de la obsolescencia de lo anterior y lo rechazan por desfasado. En realidad, con mayor o menor intensidad, se trata de un impacto generacional como el  que cada uno de nosotros pudo vivir en su momento, pero con una gran diferencia: los cambios tecnológicos y sociales se producen a velocidad de vértigo.

Así las cosas, debemos admitir que el modelo de competencia actual podría tener muchas dificultades para seguir desarrollándose de la misma manera con empleados  que tienen un perfil y unas prioridades profesionales tan diferentes. Es  más que probable  que el mundo de la empresa y el modelo de competencia necesitarán su correspondiente adaptación. En principio, en la Industria Gráfica, sabemos que la digitalización afectará al diseño de productos y a los procesos de producción, mantenimiento, logística y ventas. Esto va a significar un esfuerzo superlativo en la dirección y desarrollo de personas, al tener que abordar una significativa renovación de las plantillas, bien a través de la formación, cuando sea factible en función de las condiciones culturales o generacionales, bien a través de la incorporación de nuevos perfiles digitales. Solo con una visión consciente de la situación y una voluntad decidida se podrán canalizar los cambios organizacionales que las empresas van a requerir.

Decía anteriormente que la fortaleza de las personas digitales reside en que resuelven todo a través de los espacios de colaboración, y así es. Ahora son ellos los que como usuarios son más protagonistas que nunca. No necesitan que tu empresa les diga cuánto de maravilloso tiene tu producto o servicio, ya te lo dirán ellos cuando lo encuentren en la Red. Porque ellos forman parte de la comunidad que lo validará y participará de forma determinante en la toma de decisiones de los demás. Cuando alguien te compre algo, habrá verificado previamente lo que la Comunidad dice de ese producto o servicio. Y, por supuesto, si tu producto no está en la Red,  ya sea bueno o malo, será más difícil que lo encuentren. Es como si no existiese.

Alguien puede tener la tentación de pensar que las plataformas digitales, que trastocan el orden establecido en algunos sectores como el del transporte de viajeros, la hostelería, la restauración, la venta de segunda mano, etc.,  deben desaparecer por ilegales, alegales  o porque compiten deslealmente. Bueno, pues eso no parece que vaya a suceder. Podemos aspirar a regularlas  y a asegurarnos que esos modelos de negocio sean más transparentes y paguen impuestos, pero no se podrán cerrar porque cuentan con el apoyo de los usuarios. Nacerán una y otra vez porque son una necesidad que ya goza del beneplácito de la sociedad.

Las empresas que lo detectan, surgen para cubrir esa necesidad porque conocen perfectamente el comportamiento de este tipo de usuarios. Ya no se trata de “machacar” con tu producto para incrementar las ventas, sino de cubrir alguna de esas necesidades. De hecho, se dice que  no se trata de llevar Internet a tu empresa, sino tu empresa a Internet.

Tal y como apuntaba con anterioridad, desde la actividad empresarial habrá que preguntarse, sin prejuicios, cómo afecta todo esto al negocio, porque el cambio no ha hecho más que empezar. ¿Tenemos que seguir produciendo lo mismo y de la misma manera? ¿Cómo hemos de publicitarnos? ¿Somos capaces de previsualizar el nuevo escenario? ¿Estamos cada uno de nosotros preparados para gestionar este cambio? ¿Contamos con las personas adecuadas para llevar a cabo una transformación de estas características?

Es cierto que todos estos cambios se tienen que originar a ritmos digeribles por la sociedad pero ello no obsta para que se estén produciendo más deprisa de lo que imaginamos. Quizá no seamos conscientes de que se producen, porque penetran en la sociedad  de forma asimétrica, por capas,  pero lo cierto es que hay entornos donde ya se trabaja exclusivamente con la vista puesta en un  mundo donde personas y cosas estarán conectadas.

En definitiva, se trata de incorporarte a los colectivos que aceptan prematuramente la sistematización del cambio, aquellos que asumen que la zona de confort en la que ahora toca instalarse es la del cambio permanente.

Como prueba de este vertiginoso cambio en nuestro sector, pueden servir los siguientes ejemplos:

  • Se viene hablando desde hace cuatro o cinco años del grafeno como el material del futuro que iba o que va a cambiar el mundo. Ahora ya, sin que apenas se haya visto el grafeno, unos investigadores de la Universidad de Stanford  hablan  de un “súper material” llamado “estaneno” que, según dicen, mejora las expectativas del grafeno. Parece ser que en el terreno de los materiales se está produciendo una de las más importantes revoluciones que determinará el futuro de nuestros productos y sus funcionalidades. Los expertos opinan que los resultados de las investigaciones actuales invadirán lo cotidiano y serán visibles para la sociedad en aproximadamente una década.
  • La Universidad Nova de Lisboa ha patentado el chip de celulosa a partir de una bacteria que se obtiene del vinagre. Tan barato, natural y ecológico como eso. Este hallazgo proyecta revolucionar nuestra actividad con aplicaciones inéditas en la Industria Gráfica.

Además de este par de ejemplos, en la mente de todos están los avances en inteligencia artificial, los coches autónomos, los drones y sus múltiples aplicaciones, los adelantos en neurociencia, la biotecnología… Todas estas disciplinas estaban fuera del foco de la sociedad hace apenas diez años, o al menos apenas se oía nada acerca de ellas, salvo que uno tuviese una implicación directa o un interés específico en esas actividades.

En cualquier caso, vivimos tiempos de incertidumbre porque, aunque  los sistemas tienen tendencia a la evolución, los cambios ahora son muy evidentes. Encontraremos las respuestas que necesitamos porque el sistema es sabio y creativo y está capacitado para ello. Y al final, todo se ordenará y los integrantes del sistema, es decir, todos los seres humanos, encontraremos nuestro rol en el nuevo escenario. Esto va a ser así, con nuestra colaboración o sin ella, porque forma parte de los principios básicos que rigen el comportamiento de los sistemas.

Mientras tanto, me quedo con las palabras del profesor Ignacio Martínez de Mendizábal, que puso de manifiesto lo que la ciencia, ya desde Darwin, opina acerca de los modelos de competencia en la evolución de las especies y de los ecosistemas: desde el  razonamiento científico, dijo que sobreviven las especies que colaboran y se exterminan las que compiten. Visto así, sería indiscutible que las personas digitales han elegido un camino adecuado basado en la colaboración. Parece ser que la otra vía, tiene fecha de caducidad. En todo caso, que cada uno elija libremente por dónde quiere transitar pero, eso sí, también debe asumir conscientemente la responsabilidad de su decisión.

Autor: Jesús Alarcón, Secretario General neobis


tecnologías de impresión

6 tecnologías de impresión que rejuvenecerán la industria

El último análisis de Smithers Pira ha identificado seis desarrollos tecnológicos clave que impulsarán nuevos modelos de negocio y flujos de ingresos en los mercados mundiales de impresión 2016-2026. Con las novedades de tecnologías de impresión mostradas en la drupa 2016 el nuevo informe Smithers “Post-drupa Technology Forecast for Print and Printed Packaging to 2026” analiza estas novedades y las contextualiza dentro de un mercado de la impresión de que va a sufrir cambios profundos en la próxima década.

Las seis tendencias identificadas por el análisis de Smithers como las nuevas tecnologías de impresión son:

  • La llegada de más alta calidad, de alto rendimiento, las impresoras de inyección industrializadas fiables, capaces de manejar una gama cada vez más diversa de los sustratos.
  • La evolución de los sistemas de impresión litográfica altamente autónomos que permite un mayor rendimiento y reducción de costes laborales.
  • El reenfoque de muchos fabricantes para desarrollar soluciones de impresión para envases de tóner sobre todo y las opciones de inyección de tinta. Esto está siendo satisfecho por los lanzamientos de productos en los consumibles - tintas, barnices, papel y otros sustratos - para que coincida con este nuevo énfasis en los envases.
  • Un nuevo interés en una mayor gama de productos y procesos de embellecimiento de impresión, para añadir apariencia de lujo y mejores efectos táctiles para los productos impresos.
  • La evolución del software de flujo de trabajo más sofisticado que permite a los proveedores de servicios de impresión aceptar y gestionar los más numerosos y más cortos trabajos de tiradas que están caracterizando los mercados de impresión modernos, con una intervención mínima del operador.
  • La espera de una mayor comercialización de impresión funcional para la fabricación de aditivos funcionales (impresión 3D) y la electrónica de impresión.

En 2016 el negocio de impresión es bastante poco atractivo, puesto que una combinación de fuerzas actúa para reducir la rentabilidad general en un sector maduro que se aproxima a la competencia pura de los productos básicos en algunas zonas. La tecnología de impresión mostrada en la drupa 2016 dinamiza nuevos segmentos - dirigido por el embalaje y la impresión digital – que ayudarán al crecimiento anual de la industria de 4,6% en los próximos cinco años. Esto creará un mercado global de valores de 812 mil millones de dólares en 2021.

Según el autor del informe, Sean Smyth: "Las preferencias de los consumidores están cambiando y esto está causando agitación en muchos sectores de impresión. Los más afectados son huecograbado y offset de bobinas - comercial, periódicos, libros y prensas de papel continuo. Sólo flexo realmente está creciendo en la impresión analógica, y esto es gracias al embalaje. La impresión litográfica es en general bastante estable, con un crecimiento en el envase que se erosiona en la demanda comercial. Estas tendencias fueron repetidas en los expositores de la drupa que mostraron muchas nuevas soluciones de envases y etiquetas, tanto analógicas como (especialmente) digitales".

Las claves de las nuevas tecnologías de impresión

El análisis de Smithers muestra que mientras que en el año 2026 muchos formatos de impresión serán ampliados en comparación con 2016, las rutas al mercado y las tecnologías de impresión serán diferentes, con énfasis en la fabricación de los métodos de producción más eficientes, y la reducción de los impactos ambientales globales.

La comprensión del potencial de aplicación y el futuro lleno de nuevos equipos es vital para mantener la competitividad ya que el mercado de la impresión y las tecnologías de impresión se somete a un cambio profundo. Esto permitirá la mejora de muchos materiales impresos, haciéndolos más pertinentes y específicos para el consumidor, posicionándolos para competir con otros canales de medios emergentes.

El análisis estratégico en Post-drupa Tecnología pronóstico para impresión y embalaje impreso el año 2026 se basa en la participación integral de la drupa 2016, entrevistas en profundidad con los principales actores en la cadena de valor de impresión, incluidos los proveedores de maquinaria, materias primas y fabricantes de sustratos, tintas y pigmentos proveedores, consumibles proveedores, impresoras, tecnologías de impresión, editores y compradores de impresión. La investigación secundaria se basa en un amplio análisis de la literatura datos publicados y estadísticas comerciales.


tecnologías de impresión

6 tecnologías de impresión que rejuvenecerán la industria

El último análisis de Smithers Pira ha identificado seis desarrollos tecnológicos clave que impulsarán nuevos modelos de negocio y flujos de ingresos en los mercados mundiales de impresión 2016-2026. Con las novedades de tecnologías de impresión mostradas en la drupa 2016 el nuevo informe Smithers “Post-drupa Technology Forecast for Print and Printed Packaging to 2026” analiza estas novedades y las contextualiza dentro de un mercado de la impresión de que va a sufrir cambios profundos en la próxima década.

Las seis tendencias identificadas por el análisis de Smithers como las nuevas tecnologías de impresión son:

  • La llegada de más alta calidad, de alto rendimiento, las impresoras de inyección industrializadas fiables, capaces de manejar una gama cada vez más diversa de los sustratos.
  • La evolución de los sistemas de impresión litográfica altamente autónomos que permite un mayor rendimiento y reducción de costes laborales.
  • El reenfoque de muchos fabricantes para desarrollar soluciones de impresión para envases de tóner sobre todo y las opciones de inyección de tinta. Esto está siendo satisfecho por los lanzamientos de productos en los consumibles - tintas, barnices, papel y otros sustratos - para que coincida con este nuevo énfasis en los envases.
  • Un nuevo interés en una mayor gama de productos y procesos de embellecimiento de impresión, para añadir apariencia de lujo y mejores efectos táctiles para los productos impresos.
  • La evolución del software de flujo de trabajo más sofisticado que permite a los proveedores de servicios de impresión aceptar y gestionar los más numerosos y más cortos trabajos de tiradas que están caracterizando los mercados de impresión modernos, con una intervención mínima del operador.
  • La espera de una mayor comercialización de impresión funcional para la fabricación de aditivos funcionales (impresión 3D) y la electrónica de impresión.

En 2016 el negocio de impresión es bastante poco atractivo, puesto que una combinación de fuerzas actúa para reducir la rentabilidad general en un sector maduro que se aproxima a la competencia pura de los productos básicos en algunas zonas. La tecnología de impresión mostrada en la drupa 2016 dinamiza nuevos segmentos - dirigido por el embalaje y la impresión digital – que ayudarán al crecimiento anual de la industria de 4,6% en los próximos cinco años. Esto creará un mercado global de valores de 812 mil millones de dólares en 2021.

Según el autor del informe, Sean Smyth: "Las preferencias de los consumidores están cambiando y esto está causando agitación en muchos sectores de impresión. Los más afectados son huecograbado y offset de bobinas - comercial, periódicos, libros y prensas de papel continuo. Sólo flexo realmente está creciendo en la impresión analógica, y esto es gracias al embalaje. La impresión litográfica es en general bastante estable, con un crecimiento en el envase que se erosiona en la demanda comercial. Estas tendencias fueron repetidas en los expositores de la drupa que mostraron muchas nuevas soluciones de envases y etiquetas, tanto analógicas como (especialmente) digitales".

Las claves de las nuevas tecnologías de impresión

El análisis de Smithers muestra que mientras que en el año 2026 muchos formatos de impresión serán ampliados en comparación con 2016, las rutas al mercado y las tecnologías de impresión serán diferentes, con énfasis en la fabricación de los métodos de producción más eficientes, y la reducción de los impactos ambientales globales.

La comprensión del potencial de aplicación y el futuro lleno de nuevos equipos es vital para mantener la competitividad ya que el mercado de la impresión y las tecnologías de impresión se somete a un cambio profundo. Esto permitirá la mejora de muchos materiales impresos, haciéndolos más pertinentes y específicos para el consumidor, posicionándolos para competir con otros canales de medios emergentes.

El análisis estratégico en Post-drupa Tecnología pronóstico para impresión y embalaje impreso el año 2026 se basa en la participación integral de la drupa 2016, entrevistas en profundidad con los principales actores en la cadena de valor de impresión, incluidos los proveedores de maquinaria, materias primas y fabricantes de sustratos, tintas y pigmentos proveedores, consumibles proveedores, impresoras, tecnologías de impresión, editores y compradores de impresión. La investigación secundaria se basa en un amplio análisis de la literatura datos publicados y estadísticas comerciales.


ciberseguridad en la industria grafica

Jornada de CIBERSEGURIDAD en la Industria Gráfica

“Conforme avanza la tecnología, poseemos cada vez más aparatos conectados a Internet, lo que significa que tenemos una creciente capacidad para operar, comunicarnos y trabajar remotamente. Sin embargo, eso significa también que proporcionamos más oportunidades para explotar nuestras vulnerabilidades de robar, secuestrar o destruir información” Austin Berglas, responsable de ciberdefensa del FBI. Con este mensaje debería sobrar para llamar la atención de los empresarios del sector gráfico español sobre la importancia de la ciberseguridad en la Industria Gráfica en el siglo XXI, pero parece que hasta que no vemos de cerca el peligro no tomamos medidas.

Pues bien, en España la Industria Gráfica ya ha sido hackeada. neobis,  Asociación Gráfica de la Comunicación Gráfica, ha sido testigo de diferentes ataques cibernéticos a empresas del sector que van desde la suplantación de identidad de la web de la empresa, hasta el secuestro de información y la correspondiente solicitud de rescate. Y dichos ataques han ocurrido tanto en pymes como en compañías.

Ya que la mayoría de los expertos cree que la seguridad no está ni de lejos a la altura de la revolución en marcha, aunque siguen avanzando como si esto no fuese un problema y que aquellos que están mejor informados toman precauciones más intensas que el común de los mortales; neobis se ha puesto en contacto con el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) para organizar la primera Jornada de Ciberseguridad dirigida a la Industria Gráfica.

Jornada Ciberseguridad en la Industria Gráfica

Con la intención de informar y, sobre todo, de dar las claves para la protección de las empresas ante los ciberataques y cómo responder ante ellos, neobis e INCIBE organizan la jornada de CIBERSEGURIDAD en la Industria Gráfica el próximo 3 de noviembre a las 16:00 horas en la sede de CEOE, Diego de León 50 Madrid.

Jorge Chinea López, coordinador del área  de ciberseguridad de INCIBE será el encargado de liderar la ponencia el próximo 3 de noviembre.

Las inscripciones son 100% gratuitas y se pueden realizar de forma online a través del siguiente enlace http://bit.ly/2dFnCay


industria papelera

La industria papelera en datos

Ayer, 5 de julio,, Enrique Isidro y Carlos Reinoso, presidente y director general  respectivamente de ASPAPEL, citaron a un nutrido grupo de periodistas para dar a conocer los datos de la industria papelera española en 2015 además de actualizar la Memoria de Sostenibilidad del sector.

El ejercicio 2015 es el del inicio de la recuperación de la industria papelera, que ve por fin crecer la producción de papel, aunque lejos todavía de poder aprovechar el tirón de la demanda interna. El 2,6% de incremento en la producción de la industria papelera está aún muy por debajo del 5,6% de crecimiento del mercado interior, que se ha cubierto en buena parte con la importación, que registra un aumento de 2,3%. Las exportaciones de papel retroceden por la pérdida de la competitividad de la industria papelera derivada de la reforma energética y disminuyeron en 2015 el 4,1%.

Grafico produccion y consumo de papel y celulosa

El crecimiento en la industria papelera se hizo esperar hasta abril de 2015, pese a que el consumo interno había empezado a crecer ya en 2014. Todo hacía suponer que se produciría un importante despegue de la producción en el momento en que los mercados interiores y exteriores se reactivaran; pero el impacto en la competitividad del sector del incremento de los costes energéticos derivados de la reforma eléctrica retrasó y debilitó la recuperación.

Con respecto a la celulosa, el cierre de una planta a finales del año anterior supuso un descenso de la producción en 2015 de casi un 12%. Sin embargo, la producción de celulosa integrada, la producida para autoconsumo, se incrementó el 0,8%.

Con 16.320 empleos directos, 85.000 indirectos y 76 plantas de producción de celulosa y papel, la industria papelera facturó 4.156 millones de euros en 2015.

El consumo de papel, recuperación asimétrica

En el ejercicio 2015 se consolida la recuperación del consumo de papel iniciada ya el año anterior. Las 6.607.300 toneladas consumidas suponen un crecimiento del 5.6%, que dobla el crecimiento de 2014 y se sitúa muy por encima del incremento del PIB. Pese a este buen ritmo de recuperación, estamos lejos todavía del récord histórico de 7,9 millones de toneladas que se registró en 2006.

La recuperación es asimétrica para los distintos tipos de papeles de la industria papelera. Los mayores crecimientos los encontramos en papeles para embalajes, con un incremento del 8,2% en los papeles para cartón ondulado, del 6,8% en cartón estucado y del 9,3% en otros papeles para embalaje. El consumo de papeles para usos higiénicos y sanitarios crece también a un buen ritmo, 5,3%. Por el contrario, los papeles gráficos registran todavía un leve descenso del 0,1%.

 

Grafico consumo por tipos de papel

¿Qué necesita la industria papelera?

Los diversos factores de incertidumbre, generados no solo en España sino también en Europa y en el ámbito mundial, están dificultando la consolidación de una recuperación económica, todavía frágil.

La necesidad de promover la reindustrialización para reforzar la incipiente recuperación es en estos momentos objetivo prioritario en España y en Europa. Y la industria papelera española es el motor de una potente cadena de valor, de creación de empleo y riqueza. Desde las plantaciones forestales para papel, pasando por la fabricación de celulosa y papel y su transformación en una enorme variedad de productos papeleros, hasta su recogida y tratamiento para su reciclaje final en una fábrica papelera, la cadena de papel supone el 3% del PIB español.

“El reto fundamental ahora –explicó el presidente de ASPAPEL, Enrique Isidro- es la consolidación de esta incipiente y aún frágil recuperación. Para ello es necesario mejorar las condiciones de competitividad, crear un caldo de cultivo en el que pueda desarrollarse la actividad industrial. Y eso pasa por un precio competitivo de la energía para la industria, el desarrollo de infraestructuras y una regulación que permita mejorar la logística y el transporte, la defensa de los intereses de la industria española y europea en el marco de la política comercial de la UE y el estímulo a la I+D+i. Es imprescindible innovar en procesos para conseguir productos más competitivos”.


industria grafica española

La Industria Gráfica analizada por Kodak y Gay de Liébana

Con la idea de conocer la situación económica del sector gráfico en España, Kodak encargó a finales del pasado año al reconocido economista José María Gay de Liébana, Doctor en Ciencias Económicas, Doctor en Derecho y Profesor de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, llevar a cabo un análisis económico del sector de la impresión gráfica en España. Este estudio se ha presentado durante el pasado mes de enero en Barcelona, en las instalaciones de la Escola Algueró, y en Madrid en la Escuela Tajamar, con la asistencia en ambas ciudades de un nutrido grupo de profesionales del sector gráfico.

Renè Gentou, Kodak Iberia Business Director, dio la bienvenida a los asistentes y anunció que la jornada se completaría con un repaso a la oferta de productos para impresión digital y flexografía de Kodak. Por lo que al offset se refiere, dado que la audiencia era amplia conocedora de las soluciones CTP y las planchas de Kodak, emplazó a los asistentes a visitar Drupa donde se presentarán novedades al respecto.

En esta jornada también se proyectó un video sobre Kodak en el que se explicó que se trata de una compañía tecnológica, centrada en la imagen para los negocios, que está construyendo su patrimonio tecnológico para servir a la industria del packaging, a la impresión digital y a otros mercados consolidados de las artes gráficas y del entretenimiento.

A través de este video se mostró que Kodak cuenta en todo el mundo con 25.000 clientes en más de 150 países, y que se erige como un socio atractivo para aquellas empresas punteras que quieran diferenciar sus soluciones de las de la competencia. También se llevó a cabo un repaso pormenorizado sobre las más destacadas tecnologías de la empresa como las planchas sin procesado Sonora XP, las soluciones fotográficas NexPress, y las soluciones de inkjet y flexografía.

Tecnología Kodak Stream

Luis Virgos, Regional Sales Manager EISD Kodak Prosper S-Series, hizo un repaso a la evolución de la tecnología inkjet que surgió hace ya 50 años, comenzando con el continous inkjet y evolucionando hasta los años 90 con el desarrollo de rotativas inkjet, para llegar al 2007 a los equipos para entornos de transpromo. Un largo periodo de tiempo en el que Kodak ha aprovechado para invertir en I+D y desarrollar la tecnología Stream que ofrece resoluciones de hasta 600 puntos por pulgada.

Virgos explica que “la tecnología Stream ofrece la impresión inkjet más rápida del mercado con capacidad para dato variable. En 2010 Kodak presentó la primera rotativa inkjet y en 2012 se la dotó de mayor velocidad. Kodak ha sido el único proveedor capaz de incorporar elementos inkjet en rotativas, incorporando mejoras periódicamente, como por ejemplo en el ámbito del color. Todos estos desarrollos desembocaron en el lanzamiento de los equipos de impresión Prosper 6000”.

Con la tecnología Stream Kodak ha provocado un cambio en el mercado ya que con tan sólo un módulo de 10 cm se genera un millón de gotas por segundo y se puede imprimir 10 veces más rápido que con la tecnología drop on demand. Además, el gamut de color es hasta un 30% más alto y las tintas son base agua. Toda una serie de ventajas que, según Virgos, están llevando a Kodak a explorar en otros ámbitos de la comunicación gráfica como la cartelería, el cartón ondulado, las etiquetas y la impresión funcional. Precisamente en Drupa se podrán ver novedades a este respecto.

Luis Virgos también ofreció una visión del mercado del inkjet que supone alrededor de 65.000 millones de dólares con crecimientos anuales del 12%. Se trata de un mercado en el que predomina el uso de las tintas base agua ya que son más constantes y económicas, con más de 5000 instalaciones en el mundo, más de 200 rotativas inkjet instaladas y más de 90.000 millones de páginas impresas por año desde 2007 y más de 40.000 millones de páginas impresas con la tecnología Stream/Prosper.

Este experto en inkjet explicó que la forma de trabajar de Kodak es en base al conocimiento con los clientes desarrollando novedades en base a sus experiencias y necesidades. De ahí, explicó, que uno de sus partners tecnológicos sea Bobst. “Para integrar esta tecnología en sus equipos se han desarrollado cabezales Kodak Stream para cartonaje flexible. En mayo 2015, Bobst anunció la instalación de la primera prensa digital inkjet color para el mercado del embalaje en cartón ondulado utilizando tecnología Kodak Stream Inkjet”.

Ahora el objetivo de Kodak es ampliar el rango de las comunicaciones gráficas. Según Virgos, “la próxima generación Kodak Stream permitirá nuevas aplicaciones con sistemas de inyección de tinta, como un mayor rango de aplicaciones en el sector gráfico, impresión de etiquetas e impresión en packaging. En Drupa anunciaremos una nueva tecnología Stream que ofrece mayor velocidad de impresión, manteniendo la calidad, reduciendo costes y buscando otro tipo de aplicaciones. Será ideal para el mercado de fotos, etiquetas, gran formato, industrial y supondrá un complemento a la actual tecnología Stream”.

Virgos concluye diciendo que “este mercado tiene un valor diferencial a largo plazo con la tecnología Stream ya que la impresión inkjet es la más productiva del mundo, con una calidad de imagen inigualable y una amplia gama de sustratos / aplicaciones. Stream amplía las oportunidades de alto valor para los clientes ya que el continuo desarrollo de esta tecnología permite expandirse a otros segmentos, incluyendo las aplicaciones industriales”.

Flexografía

Gilles Corbé, Responsable de grandes cuentas de Kodak, Packaging, Kodak Iberia, realizó una breve presentación sobre el mercado de la flexografía. Explicó que surgió en 1890 pero que no fue hasta 1950 cuando se produjo un cambio en la industria de las tintas para flexo. En 1970 surgieron las primeras planchas de flexo a nivel industrial (fotopolímeros) y hoy en día el sector ya mueve 400 billones USD al año, y representa el 14% de las impresiones realizadas (excepto prensa) y el 65% del envase flexible.

Corbé constata que en el año 2008 Kodak irrumpe en la flexografía y hasta hoy han sido años de éxito, crecimiento y consolidación, con un reconocimiento que provoca una mejoría del sector en general. Kodak Flexcel NX se ha reconocido como un elemento de cambio en la industria y el futuro del flexo es positivo ya que se prevén crecimientos por encima del 3,4% al año hasta 2020 y más del 18% para los envases flexibles hasta el 2020, según informes de Smithers Pira.

Asistencia Tajamar Madrid

Reporte financiero

Tras la introducción de los expertos de Kodak llegó el turno de José María Gay De Liébana quien ofreció un reporte financiero del sector de las artes gráficas en el contexto económico actual entre los años 2010 y 2013. Gay De Liébana comenzó hablando del nuevo modelo económico en el que se va a necesitar menos personas en el proceso productivo ya que estamos en la era digital donde se rompe con el molde del papel.

Explicó que “el crecimiento de la economía española en el 2015 ha sido apoteósico con un crecimiento del PIB superior al 3% aunque la duda es de si esto va a ser sostenible. En comparación con otras economías europeas vemos que hay una serie de países pobres que han crecido por encima y en cambio otros más grandes han crecido por debajo. Lo cierto es que nuestra economía está a mucha distancia del resto de grandes economías europeas y lo peor es que se ha perdido peso en el sector de la exportación que es el que asegura la estabilidad”.

Según Gay De Liébana, “si se analizan los factores que han ayudado a la recuperación de la economía española figuran el abaratamiento del petróleo, la debilidad del euro, los bajos tipos de interés, el boom turístico, y los estímulos monetarios del Banco Central Europeo, pero la duda es cuál será el impacto de los planes de estímulo monetario del BCE, además de la falta de gobernabilidad en España y en sus Comunidades Autónomas. Hemos hecho cambios en el mercado económico que han afectado al mundo del trabajo. El valor de la ganadería, la pesca y la agricultura son mercados en los que no tenemos competencia, pero en cambio han caído en picado porque se ha apostado todo a la construcción y los servicios”.

Por lo que a las previsiones de crecimiento se refiere, este economista cifra que “a nivel mundial ha sido del 2,9%, lo que supone un buen dato. El gran actor ha sido EE.UU porque si va bien el resto va bien. En cambio, en la eurozona sólo se ha crecido un 1,7%. Esto demuestra que Europa se está muriendo y no se hace nada por cambiarlo. Es una Europa sin líderes, sin referencia, muy vulnerable, con un proceso de acogida de refugiados que no sabemos qué consecuencias va a tener. Es una Europa carente de ideales que tendría que rejuvenecerse”.

La importancia del PIB

Dice Gay de Liébana: “Si nos fijamos en el PIB en España en el 2014 estaba estancado y en el 2015 habrá un pequeño repunte, pero en comparación con otras economías europeas es ínfimo. El PIB de Italia es un 60% más que el de España, el de Francia es más del doble que el nuestro, y el de Alemania es casi tres veces más. El problema es que en España tenemos desequilibrios y no arrancamos por el problema del paro que alcanza el 22%. Además, está el déficit público entre 2008 y 2015 que alcanzó 650.000 millones de euros puesto que se ha gastado más de lo que se ha ingresado. La deuda pública es el 100% del PIB y la deuda privada es respetable. Por tanto, algo se está haciendo mal. A la economía le falta robustez”.

Si se desglosa el PIB se puede ver que la agricultura está bajo mínimos y la industria poco más. Gay de Liébana es de la opinión de que se ha hundido a la pequeña y mediana empresa y la deuda pública está al límite con el 100% del PIB. Las pensiones cuestan 135.000 millones de euros este año, lo que supone un coste brutal y un fondo de reserva que está en 34.000 millones con un déficit anual de 11.000 millones.

Sector gráfico

Al centrarse su análisis en el sector gráfico Gay de Liébana sentencia: “Podemos asegurar que ha sufrido mucho y que se ha encogido porque han desaparecido muchas empresas, ya que sólo han aguantado las más fuertes. Es un sector con mucho activo fijo y siempre invirtiendo. Ha habido una bajada de la deuda y se ha ido capitalizando. Otro detalle es que la deuda a corto plazo es mucho menor que el activo corriente”.

Según este economista, “las empresas gráficas invierten en activos funcionales. Si estableciéramos una comparación con las empresas del IBEX, exceptuando la banca, vemos que las del IBEX invierten en todo y están sobredimensionadas. Como los recursos propios son escasos necesitan recurrir a la deuda a largo plazo para cubrir los volúmenes de activo fijo, cosa que no se ve en el sector gráfico. Por tanto, el sector gráfico es más consistente que las empresas del IBEX 35. Es un sector sólido”.

A la hora de hacer un balance del sector gráfico Gay de Liébana explica que tiene inmovilizado material y dentro del activo corriente están las existencias y los deudores comerciales. El efectivo aguanta porque estamos hablando de un sector en el que los socios han ido capitalizando las empresas y han ido reduciendo la deuda a largo y corto plazo. En cuanto al endeudamiento hay un predominio de la deuda por encima de los recursos propios. En 2013 era de 1,19 que se ha ido reduciendo y acercándose al valor ideal del 2% mientras que las empresas del IBEX 35 tienen un gran endeudamiento del 37%”.

Para Gay de Liébana una cuestión importante es la falta de crédito del sector financiero, pero a pesar de eso es un sector solvente. El sector camina de una manera lenta pero segura. El activo corriente supera a la deuda a corto plazo. El sector va aguantando de forma solvente el peligro de la suspensión de pagos. En el sector se cumple la exigencia de ratio así que se encamina hacia una mejoría sostenible. Sin embargo, un problema importante es el cobro de las facturas. El cash flow ha mejorado en 2013 y aunque es bajo es mejor que el de las empresas del IBEX 35. El gran problema del sector es que había deuda, pero a pesar de ello en 2013 hay una recuperación que en el 2014 se mantiene y en el 2015 se confirma.

Gay de Liébana concluye fijándose en la reducción de las plantillas de las empresas que dice “no han sido a la ligera, ya que son empresas familiares que prefieren proteger al trabajador. La rentabilidad económica no es buena y la rentabilidad financiera es negativa pero la productividad económica indica que está bien. Estamos viviendo una mejoría de la productividad laboral, pero le faltaría un poco más de rotación. Las empresas del sector cuentan con una gran coherencia financiera y están mejor que las del IBEX 35”.

Tras esta presentación los asistentes pudieron manifestar sus dudas a este experto y departir con él y los representantes de Kodak en el cocktail que clausuró el evento. Tras el éxito de este formato, Kodak tiene previsto realizar periódicamente estudios económicos sobre el mercado gráfico para mostrar al sector cuál es la evolución del mismo, y así ayudar a las empresas a tomar las decisiones correctas en función de la situación económica actual.


Gran formato en impresión digital

Parece mentira que hace escasos años fuese inimaginable hablar al mismo tiempo del mercado de la impresión en gran formato y de la impresión digital. Que a día de hoy esto sea posible y que la impresión digital se haya convertido en la opción predilecta del mercado de gran formato es un claro ejemplo de la evolución tecnológica que vive nuestro sector. Tanto, que ya es raro encontrar una imprenta que trabaje con el gran formato que no tenga una impresora por inyección de tinta entre sus equipos.

Aunque los sistemas de impresión digital se han extendido considerablemente entre los fabricantes de expositores, los impresores serigráficos, los fabricantes de rótulos y, cada vez más, los impresores litográficos offset, eso no ha significado el abandono total de las técnicas de producción analógicas. Lo que ha aportado la impresión digital al gran formato ‒complementado por los avances en el software y los materiales disponibles‒ es versatilidad y flexibilidad a todos los segmentos de la industria en los que la revolución digital ha abierto las puertas a los tirajes cortos, la producción de ejemplares sueltos, las versiones y los datos variables. A estos aspectos, se les puede añadir las ventajas ecológicas de una técnica que no emplea sustancias químicas tradicionales, aparte de la reducción de las mermas y otros beneficios como la producción justo a tiempo y a demanda para marcas y clientes finales.

Ventajas prácticas de la impresión digital en gran formato

Desde el punto de vista práctico, la impresión digital o por inyección de tinta en gran formato tiene la ventaja de que permite ofrecer plazos de entrega más cortos, entornos de producción mejores, logística más sencilla y flujos de trabajo integrales más eficaces. Además, existen también consideraciones económicas ‒como la reducción de inventario‒ que han contribuido a impulsar la inyección de tinta.

Así, en las últimas dos décadas, ha evolucionado mucho el modo en que se producen las aplicaciones consideradas de gran formato. De hecho, este cambio ha provocado que las impresoras de entre 1 y 5 metros de ancho hayan pasado de ser máquinas especiales a ser equipos de uso normal. En este tiempo, los fabricantes han sido testigos de la transformación de los requisitos de los clientes, que cada vez son más diversos.

Nichos de mercado y segmentos especiales

Pese a que el negocio de la impresión en gran formato sigue creciendo, se observa que los impresores no solo sirven al mercado más convencional, sino que también están penetrando en nuevos nichos de mercado y segmentos especiales en los que la tecnología digital puede producir trabajos que antes no podían realizarse. Las posibilidades de experimentar con la inyección de tinta y materiales distintos se han simplificado porque la preparación y los cambios de trabajos son más rápidos, el proceso de preimpresión es más sencillo y la producción de tirajes cortos y ejemplares sueltos es viable.

Asimismo, los impresores deben competir no solo con otros proveedores, sino también con otras empresas que empiezan a invertir en la tecnología digital. Estos negocios han optado por especializarse en un nicho de mercado en vez de presentarse simplemente como un proveedor más y así evitar competir únicamente en precio, que es lo que hacen muchos.

Sin embargo, la demanda de impresoras por inyección de tinta en gran formato continúa aumentando en todo el espectro digital, ya que las empresas quieren producir con mayor calidad, velocidad y fiabilidad.

Velocidad frente a versatilidad

¿La velocidad es algo fundamental entre los usuarios de impresoras de gran formato? La respuesta a esta pregunta clave difiere según el modelo de negocio y el tipo de demanda. La versatilidad es una de las ventajas clave de la inyección de tinta, y la diversificación suele ser el factor principal para ampliar los márgenes de beneficio. Por lo tanto, tener un flujo de trabajo efectivo es tan importante como la velocidad de la impresora, así que la inversión debe calcularse en función del volumen de producción diario, la diversidad y la variabilidad del trabajo.

Sabemos que muchos de los clientes usan nuestras impresoras para producir diversas clases de impresiones y en soportes distintos para atender las necesidades de sus propios clientes y para amortizar al máximo la inversión. Una misma impresora sirve para producir desde material de PLV hasta gráficos para vehículos, pasando por pancartas, autoadhesivos, etiquetas, revestimientos de paredes y expositores,Richard Barrow, responsable sénior de productos de impresión de rótulos en gran formato, Epson Europe.

Mike Horsten, director de marketing de Mimaki para la región EMEA, coincide: “Creo que la llave del éxito es tener una oferta variada. Prácticamente ya no existen impresores especializados solo en un tipo de producción. Ofrecer varias clases de productos impresos es la manera de ofrecer servicios integrales.”

La creatividad del fabricante de expositores o rótulos no es lo único que determina su flexibilidad. Esta también es posible gracias a tecnologías desarrolladas para minimizar el tiempo de inactividad en los cambios de trabajo y a la capacidad de producir aplicaciones correctas a la primera. Cada minuto que una máquina está sin producir merma la rentabilidad de la empresa, de ahí que los equipos modernos tengan en cuenta estos aspectos en lo relativo a la funcionalidad y el rendimiento.

Ventajas del flujo de trabajo integral

Las ventajas no proceden únicamente del diseño y la fabricación de la impresora. Cada vez es más importante que el flujo de trabajo sea completo y eficaz, y que haya integración con fases posteriores como el acabado en entornos de producción completa, los sistemas de gestión y planificación de recursos empresariales y la compatibilidad con el formato JDF, elementos que contribuyen a la contabilidad.

“Es bastante fácil calcular en qué medida una empresa puede incrementar la producción y la rentabilidad si imprime más trabajos en una máquina más grande y rápida», señala Ken Hanulec, vicepresidente de la división de soluciones de inyección de tinta de EFI. Sin embargo, a veces a las empresas se les pasa por alto que también pueden obtener mejores resultados con un flujo de trabajo mejor, cuando en realidad es una manera de ganar competitividad que hay que tener muy en cuenta.”

“Para un gran impresor que tenga varias máquinas, el flujo de trabajo es vital para sobrevivir en el mercado. Sin un buen sistema de gestión o un flujo de trabajo automático, la cantidad de trabajo acaba ahogando a la empresa a largo plazo. No obstante, tener un flujo de trabajo perfecto no es tan importante en el caso de una empresa pequeña que conoce a todos sus clientes,” Mike Horsten, director de marketing, Mimaki para la región EMEA.

En el segmento del gran formato, las impresoras de cualquier gama son capaces de producir cada vez más aplicaciones; en este contexto, la eficacia adquiere mayor relevancia. “El flujo de trabajo determina la eficacia de nuestras máquinas”, afirma Barrow. “Trabajamos de forma muy estrecha con los proveedores de software para asegurarnos de que la interacción entre el flujo de trabajo y la impresora sea lo más perfecta posible.”

Imprimir bien y a la primera

Paul Adriaensen, Agfa, está de acuerdo en que un buen flujo de trabajo es básico en el entorno de impresión actual: “Una producción adecuada significa que la máquina imprima bien a la primera y siempre, trabajo tras trabajo. El flujo de trabajo automatiza los archivos de entrada y el procesamiento de datos, la gestión del color, la configuración de la impresora y del acabado para evitar retrasos en el proceso de producción.”

Hoy en día, los usuarios de impresoras de gran formato pueden proceder de cualquier ámbito: diseñadores, antiguos especialistas en composición o reprografía, impresores serigráficos, fabricantes de rótulos y otros profesionales de este segmento. Sean quienes sean, tienen algo en común: todos los encargos deben producirse con la calidad necesaria, a un precio aceptable y a tiempo. No obstante, todo proveedor de servicios de impresión debe fijarse en los beneficios, no solo en los costes de producción. Así lo resume Horsten: “Todavía hay empresas que no calculan el coste de todo el flujo de trabajo antes de añadirle el margen. Si contabilizaran los costes del negocio entero, sabrían cuál es la rentabilidad de verdad de cada encargo realizado.”

En el segmento del gran formato, el crecimiento depende de numerosos factores: la tecnología empleada por los equipos y su fiabilidad, los costes de explotación, la diversificación en materia de aplicaciones y el equilibrio entre el volumen y la versatilidad de producir tiradas cortas y ejemplares sueltos. Aun así, la flexibilidad está demostrando ser un factor clave en las inversiones futuras: una misma impresora puede producir los volúmenes adecuados en un abanico amplio de materiales y aplicaciones.

“La diversidad es una de las razones por las que a los clientes les gusta usar nuestras impresoras híbridas planas/rotativas. Muchos de ellos necesitan poder imprimir el máximo número posible de trabajos diferentes, desde expositores en cartón ondulado hasta pancartas tradicionales,” Ken Hanulec, vicepresidente de la división de soluciones de inyección de tinta, EFI.

Desde la drupa de 2012, las tecnologías de inyección de tinta no han dejado de avanzar, con lanzamientos de tintas nuevas y máquinas más rápidas que incluyen manejo automático del material, secado por leds y opciones de impresión y corte optimizadas. En el ámbito químico, se han presentado tintas acuosas de secado UV, persiste el reto de las fórmulas con látex y siguen disponibles las opciones de tintas acuosas, de base disolvente y de secado UV, que muchos impresores continúan usando en su día a día.

Autora: Sophie Matthews-Paul


El Club de Gráficos Eméritos visita la RAE

Las actividades del Club de Gráficos Eméritos tienen un fuerte componente cultural vinculado al mundo de la imprenta, la edición y  la comunicación, tal es el caso de las recientes visitas a colecciones y museos tales como el Museo Alzamora de  Olot, la Imprenta Municipal de Madrid, o el Museo Didáctico de Artes Gráficas en Arganda del Rey.

A las citadas visitas, se añade la efectuada a la Real Academia Española, el pasado mes de diciembre. Una actividad muy valorada por todos los asistentes, por dos motivos principales.

Desde una perspectiva profesional, por ser la industria gráfica la que ha hecho y hace posible que las obras literarias, ensayos o textos profesionales, lleguen a millones de lectores de forma eficiente y útil para la difusión de conocimiento y para la expansión de la cultura.

Por otro lado, la Real Academia Española significa, tanto en lo cultural y en lo social, un referente para todos y en especial para los impresores y los editores.

La Docta Casa puso en marcha un programa de visitas muy cuidado y de gran interés cultural, con motivo de los 300 años de su fundación.

La visita del Club de Gráficos Eméritos

La visita del Club de Gráficos Eméritos tuvo lugar el pasado 14 de diciembre de 2015. Fue de gran interés cultural y estético, estar en las distintas salas y bibliotecas, con las explicaciones de María Sánchez Paraíso, filóloga del departamento de Comunicación de la RAE, en un entorno de silencio, con todas las dependencias iluminadas, de las que pueden destacarse, el salón de plenos, el salón de actos, las dos bibliotecas de los legados de Dámaso Alonso y de Rodriguez-Moñino, todo lo cual permite hacerse una idea del lugar en que trabajan los académicos, en sus respectivas actividades.

Durante la visita, D. Augusto Jurado Muñoz de Cuerva, de la Junta Rectora del Club de Gráficos Eméritos y autor de muchos textos dedicados a la historia y a la cultura, entregó una de sus obras más conocidas, La imprenta: orígenes y evolución, a la atención del director de la Real Academia, D. Darío Villanueva.

El Club de Gráficos Eméritos, junto al interés y el estudio de la historia de la industria gráfica, presta también atención a los desarrollos de las tecnologías y de su futuro. En este sentido es destacable la labor de la Academia, por su esfuerzo en la digitalización de sus fondos, así como los convenios con primeras firmas de desarrollo de software, para aportar materiales a los diccionarios y bases de conocimiento de programas de uso global, en español.